Vía Tac confirmó el traspaso de los 105 exempleados de Río Paraná y se comprometió a mejorar el servicio

Extrabajadores de Río Paraná recibieron ayer a autoridades de Vía Tac, pero no lograron un acuerdo, y analizarán hoy cómo continuar su reclamo.

El Eco

Representantes de Expreso Tigre Iguazú viajaron ayer a Tandil para reunirse con los extrabajadores de Río Paraná, tras la manifestación que realizaron este lunes en reclamo de certezas sobre su futuro laboral.

Los empresarios recogieron las demandas y se comprometieron a brindar hoy una solución. Uno de los puntos centrales del conflicto es el pago de los salarios adeudados, que aún no se logró resolver. El plantel aguardará hasta el mediodía y, de no obtener respuestas, iniciará un paro de actividades.

Las reuniones, que se dividieron por sector, comenzaron alrededor de las 11 y se extendieron hasta las 14. Por Expreso Tigre Iguazú, se hicieron presentes el representante Comercial, Germán Caressa; y el de Recursos Humanos, Fabián Rugnia. Junto a los trabajadores, participó además el ahora exsecretario general de la UTA, Gustavo Morales.

Fueron tres horas de tensas negociaciones, que finalmente no lograron destrabar el conflicto. Desde Expreso Tigre Iguazú, confirmaron el traspaso efectivo de “los 105 exempleados de planta” de Río Paraná, pero aclararon que no les corresponde abonar el dinero que aún resta cobrar, ya que la firma del convenio en el Ministerio de Trabajo de la Provincia se concretó el 28 de marzo y el pase del plantel se efectivizó el pasado martes 3.

Se comprometieron a pagar solo los haberes correspondientes a abril, independientemente si los empleados están o no prestando tareas en este momento. En calidad de “buen gesto”, además, la firma otorgó a cada uno de los trabajadores la suma de 15 mil pesos en efectivo.

Esto reavivó el malestar de los exempleados de Río Paraná, quienes insistieron en el pago de los salarios adeudados, como así también en que se les respete el dinero que percibían en concepto de viáticos. Ambas demandas, junto con otras, fueron recogidas por los representantes de Expreso Tigre Iguazú, quienes se comprometieron a elevarlas a los directivos y acercar hoy una solución.

Confianza

Por su parte, y tras analizarlo internamente, los trabajadores decidieron “darles un voto de confianza” y aguardar hasta el mediodía. De no obtener respuestas, anticiparon que iniciarán un paro de actividades.

Si bien el punto clave es la plata que se les adeuda, lo que quieren saber además es cuál será su futuro laboral, ya que muchos de ellos se encuentran sin tareas asignadas y desconocen cuáles serán sus próximas funciones.

Por lo pronto, desde la firma aseguraron que la idea es reubicarlos lo más rápido posible, como así también realizar mejoras generales en la calidad de la prestación que se les brinda a los usuarios.

Concretamente, manifestaron que “la empresa pretende proyectar y tener un servicio de excelencia” y, en ese rumbo, anticiparon que uno de los primeros pasos será reformar íntegramente la boletería de la Terminal de Omnibus, sobre lo cual ya se pondrían a trabajar en la tarde de ayer.

La continuidad del plantel

Al salir del encuentro, el responsable de Recursos Humanos, Fabián Rugnia, confirmó a El Eco de Tandil la continuidad de los 105 exempleados de Río Paraná, según lo que figura en la última acta firmada. “La empresa se compromete a abonarles los sueldos, trabajen o no. El mes de abril ya lo van a cobrar por Expreso Tigre Iguazú porque es un compromiso que se ha tomado ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia”, aseguró.

Seguidamente, ratificó que desde la firma se decidió pagarle a cada uno de los empleados 15 mil pesos “a cuenta de algo que estamos resolviendo ante los reclamos”, mientras analizan internamente de qué manera resolver la situación para “trabajar todos tranquilos”.

Por el momento, aclaró que “está faltando otorgar a la empresa algunas trazas provinciales y nacionales, y obviamente con las pocas que tenemos, sobra personal. Se está utilizando el poco personal que se necesita para afectar esas trazas, pero vamos a tratar de ocupar a todo el plantel. Y, el que no se ocupa, cobrará igual”.

Rugnia aclaró luego que solo fueron absorbidos los empleados de planta, dejando afuera a las personas que trabajaban en negro para Río Paraná. “Nosotros tenemos que respetar el contrato de trabajo que venían teniendo los 105 empleados que había en el listado del Ministerio de Trabajo”, afirmó.

Los viáticos

otro lado, consultado por el pago de viáticos -otro de los puntos centrales del reclamo de los trabajadores-, aseguró que iba a transmitir el tema a la central de Buenos Aires para definir de qué manera resolverlo.

De todos maneras, adelantó que junto al responsable del área Comercial se comprometieron a viajar a Tandil “bastante seguido para conversar” con los empleados.

Sobre la reunión que habían mantenido minutos antes, aclaró que se dio en el marco de un diálogo respetuoso, aunque “un poco duro”. Sin embargo, rescató que “lo más importante es que nos podamos escuchar y resolver en consecuencia”.

Para finalizar, Rugnia admitió que posiblemente desde la empresa faltó “un poco más de información” a los trabajadores, pero señaló que “eso es parte de estar acá, de brindar la información que necesitaban para que todos sepan cómo nos vamos a mover de acá en adelante”.

El reclamo

Por su parte, Humberto Ouvrard, uno de los choferes, contó que algunos de sus compañeros siguen sin cobrar aún febrero porque no han podido ir a Buenos Aires cuando fueron convocados. “El día 4 de abril vinieron y nos entregaron 15 mil pesos diciéndonos que era a cuenta de marzo. Hoy nos están diciendo que esos 15 mil pesos eran como una regalía de la empresa, porque marzo no nos van a pagar”, advirtió.

Aseguró que “todos queremos cobrar marzo. Ellos prometieron que nos iban a pagar todas las deudas de los choferes, de febrero y marzo. Y abril, los que no estamos trabajando y los chicos de administración y del taller, igual vamos a cobrar, pero el 4 de mayo”.

Criticó que la empresa “no sabe lo que van a hacer. A nosotros nos atendió un gerente, nos atendió el supuesto dueño de la empresa -un tal Sánchez-, que nos prometió y prometió, pero acá estamos, sin nada”.

“Ahora –contó- nos están pidiendo que esperemos hasta mañana, ver si nos van a pagar el mes de marzo. Se comprometieron a pagar abril. Dicen que la empresa Tigre Iguazú se hizo cargo a partir del 3 de abril, pero yo tengo acá firmado que fue a partir del 29 de marzo. Nos prometieron que a los que no estamos trabajando nos van a pagar el sueldo de abril, pero tenemos todavía marzo sin cobrar”.

“El problema es la plata”

Sobre la situación, Ouvrard sostuvo que “acá el problema es la plata porque la UTA paró a Río Paraná porque no pagaba y salimos a trabajar sin cobrar. A mí  particularmente Río Paraná no me debe nada, es decir, me debería marzo, pero me traspasaron a Tigre Iguazú. Entonces, con Río Paraná siempre cobré. Tenía hecha una cadena de vales y todo lo que me quieras decir, pero yo trabajaba 15 días corridos y ganaba 35 mil pesos y tenía otros 15 días para hacer otra cosa. Acá nada, ni el básico”.

Disconformes entonces con lo conversado, los trabajadores aguardarán hasta hoy al mediodía las novedades que surjan desde la empresa y, de no obtener una solución a los reclamos alzados, iniciarán un paro de actividades.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario