fbpx Vecinos de Gardey se reunieron con autoridades para frenar las fumigaciones ilegales – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Vecinos de Gardey se reunieron con autoridades para frenar las fumigaciones ilegales

Un grupo de vecinos autoconvocados bajo el lema "Paren de fumigarnos" denunciaron diversas violaciones a la ordenanza municipal que regula el uso de agrotóxicos en el Partido. Desde la Dirección de Medioambiente se comprometieron a tomar cartas en el asunto y la Defensoría del Pueblo hará un seguimiento de la problemática.

El Eco

Los vecinos de Gardey autoconvocados bajo el lema “Paren de fumigarnos” realizaron la primera reunión informativa para abordar el tema de las fumigaciones ilegales en el pueblo. El encuentro, que resultó muy fructífero, contó con la participación del director de Medioambiente Municipal, Héctor Creparula; el delegado de Gardey, Edgardo Zubigaray; el director de Asuntos Agropecuarios del Municipio, Ignacio Diribarne; las titulares de la Defensoría del Pueblo, Paula Lafourcade y Mercedes Argeri; representantes de la Cooperativa Agrícola de Gardey y del Colegio de Ingenieros Agrónomos de la provincia de Buenos Aires, entre otros.

La instancia de diálogo fue pensada sobre cuatro ejes que preocupan sobremanera a los residentes de la localidad. Por un lado, las fumigaciones con agrotóxicos sobre terrenos pertenecientes al trazado urbano de Gardey –contrario a lo que dispone la ordenanza vigente- y olores emanados desde explotaciones aledañas, y la aplicación de estos pesticidas usados para desmalezar en espacios públicos como plazas, jardines, escuelas por parte del Estado municipal. Por otra parte, también se solicitaron respuestas en cuanto al tratamiento, circulación, estacionamiento y acopio de insumos agrotóxicos y equipos fumigadores (mosquitos). Además, se pidió que las autoridades competentes se encarguen de efectuar un relevamiento sanitario de la población.

Abordaje de la situación 

Según expusieron los vecinos, la iniciativa fue exitosa y lograron que se asumieran compromisos tendientes a resolver las cuestiones planteadas.

Pablo Orcajo, miembro de la comunidad de Gardey y uno de los impulsores del grupo autoconvocado, le contó a El Eco de Tandil que las autoridades aseguraron que próximamente van a realizar una inspección para anoticiar a los responsables de las transgresiones e instarlos a que se ajusten a la legislación actual.

Durante el encuentro, la Dirección de Medioambiente manifestó frente a una pregunta realizada por uno de los vecinos, que no puede entrar un fumigador ni limpio ni sucio al pueblo. Los residentes expusieron la presencia de tres fumigadores más aparte del ya denunciado en la localidad de Gardey, guardados a media cuadra de los hogares donde juegan niños y habitan personas.

Desde la comuna se comprometieron a constatar quiénes eran los propietarios de los mosquitos, los domicilios del equipo, entre otros datos, y tomar las medidas correspondientes. Creparula informó que sólo se puede fumigar a partir de los 300 metros de la zona urbana, por restricciones establecidas en la Ordenanza Municipal 12.316/2011 del Plan de Ordenamiento Territorial, normativa que no establece en este caso ninguna zona de amortiguamiento.

Frente a las denuncias de los ciudadanos por la utilización de agroquímicos para desmalezar espacios públicos, el titular de Medioambiente expresó su preocupación y manifestó que va a abocarse a averiguar sobre el tema junto a la delegación de Gardey para actuar de manera pertinente.

Asimismo, de acuerdo a lo que consta en actas, se requirió el relevamiento de los equipos de fumigación existentes en la localidad y que se tomen medidas concretas con el campo aledaño a la zona urbana que desarrolla tareas de fumigación violando la normativa municipal vigente.

Acciones de concientización 

Por otro lado, tanto los vecinos como la Defensoría del Pueblo, le solicitaron a los representantes del Gobierno comunal mayor difusión y capacitación en establecimientos escolares y educativos sobre la prohibición de fumigaciones y agroquímicos cercanos a zonas urbanas.

Los residentes pusieron el acento en la importancia de lograr que se lleven adelante acciones educativas para concientizar a la población, sobre todo a los niños y a los aplicadores, en cuestiones tan sensibles que impactan directamente en el entorno y  la calidad de vida de los vecinos.

“En estos días vamos a empezar a ver resultados y la Defensoría sería una especie de contralor para que esto se cumpla. Estamos contentos y agradecidos, queda todo en manos de la gente de Medioambiente y de la Defensoría del Pueblo”, señaló con esperanza Orcajo.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario