Victoria Zorraquín, fundadora de Educere, presentó su libro “Esperanza en la escuela”

Victoria Zorraquín, junto a alumnas, en la presentación de “Esperanza en la escuela”.

El Eco

Victoria Zorraquín, fundadora de Educere y actual directora de Escuelas Secundarias, Agrarias y Rurales del Ministerio de Agroindustria de la Nación, presentó en Tandil su libro “Esperanza en la escuela”. El acto tuvo lugar el último jueves, por la tarde, en Artemio.

En el mismo espacio, la ONG presentó el concurso “Recrear la escuela”, destinado a equipos de docentes de nivel primario y secundario de escuelas públicas de esta ciudad y de Rauch. Silvia Elena Santamarina, Soledad Gobbée y Claudia Libardi lanzaron la propuesta que busca poner en relieve las prácticas innovadoras en las aulas.

La obra trata de la historia de Silvina, Mona, Yago y su equipo de educadores, desde el punto de vista de una alumna y el de una madre que también es educadora. Silvina es una maestra como tantos cientos de maestras. Mona es directora. La voz de Esperanza, la alumna, expresa lo que no quieren volver a ver en las aulas, y también lo que sueñan y esperan que sea posible. Además, presenta capítulos teóricos que dan soporte al primer trabajo de la fundadora de Educere.

Durante la presentación la escritora Adriana Castorino y el profesor Adolfo Calá hicieron algunos comentarios sobre el libro. Además, se leyeron algunos fragmentos de la obra, que inspira a docentes y alumnos para asumir la responsabilidad de lograr una escuela mejor. Acompañada por colegas y amigos, la autora dejó interesantes conceptos y un llamado a la reflexión.

“Esperanza en la escuela nos atrapa, nos nutre y desde mi punto de vista, lo más importante, nos moviliza y eso es lo que Victoria propone para producir la transformación necesaria para la educación del siglo XXI, porque como ella nos dice, es un siglo del que ya pasó un 18 por ciento”, manifestó Adriana Castorino.

Por su parte, Adolfo Calá expresó que el libro es una suerte de homenaje para los profesores anónimos y resaltó que “es un fiel reflejo de lo que es Victoria, un torbellino de ideas, de cosas, de conceptos, de anécdotas, de entusiasmo, de energía, de voluntad, de investigación, de estudio, de reflexión, de experiencias y también, de provocación, que provoca seguir leyéndolo y buscar en el interior de uno la respuesta que puede dar a la problemática que se plantea”.

El público siguió con gran interés las exposiciones y el lanzamiento del libro de la fundadora de Educere.

“Es fácil
de lograr”

Antes de las palabras de la autora, alumnas leyeron algunos fragmentos del libro que transmite las experiencias de los chicos en el aula y el entusiasmo que les contagia su maestra, el personaje de Silvina. Por eso, Victoria Zorraquín destacó la importancia de los buenos profesores para despertar la vocación de ser maestro.

Además, la educadora sostuvo que el modelo de escuela que propone “es fácil de lograr. Lo que necesita son personas queriendo trabajar juntos, queriendo llevarse bien, queriendo articular”.

Victoria Zorraquín es licenciada, profesora y especialista en educación. Fundadora de la ONG Educere: Docentes por un Mañana, hace más de veinte años que se dedica a hablar acerca de la necesidad de recuperar el prestigio docente. Ha recorrido escuelas de todo tipo y condición en la Argentina y en el mundo. Actualmente se desempeña como directora de Escuelas Secundarias, Agrarias y Rurales, que depende del Ministerio de Agroindustria de la Nación. Su empeño apasionado brota en cada página de Esperanza en la Escuela, su primer libro.

La autora fundamenta la idea central del libro: la importancia de irradiar de los docentes. “Creo que en la Argentina hay una gran mayoría de estos docentes que tienen la capacidad de irradiar, pero que están ocultos por un sistema que nos apaga. Tenemos que encontrar esa manera de encender esa capacidad de irradiar de nuestros docentes. Pero esta capacidad no es innata, se aprende. Todos podemos aprender a enseñar. Pero para aprender hay que desear, y los docentes podemos provocar a nuestros alumnos para que ese deseo crezca. La responsabilidad de una escuela mejor es de todos”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario