fbpx Ya se puede obtener el carnet de Manipulador de Alimentos a través de un curso virtual o presencial – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Ya se puede obtener el carnet de Manipulador de Alimentos a través de un curso virtual o presencial

La nueva normativa dispone que todas las personas que están en contacto con alimentos, en las diversas etapas de la cadena, deben contar con la autorización de la autoridad sanitaria competente. El único requisito para la habilitación será aprobar el curso de capacitación de Manipulación Segura de Alimentos. Beneficiará tanto a individuos como a 15 mil empresas alimenticias del país.

El director de Bromatología, Federico Sánchez Chopa.

El Eco

La Secretaría de Gobierno de Agroindustria informó la actualización del Código Alimentario Argentino (CAA) en lo referente al carnet de Manipulador de Alimentos, usualmente conocido como Libreta Sanitaria, en línea con las más modernas legislaciones de alimentos a nivel mundial.

Ya publicada en el Boletín Oficial, la Resolución Conjunta 12/2019 elaborada por las secretarías de Alimentos y Bioeconomía y de Regulación y Gestión Sanitaria de la cartera de Salud, sustituye el Artículo 21 del CAA y dispone que todas las personas que están en contacto con alimentos, en las diversas etapas de la cadena, deben contar con un carnet de Manipulador de Alimentos expedido por la autoridad sanitaria competente.

En este sentido, el secretario de Alimentos y Bioeconomía, Andrés Murchison, señaló que “la norma busca priorizar la capacitación del personal que manipula alimentos en las Pymes con un enfoque basado en la prevención de enfermedades transmitidas por alimentos”. Además, va a promover la transparencia de los datos a través de registros de manipuladores de alimentos capacitados y de capacitadores.

De esta manera se verán beneficiadas alrededor de 15.000 empresas alimenticias en todo el país, de las cuales el 98 por ciento son pymes, ahorrando costos de obtención y mejorando su competitividad a través del acceso al conocimiento. Ahora incluso, podrán hacerlo mediante cursos virtuales, que se incorporan como opciones para facilitar el acceso, acorde a los cambios en materia de simplificación y de desarrollo de nuevas tecnologías.

Ventajas y desventajas

En marzo pasado el director de Bromatología local, Federico Sánchez Chopa, participó de una reunión en la Unidad de Coordinación de Alimentos de Buenos Aires (UCAL) de Mar del Plata donde conversaron sobre los análisis referentes a los alimentos libre de TACC y la eliminación de los expedientes para la inscripción de productos. A partir de ahí también se habló sobre esta posibilidad de modificar el concepto de lo que era la Libreta Sanitaria, hoy carnet de Manipulador de Alimentos, profundizando sobre los estudios que hay que realizar para la obtención del mismo.

“Esto se está modificando porque, si luego de aprobar el curso de Manipulación Segura de Alimentos paso a la realización de examen en el Hospital y demuestro que no tengo un determinado tipo de enfermedad, no significa que no corra el riesgo de contraerla durante el tiempo de vigencia de la libreta, que en Tandil es de un año”, explicó.

En este sentido, indicó que el carnet que ahora están dando brinda una mayor celeridad para su obtención a modo de beneficio. Dentro de las ventajas de la nueva herramienta, Sánchez Chopa se refirió a la obligación de revalidar la credencial cada tres años, la opción de realizar el curso de Manipulación de manera online y el abaratamiento de costos que esta oportunidad a través de la web acarrearía.

Sin embargo, también enumeró algunas desventajas. Principalmente, al eliminarse el análisis podría haber alguna persona que padezca cierta enfermedad aerógena que no se vea reflejada en el proceso de manipulación de alimentos, con el riesgo potencial de enfermar al consumidor de su producto. En este punto, fundamentalmente se piensa en la tuberculosis, de la que hoy se está libre, pero con el movimiento de “antivacunas” podría llegar a pensarse en cierto riesgo de contagio.

Aunque no se ha aplicado en esta modificación, otra de las cuestiones que abordaron en aquel encuentro de Mar del Plata y que al director de Bromatología le pareció “por demás interesante”, es la posibilidad de contar con distintas categorías de carnet. “Esto sería importante, ya que no es lo mismo alguien que transporta alimentos empaquetados en un camión como quien cocina comida en un colegio, por ejemplo”, dijo. Entonces, el nivel de conocimiento que tienen que tener esas dos personas que manipulan productos es totalmente diferente; por lo tanto consideró que se debería hacer más énfasis en quienes los elaboran.

A raíz de este análisis es que surge la necesidad de trabajar en distintas categorías de credenciales, como de exigencias a la hora de obtenerlas.

Seguridad alimentaria y salida laboral

El titular de la Secretaría de Agroindustria de la Nación en Tandil, Sergio Rumbo, se manifestó conforme con la resolución y la calificó de ser “una medida importante”.

“La cuestión de democratizar el acceso a capacitación y normativas actuales que favorecen la simplificación de trámites y reducción de costos y tiempos es esencial en los escenarios que transitamos”, manifestó, asegurando que existe mucha gente interesada en esta herramienta para poder capacitarse teniendo como objetivo la formalización de un proyecto. En este sentido, indicó que el acceso al carnet podrá también contribuir a fortalecer la seguridad alimentaria de la población además de posibilitar un instrumento laboral.

“Como ejemplo podemos mostrar que el Municipio el mes pasado realizó este curso con una enorme cantidad de ciudadanos, permitiendo que accedieran algunos de ellos a trabajos en el rubro gastronómico”, reveló.

Por último, si bien todavía se presentan dudas a la hora de conocer cómo será su implementación, aseveró que en breve habrá novedades al respecto para sistematizarlo.

Los puntos relevantes                  

Vale destacar que hay cuatro aspectos de importancia dentro del marco de la medida. En este sentido, el primero de ellos informa que el único requisito para la obtención de la licencia será aprobar el Curso de Capacitación de Manipulación Segura de Alimentos que se podrá dictar de manera presencial o virtual, con una carga mínima de 7 horas.

Asimismo, el carnet tendrá vigencia por el plazo de tres años con validez en todo el territorio nacional. Además, se eliminaron los análisis médicos rutinarios en consonancia con las recomendaciones de la OMS que señala que éstos últimos son válidos para el momento en que son realizados pero que los resultados no son legítimos en el tiempo. A su vez, tendrán exención de realizar el curso, aunque no así la evaluación, de las personas con título terciario o universitario que acredite formación en manipulación de alimentos.

La unificación de criterios y exigencias utilizando herramientas de capacitación con estándares similares en todo el territorio argentino, aseguraron que servirá para homogenizar los diversos estándares existentes en la materia.

Cabe señalar que si bien la Resolución entró en vigencia a partir del día siguiente de su publicación, la Comisión Nacional de Alimentos en el Acta 127 acordó incorporar un plazo de adecuación a dicha modificación del Artículo 21 del CAA, referido al reemplazo de la “Libreta Sanitaria” por el “carnet de Manipulador de Alimentos”. Por ello en breve y habiéndose cumplidos todas las instancias obligatorias en el ámbito de la Comisión Nacional de Alimentos (Conal), las autoridades s competentes dispondrán de 365 corridos para organizarse y arbitrar los medios necesarios para adecuar los recursos económicos y humanos.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario