fbpx Una mujer sufrió heridas al ser atacada por un perro – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Una mujer sufrió heridas al ser atacada por un perro

El hecho ocurrió en Avellaneda al 1400. La víctima salió a pasear con su mascota y un perro cruza con Pitbull le provocó mordeduras en brazo, antebrazo y mano. Fue llevada al Hospital por una persona que pasaba por el lugar.

El Eco

Una mujer sufrió heridas de consideración al ser atacada por un perro cruza con raza Pitbull, en el momento en que ella se disponía a dar un paseo junto a su mascota. El hecho ocurrió en Avellaneda al 1445, sitio donde vive la víctima Patricia Esponda.

Cerca de las 19 decidió salir, como habitualmente lo hace, acompañada de su pequeña mascota, un perro raza Pug. Fue en ese instante cuando la plácida caminata se transformó en una verdadera odisea, tras observar que un Pitbull que se encontraba suelto y sin su dueño cerca, se abalanzó para morder a la mascota, a la que alcanzó a lastimar, aunque la mayor parte del ataque la sufrió Esponda, quien se interpuso y recibió distintas mordeduras en su brazo derecho.

Vecinos del lugar al ver lo que estaba aconteciendo salieron en defensa de la mujer y señalaron al ser consultados por este Diario que “el perro estaba suelto y parecía imposible hacer que dejara de morder. Por suerte la mujer se mantuvo de pie mientras recibía el ataque y fueron varias las personas que intentaron que el perro dejara de morderla. Pasaron unos escasos segundos que parecieron eternos y cuando dejó de atacar ayudamos a la víctima, mientras que el perro desapareció”.

Teniendo en cuenta que es una avenida muy transitada, muchas fueron las personas que vieron lo ocurrido. Una de ellas, al ver a Esponda con mucha sangre del brazo lastimado decidió subirla a su vehículo y trasladarla al sector de guardia del Hospital Ramón Santamarina.

 

Heridas

La damnificada fue atendida de inmediato por el personal de emergencia del centro de salud pública. Tras ser suturada, uno de los profesionales comentó que “recibió mordidas grandes en brazo y antebrazo, pero no son profundas. También presenta algunas lastimaduras en su mano pero en ese sector como son heridas menores se dejó sin suturar ya que en la boca del perro hay distintas bacterias que podrían llegar a generar alguna infección, por lo que con las distintas curaciones cicatrizará. Se le recomendó que tome un antibiótico y que se aplique la vacuna antirrábica”.

Para una mayor atención a Patricia Esponda también se le realizaron distintas placas donde los profesionales descartaron que hubiese algún hueso fracturado.

Graciela Oca y Raúl Esponda, padres de la víctima, que estaban presentes en el centro asistencial y preocupados por la salud de su hija, le aconsejaron que formule la correspondiente denuncia en Bromatología, para que se pueda localizar al animal que andaba suelto y terminó atacando, para realizarle los estudios antirrábicos y conocer si pertenece o no a algún vecino de la zona.

Perro callejero

Graciela Oca, madre de la víctima, le dijo a este medio que “una vez que mi hija salió del Hospital fui hasta donde los vecinos dicen que suelen ver al animal, pero el lugar estaba cerrado. Según me comentaron se trataría de un perro callejero cruza con la raza Pitbull. Vamos a realizar la correspondiente denuncia a Bromatología para que se ocupen del caso y seguro que Patricia (Esponda) deberá realizar el tratamiento antirrábico”.

No es la primera que un perro de la calle muerde a una persona o se cruza provocando la caída de quienes andan en bicicleta o en moto. En la zona céntrica esa imagen se puede observar a diario, algo de lo que está al tanto Bromatología y Zoonosis local pero que parece resulta complejo de resolver.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • Ojo, en esa misma cuadra, a mitad de la misma, sobre los números pares, ay una casa con reja con dos perros cruza de pitbul que pretenden atacar a todo perro que pase. Es por eso que no voy con mi perro hace meses por ahí.
    Diría que casi todos los pitbull tienen dueño, que se ufanan de poseer esa peligrosísima raza. Existe una asociación entre la mentalidad del dueño y la de ese perro. Personas normales no los tienen.

Deja un comentario