fbpx Villa Italia, un popular barrio que hoy cumple 108 años y que no para de crecer – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Villa Italia, un popular barrio que hoy cumple 108 años y que no para de crecer

Calle Quintana es la arteria principal donde comercios históricos y de los nuevos reciben a quienes habitan y visitan el lugar. Los responsables de los negocios destacan la fidelidad de gente a la hora de hacer las compras en el barrio.

Rody Becchi

 

Villa Italia es un barrio que nació un 5 de marzo de 1911 y que hoy está cumpliendo 108 años, constituyéndose con el paso del tiempo en una “ciudad” dentro de Tandil, algo que enorgullece a sus vecinos.

Transitar por calle Quintana y observar la innumerable cantidad de comercios que hay en la actualidad habla por sí solo del crecimiento exponencial, sin perder la costumbre del barrio.

Años atrás la Sociedad de Fomento Unión y Progreso (Ver nota aparte) era junto con algunos comercios como Veterinaria Sappia, El Escocés, Bar Bocha, Heladería Palencia, Bisceglia o Panificadora Tandil, lugares que eran y en algunos casos lo siguen siendo, la referencia de un barrio que tenía en su arteria principal los principales comercios.

El panorama en la actualidad es mucho más completo y abarcativo para la gente que habita el lugar y lo que necesita para vivir. Solo faltaría un centro de salud para poder decir que al centenario barrio está completo.

En estos 108 años hay comercios históricos y otros que han llegado para instalarse y ofrecer sus productos. “El Escocés” es una empresa familiar que está pronto a cumplir 52 años de vida. Walter Alexander atendió a El Eco de Tandil y señaló que “mi padre fue el que nos contó la historia de lo que era Villa Italia y el crecimiento que tuvo Quintana”.

En cuanto al cambio estético que el Municipio le dio a dos cuadras de la calle principal señaló que “es lindo porque trajo mucha gente, se ha hecho bien comercial y está bueno porque empresas de otros sectores de la ciudad han venido a instalarse. Villa Italia pasó a ser un nuevo centro comercial junto con el de avenida Colón. Son lugares lindos, pintorescos como para que el turista recorra”.

Dentro de la historia de Villa Italia este comercio cuenta con la suya. “Mi papá era camionero y no pudo seguir por un problema de columna. Compró un kiosco que a su vez era peluquería y antes ese espacio fue la primera biblioteca de Unión y Progreso. La anécdota es el horario en que trabajaban junto con mi mamá, porque abrían de 6 de la mañana hasta las 2 de la mañana del otro día ya que agarraban los tres turnos que había en Metalúrgica Tandil. Además estaba en ese entonces el canje de revistas, Tony o D’Artagnan, cosa que se perdió”.

Aseveró que “papá nos dio la posibilidad de hacer una carrera universitaria o seguir con el emprendimiento familiar y decidimos continuarlo junto con mi hermano”.

Panificadora Tandil es otro de los lugares emblemáticos que la barriada disfruta. El negocio comienza cada día con la elaboración de panificados a las 3.30 para abrir al público a las 8. El actual responsable, Marcelo Vezzosi, contó que “esta panadería está desde la década del ’70, mi papá trabaja desde que se inauguró y luego nosotros en el año 1997 se la alquilamos a mis tíos”.

En cuanto a los cambios que tuvo el barrio indicó que “ha ido mejorando, Villa Italia prácticamente era de tierra, con poca luz artificial y había una pasada donde está el ferrocarril que lo he visto por fotos. Hoy es tremenda la transformación que tiene y como creció en cuanto habitantes”.

Sobre la gente sostuvo que “está pese a que es una época complicada en cuanto a lo financiero ya que se trabaja pero no rinde. En Villa Italia la gente es muy fiel con el comercio, es muy de barrio y le gusta el trato que se entabla entre cliente y comerciante”.

Por último sobre las mejoras realizadas por el Municipio detalló que “particularmente me gusta aunque funcionalmente quitó un poco de lugar para estacionar y entorpece el tránsito. Pero el problema no es que embellecieron Quintana, sucede que existe una sola calle que va desde Del Valle a la Ruta 226 y la cantidad de vehículos que hay es muy importante”.

 

Más comercios

 

Raúl Luján trabaja junto a su familia en el emprendimiento denominado “Rosetta”, y al ser consultado indicó que “con este comercio hace casi 30 años que estamos y en Villa Italia desde el año 2004. El barrio ha cambiado mucho, tiene su gente y hay de todo para que nadie tenga que moverse hasta el centro”. La queja fue para la nueva obra al decir que “quedamos casi sin estacionamiento y hemos visto pasar la ambulancia y no hay lugar para que los autos le den paso. Pero bueno es parte de las mejoras realizadas”.

Sostuvo que “tenemos una clientela que es muy del barrio, hay personas que hasta entran a saludar a mi madre de 76 años que está en la cocina. Es una empresa familiar donde junto a mis cuatro hermanos trabajamos en Villa Italia y en otra sucursal están mis hijos y mi señora”.

Otro comercio es el que tiene como titular a Sergio Peirano denominado “Mini Mercado El Paisa” quien aseveró que “al barrio lo veo muy bien, conformado por gente de trabajo que es muy fiel a los comercios que existen en esta zona”. Sobre las mejoras que se han realizado indicó que “no gustó como realizaron la rampa para personas con capacidades diferentes ya que los días de lluvias se acumula mucha agua en la esquina, de todas formas el lugar quedó vistoso e iluminado”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario