fbpx La OMS le reclamó a Europa que vuelva a imponer restricciones – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La OMS le reclamó a Europa que vuelva a imponer restricciones

La Organización Mundial de la Salud reclamó tomar medidas en Europa.

El Eco

Con poco más de cien mil nuevos contagios de coronavirus en el mundo y más de 1.500 muertes en las últimas 24 horas, la segunda ola de la enfermedad avanza sobre Europa sin dar tregua y los países vuelven tomar medidas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) contabilizó un total de 29.155.581 casos y 926.544 muertes en todo el mundo, cerca de 243 mil contagios y 4.500 fallecidos menos que los datos aportados por la universidad estadounidense Johns Hopkins, mientras la pandemia golpea fuertemente los sistemas sanitarios y las economías de los países afectados.

Asimismo, ya se contagiaron unos tres millones de trabajadores sanitarios, equivalentes a diez por ciento de todas las infecciones registradas en todo el mundo, según el Consejo Internacional de Enfermería (ICN, en inglés).

La OMS advirtió a Europa que llegó el momento de tomar decisiones sobre cómo abordar la pandemia, mientras los casos se disparan, acaba el verano y vuelven las clases, informó la agencia de noticias AFP.

Tras las restricciones impuestas a principios de año en el hemisferio norte, los países comenzaron a salir gradualmente de ellas de cara a la época estival.

Sin embargo, los cierres de fronteras y las limitaciones a la movilidad decretadas en todo el mundo provocaron la caída de un 65 por ciento de turistas durante el primer semestre y el desplome del turismo internacional redujo en 460 mil millones de dólares los ingresos del sector, según estimó la Organización Mundial del Turismo (OMT).

La debacle es generalizada en todas las regiones, aunque la más golpeada es la de Asia y el Pacífico (72 por ciento menos de llegadas de turistas), seguida de Europa (66), África y Oriente Medio (57) y América (55 por ciento).

 

En pleno verano

 

La OMS destacó también el fuerte impacto en la región mediterránea del sur de Europa (72 por ciento), con importantes destinos turísticos como España e Italia que se convirtieron en importantes focos de la pandemia.

Sin embargo, la pandemia no dio tregua durante el verano y los casos parecen haber repuntado en lo que expertos llaman una segunda ola.

El Reino Unido superó los tres mil casos diarios por tercer día consecutivo y -según la prensa local- las autoridades británicas estarían dispuestas a cerrar los pubs y los restaurantes desde las 21 y las 22, respectivamente.

Después de días de aumentos constantes en el número de contagios, las nuevas restricciones comenzaron a regir en Portugal, que ingresó en un nuevo estado de contingencia, con el regreso a las actividades laborales y el reinicio de las clases presenciales, al igual que Italia.

A partir de ayer, la venta de alcohol en estaciones de servicio quedó suspendida, mientras en el resto de los establecimientos solo se permitirá hasta las 20, ya que quedó prohibido el consumo en la vía pública.

Portugal suma 64.596 contagios por coronavirus y 1.871 muertes.

Funcionarios europeos observan con preocupación las señales de inicio de una posible segunda ola, por lo que la primera ministra de Dinamarca, Mette Fredeiksen, también anunció nuevas restricciones, entre las que se incluye el cierre de bares y restaurantes de Copenhague y alrededores antes de las 22.

Dinamarca, un país de 5,8 millones de habitantes, registró más de 300 nuevas infecciones en las últimas 24 horas por cuarto día consecutivo, cifras similares a las que tenía en su pico de casos, en abril, y suma un total de 21 mil positivos y 633 muertes.

Una medida similar a la danesa tomó el Gobierno irlandés, con el agregado de que, tras enfermarse esta tarde el ministro de Salud, Stephen Donnelly, todos los ministros debieron someterse a un confinamiento, lo que provocó la suspensión de la cámara baja del Parlamento irlandés.

La gravedad de la situación en Israel y la alerta por parte de los hospitales que temen no dar abasto para tratar a todos los pacientes, llevó al Gobierno de Benjamin Netanyahu a decretar un confinamiento nacional de tres semanas a partir de este viernes, una decisión que le costó la renuncia de su ministro de Vivienda.

Sin embargo, a tres de días de la puesta en vigor de las restricciones, el país registró casi cinco mil casos de coronavirus, un nuevo record desde el inicio de la pandemia.

Israel cuenta con más de 40 mil casos aún activos y 1.141 muertos, según los datos oficiales.

Mientras tanto, el continente americano sigue siendo el más golpeado. (Télam)

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario