fbpx Detuvieron y acusaron de asesinato a un policía  que asfixió a un hombre esposado – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Detuvieron y acusaron de asesinato a un policía  que asfixió a un hombre esposado

Manifestantes incendiaron una comisaría abandonada en Minneapolis, en otro día de protestas contra el racismo en Estados Unidos.

El Eco

Luego de tres días de protestas violentas contra la discriminación racial, fue detenido y acusado de asesinato en tercer grado el policía Derek Chauvin, quien en lunes mató asfixiando con su rodilla a un hombre negro, George Floyd.

La víctima estaba esposada en el suelo y le rogó varias veces que aflojara la presión porque no podía respirar.

El comisionado del Departamento de Seguridad Pública de Minnesota, John Harrington, confirmó que Chauvin -que aparece en un vídeo arrodillado sobre el cuello de Floyd ante la mirada de otros tres agentes- quedó ahora bajo custodia.

El agente que trabajaba desde hace 19 años para la Policía de Minneapolis, donde participó de varias acciones violentas, fue destituido tras confirmarse la muerte de Floyd, según informaciones de la cadena CBS.

Los cargos que se presentaron en su contra son los de homicidio en tercer grado y homicidio imprudente, confirmaron la prensa local y la agencia EFE.

En un primer momento, los agentes aseguraron que Floyd se resistió a ser arrestado y sufrió un problema médico. Sin embargo, las imágenes de video obtenidas muestran a Floyd cooperando con la Policía, al menos en principio. En el vídeo se le escucha decir que no podía respirar mientras Chauvin mantenía su rodilla sobre su cuello durante varios minutos.

Los otros agentes, identificados como Tou Thao, Thomas Lane y J. Alexander Jueng, también fueron destituidos al día siguiente de la muerte de Floyd.

Su muerte es investigada por la oficina del fiscal general de Estados Unidos, la Policía Federal (FBI) del Minneapolis y la división de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, consignó Europa Press.

El jueves a la noche un grupo de manifestantes incendió la Comisaría Tercera de Minneapolis, que se había convertido en foco de las protestas y fue evacuada poco antes “en interés de la seguridad” del personal oficial.

Un video difundido por la cadena de noticias CNN mostró imágenes de los manifestantes entrando al edificio, mientras sonaban las alarmas de incendio y se activaban los rociadores para apagar el fuego.

 

Críticas de Trump

 

El presidente estadounidense, Donald Trump, fustigó la “falta total de liderazgo” en Minneapolis, en el norteño estado de Minnesota, y anunció el despliegue de la Guardia Nacional en la zona para contener la situación.

“La Guardia Nacional ha llegado a escena. Están en Minneapolis, completamente preparados”, avisó el presidente en su cuenta de Twitter.

El mandatario afirmó que Floyd “no habrá muerto en vano” en referencia a la investigación abierta a los agentes antes de advertirle a los responsables de los disturbios: “¡Respeten su memoria!”.

“Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que el Ejército estaba con él hasta el final. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando empieza el saqueo, empiezan los tiros”, escribió Trump en Twitter y calificó a los manifestantes de “matones”.

La empresa Twitter agregó una advertencia sobre el mensaje de Trump, por considerar que violó las reglas de la red social sobre “glorificación de la violencia”, aunque no lo borró.

Las protestas estallaron el martes, un día después de la muerte de Floyd, de 46 años, a manos del oficial Derek Chauvin.

El jueves a la mañana, a pedido del alcalde de Minneapolis, el gobernador Walz activó a la Guardia Nacional que, minutos después del incendio en la Comisaría Tercera, tuiteó que unos 500 soldados estaban desplegados en el área metropolitana de la ciudad.

 

Más tensión

 

Armados con rifles de asalto, los soldados bloquearon ayer a la mañana una calle cercana a una tienda de la cadena de grandes almacenes Target, que más temprano había sido dañada por saqueadores.

La Guardia Nacional dijo que el objetivo del despliegue era asegurarse de que los bomberos pudieran trabajar sin tener que enfrentarse con los manifestantes en caso de ser necesario.

Sin embargo, no hubo ningún esfuerzo por apagar el tercer incendio a la tienda.

Más temprano, decenas de negocios en la ciudad de St Paul y en Minneapolis cerraron sus puertas ante el temor a ser saqueadas, y Target anunció que cerraría una veintena de tiendas en el área.

Además, el sistema de tren ligero y todos los servicios de colectivos de Minneapolis cerraron hasta el domingo por seguridad.

En St. Paul, capital y segunda mayor ciudad del estado, la policía, armada con bastones y máscaras de gas, vigilaba la principal arteria comercial mientras los bomberos apagaban pequeños incendios.

La muerte de Floyd ha sacudido profundamente Minneapolis y ha provocado protestas en varias ciudades del país.

En Nueva York también hubo protestas pese a la prohibición de circular por el coronavirus, lo que llevó a confrontaciones con la policía.

En tanto en Denver, Colorado, y en Columbus, Ohio, los manifestantes bloquearon ayer el tráfico. Un día antes, hubo protestas en Los Ángeles y Memphis. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario