fbpx Amenazas, tiroteos e incendios precedieron al crimen del barra – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Amenazas, tiroteos e incendios precedieron al crimen del barra

Marcelo “Coto” Medrano fue acribillado en Granadero Baigorria.

El Eco

Por el caso, el agente policial Gabriel Godoy, fue imputado con prisión preventiva como partícipe del crimen, ocurrido en el marco de una disputa por el mercado del comercio de drogas.

El asesinato a balazos del barrabrava de Newell’s Old Boys con antecedentes por narcotráfico Marcelo “Coto” Medrano estuvo precedido por tiroteos a una vivienda, el incendio de un camión y amenazas a una carnicería de una familia, uno de cuyos integrantes es el policía detenido.

Así lo señalaron fuentes de la investigación y recordaron que Medrano fue asesinado de 15 disparos el jueves 10 de septiembre en una estación de servicios YPF de Granadero Baigorria, localidad ubicada al norte de Rosario, donde el residía con su última pareja y un hijo pequeño.

Según la pesquisa, el móvil del crimen sería la disputa entre “Coto” y Daniel Godoy -actualmente prófugo- por el mercado del comercio de estupefacientes en el norte de Rosario, en Granadero Baigorria y otras localidades del Gran Rosario.

La investigación de los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada pudo establecer, a través de testimonios, mensajes telefónicos y otras pruebas, que el asesinato de Medrano estuvo precedido de varios enfrentamientos con los Godoy.

Según se desprendió del teléfono secuestrado al empleado policial Diego Godoy, hermano de narco prófugo Daniel y del también policía Gabriel, el 29 de julio se registró el incendio de un camión.

“Diego, Tené cuidado, no le digas nada a mami. Cuidá la casa porque me prendieron fuego el camión recién”, le escribió por WhatsApp Daniel a uno de sus hermanos policía.

Además, el 1 de agosto el frente de la vivienda ubicada en Calle 1 al 1600 de Fray Luis Beltrán fue tiroteado.

Allí vive con su esposa e hijas Gabriel Mario Godoy, quien al declarar por el hecho ante una Fiscalía señaló a “Marcelo ‘Coto’ Medrano como el organizar del dicho hecho de la balacera en la casa”, según consta en la causa.

De acuerdo al expediente, también hubo otro tiroteo, pero no fue denunciado y la familia Godoy señaló a “Coto” como el artífice de esos hechos violentos.

Unos minutos antes del crimen de Medrano, ocurrido a las 23.15 del jueves 10 de septiembre, una sobrina le avisó al policía Diego Godoy que su madre recibió una amenaza en el comercio familiar.

A las 22.53, a través de Whatsapp, la chica le transcribió a su tío el contenido del mensaje: “Rata tratá de salir de la cueva junto con tu hijo. Sacá los muebles de tu casa y pagá lo que debés, si no te quemamos a tu familia junto a tres hermanos. Te vi en tu casa. Y decinos dónde tenés los búnker”.

Lo recuperado por la policía del teléfono de Diego indicó que respondió con risas y “son unos payasos”.

 

El ataque

 

Las cámaras de la estación de servicios YPF de Eva Perón y avenida San Martín captaron a las 23.15 que una camioneta EcoSport se estacionó en forma paralela al Ford Fiesta en el que había llegado hasta allí Medrano con su pareja y su hijo.

Tres personas bajaron, una apuntó a la mujer y otra comenzó a disparar contra el barrabrava cuando salió del minishop para acercarse a su vehículo.

La mujer declaró que quien conducía la camioneta era el policía Gabriel Godoy y dijo que “siempre hubo enemistad y agresiones” entre su pareja y Daniel, el narco prófugo.

Las antenas de telefonía detectaron el móvil del efectivo en esa zona de Granadero Baigorria, aunque él declaró que había ido a esa ciudad a un cumpleaños y ofreció fotos de su coartada, indicaron voceros del caso.

La madre de Medrano también declaró que su hijo “tuvo problemas con Gabriel Godoy porque Marcelo se peleaba con el hermano de él, llamado Daniel Godoy”.

Un testigo de identidad reservada que declaró en el caso apuntó que “la familia Medrano estuvo siempre en disputa con los Godoy” y que “en una oportunidad en un procedimiento un policía de nombre Shefer embagayó a Mailén Flores”, la pareja de “Coto”.

El testigo agregó que “los Godoy coparon el mercado de drogas junto con Franganillo”, apellido que según los investigadores coincide con un exjefe de Drogas Peligrosas de la Policía, y apuntó además al hijo de un intendente del Gran Rosario como “amigo” de la familia.

Con la evidencia expuesta por los fiscales, el juez penal Nicolás Floppiani dio por acreditada en una audiencia realizada ayer la posible participación del policía Gabriel Godoy como “partícipe primario” del crimen del narcobarra, y le dictó prisión preventiva por 60 días. (Télam)

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario