fbpx Voluntarios de los puestos de control denunciaron “beneficios” para ciertos Ingresos a la ciudad – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Voluntarios de los puestos de control denunciaron “beneficios” para ciertos Ingresos a la ciudad

Desde los puntos sanitarios se manifestaron cansados por ser desautorizados cuando dan la negativa a alguien que quiere ingresar incumpliendo el protocolo. Advirtieron que algunas personas sin permiso de circulación llaman a funcionarios para que los habiliten y pasan sin más. Desde el Municipio, puntualizaron sobre un caso y dieron a conocer el decreto que lo permitió.

Rody Becchi

A través de las redes sociales, personal voluntario de salud que se desempeña en los puestos sanitarios en las vías de ingreso y egreso de la ciudad denunció el paso de personas que no reúnen los requisitos para poder ingresar a Tandil.

El denunciante fue Pablo Montero, quien advirtió mediante su cuenta de Facebook sobre una situación que se vivió el domingo, alrededor de las, 15 cuando personas provenientes de Almirante Brown, distrito en Fase 1, quisieron avanzar por el control ubicado en Ruta 226 a la altura de La Vasconia.

Si bien los trabajadores de tránsito y salud dieron una respuesta negativa, Montero aseguró que el vehículo volvió a la hora. “Algún contacto funcionario los hizo pasar”, se quejó, resaltando que este tipo de acciones ponen en riesgo la salud de la población.

En este sentido, el tema tomó fuerza y otros voluntarios expusieron que no se trataría de un caso aislado, sino que ya ha ocurrido en otras oportunidades.

Contradicciones en la forma de proceder

Tal como explicaron desde la base ubicada en la zona de La Vasconia, tienen un protocolo que cumplir que se va actualizando de acuerdo a los pasos que va dando la pandemia por coronavirus en la ciudad y en el país.

“Hay lugares desde donde antes podían pasar y ahora no, y eso genera problemas porque no siempre la gente entiende”, manifestó Ariana Pérez, que es técnica superior en anestesia y voluntaria hace exactamente 94 días en los puestos de control de ingreso y egreso de la ciudad.

En el marco de la denuncia, ella ratificó lo que contó su compañero y añadió que experimentó cuestiones similares. Y en base a la normativa a seguir, admitió que no siempre pueden hacerla cumplir ya que “llegan órdenes de arriba” que la contradicen.

Con esto, explicó que va más allá del caso puntual anteriormente mencionado por Montero, sino que muchas veces sucede que se acercan personas que quieren entrar a la ciudad, pero al no tener domicilio en la misma, ni pertenecer a una actividad esencial, ni contar el con el permiso correspondiente, ellos inmediatamente deben rechazar esa posibilidad de ingresar.

La indicación es clara, tienen que retomar el camino de vuelta. Sin embargo, “al menos una vez por semana” ocurre que esos vehículos han asegurado tener permisos de algún funcionario político, por lo que simplemente esperan en la banquina unos minutos hasta hacer el llamado que oportuno. Así, el personal de tránsito y de sanidad recibe la orden de dejar pasar.

“Nos están pasando por arriba”

“Al estar Tandil en Fase 5 todo el mundo quiere venir”, indicó Pérez y explicó que en este momento la gente que ingresa lo hace por un motivo específico, ya sean turnos médicos o de bancos, o pertenecientes a actividades esenciales, pero en todos los casos se toman los datos y se hace el seguimiento para constatar la salida.

“Hay otros que remarcan que es ‘amiga de’, ‘sobrina de’ o ‘empleada de’ y tiene que pasar, pero viene sin ningún motivo, a pasear o hacer compras”, sostuvo, relacionando que son estos los casos donde suelen recibir el llamado de algún funcionario que finalmente da la orden de que avancen.

“El problema principal es que uno viene trabaja, pero con un llamado nos pasan por arriba”, remarcó, asegurando que incluso han pasado desde el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y no se les ha hecho seguimiento de que cumplan con la cuarentena obligatoria.

En su indignación, refirió tanto los voluntarios, como el personal policial y la gente de tránsito atraviesan todas las inclemencias climáticas para hacer cumplir el protocolo. Incluso, detalló y destacó el acompañamiento del director de Control Urbano Vehicular, Walter Villarruel, que se pone a la par de ellos hasta en los días de lluvia y toma temperatura y pide los permisos a los vehículos.

Su descargo apuntó fuertemente a la Secretaría de Protección Ciudadana, aunque no precisó nombres, pero también dijo que sucede con otros ámbitos. “Que vengan a mojarse y pasar frío por nosotros si van a decidir cómo tenemos que hacer las cosas, porque ellos están en una oficina calentitos”, sostuvo con irritación.

“Estamos cansados, porque cuando entra gente de afuera los culpables somos nosotros o los caminos alternativos no cerrados, pero es otra cosa la que está sucediendo”, insistió y reveló que hace falta personal. “Cada vez somos menos, trabajamos como podemos y con lo que tenemos”, dijo señalando con el dedo el único traje de agua con el que cuentan para compartir entre todos los días lluviosos.

A la espera del bono

Tal como se les había prometido, los voluntarios de salud que están trabajando en los puestos sanitarios de control todavía aguardan cobrar el bono incentivo. Se había hablado que lo percibirían a mes vencido y los trabajadores siguen llenando planillas, pero no tienen novedades.

Mientras tanto, ellos se ponen al frente de la barrera de seguridad que se formó con la intención de proteger a los ciudadanos. “Yo estoy hace 94 días, pero los chicos de Tránsito y Policía están hace más, pasamos calor, frío y lluvias”, detalló Ariana Pérez.

Además, indicó que con la novedad del bono se ha sumado gente, sin embargo siguen siendo pocos. Explicó que ella, como el resto de los voluntarios de salud, cumplen turnos de seis horas, mientras que personal policial y de tránsito debe cubrir entre 12 y 13 horas de labor.

El Municipio desmintió las versiones

A raíz de estas denuncias efectuadas por el personal que se desempeña en los puntos sanitarios de ingreso y egreso a la ciudad, principalmente trabajadores voluntarios, desde el Ejecutivo desmintieron que existan beneficios para permitir que entren personas que no cuentan con permiso de circulación.

“Puede suceder que a veces los voluntarios deban llamar a los funcionarios para saber cómo deben proceder en determinados casos y es porque desconocen la totalidad de los decretos y reglamentos”, explicaron desde la cúpula de la Municipalidad.

Además, sobre el caso puntual del ingreso de personas de Almirante Brown, informaron que se trató de cuatro tenistas profesionales que se acercaron a realizar una clínica deportiva con el entrenador Marcelo Gómez en Posta Natural, Apart Hotel.

De hecho, compartieron el decreto que autoriza dicha procedencia y aseguraron que todas las personas cumplirán con la cuarentena obligatoria en el predio.

El decreto

En el documento que avala el ingreso de cuatro personas provenientes del distrito en Fase 1, Almirante Brown, firmado el 27 de junio, el director General de Inspección y Habilitaciones, Javier Camgros, dispuso que a partir del día 28 de junio de 2020, y hasta el dictado de un nuevo acto administrativo, la reanudación de la habilitación del establecimiento denominado Posta Natural.
Según indica el acta, es “exclusivamente para el desarrollo de práctica profesional de tenis y alojamiento únicamente de quienes desarrollen la actividad mencionada en dicho lugar, respetando los lineamientos de trabajo descriptos en la presentación realizada por el mencionado establecimiento y la academia formativa de tenis ´Tandil Tenis’, los protocolos específicos y la declaración jurada de cada participante”.

Asimismo, se deja constancia de que para la realización de las actividades mencionadas deberá darse estricto cumplimiento a las recomendaciones elaboradas por el Sistema Integrado de Salud Pública (SISP).

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario