fbpx Descubren una gigantografía en memoria de una joven víctima de femicidio en Azul – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
EN EL DIA DE LA NO VIOLENCIA

Descubren una gigantografía en memoria de una joven víctima de femicidio en Azul

Marcos Ponce está detenido por el femicidio de Elba Eliana Mendilaharzu.

El Eco

Una joven que murió en Azul luego de agonizar más de dos meses debido a los golpes que recibió al ser atacada presuntamente por su pareja, que está detenida, será recordada mañana con una gigantografía en el ingreso a la Municipalidad local.

El acto en homenaje a Elba Eliana Mendilaharzu (27) se llevará a cabo en la escalinata de ingreso al Palacio Municipal de Azul y asistirán el intendente de la ciudad, Hernán Bertellys y su gabinete, empleados municipales y familiares, amigos y vecinos de la víctima, quien era madre de cuatro niños.

“La gigantografía que donó el Sindicato de Municipales y el Gobierno municipal de Azul reza ‘Todas Somos Ely’ y es para recordar a mi hija que, como muchas mujeres, pasaron y pasan por situaciones de violencia de género o son asesinadas en ese contexto”, dijo a Télam la madre de Elba, María de los Ángeles Zárate.

Voceros del Centro de Asistencia a Víctimas y Acceso a Justicia (Cavaj) de Azul dijeron que el de Mendilaharzu es el primer femicidio cometido en esa la ciudad.

Por el crimen de Elba se encuentra con prisión preventiva su pareja de entonces, Marcos Ponce (34), quien según familiares de la víctima era muy agresivo con ella y aparentemente con otras mujeres, cuyos casos están aún bajo investigación,

Las fuentes aclararon que Mendilaharzu fue varias veces vista lastimada y golpeada por sus allegados, aunque ella negaba la violencia por parte de su pareja.

La fiscal a cargo de la causa, Karina Gennuso, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Azul, trabaja aún en la recolección de evidencia contra Ponce tanto por el femicidio como por presuntos hechos con otras víctimas, dijeron voceros judiciales.

 

Guerrera de la vida

 

“Vamos a recordar a mi hija como una gran guerrera de la vida. Ella amaba a sus cuatro hijos, que nos dejó para que sigamos pegada ella. La extrañamos mucho y vamos a ir hasta el final para el que femicida pague por su muerte fatal. Ella no debía morir así. Todas las mujeres de Azul la vamos a recordar”, expresó su madre.

Zárate contó que Ponce era “muy agresivo” con su hija, aunque “ella lo cubría porque pensaba que en algún momento iba a cambiar, pero no fue así”.

“Ella no contaba sobre sus ataques porque le tenía miedo, una torpeza que la llevó a su muerte. Ella dejó a cuatro soles con nosotros y nos va a iluminar desde el cielo todos los días hasta el de la sentencia del criminal. Este tipo no debe salir nunca más de la cárcel”, agregó.

 

El caso

 

El hecho ocurrió cerca de las 22 del domingo 16 de agosto último en una casa situada en Camilo Gay al mil, donde Elba convivía con el imputado y sus hijos.

De acuerdo a la pesquisa, ese día la pareja estuvo con amigos y parientes, con los que compartió un asado y bebidas alcohólicas.

En base a la acusación de la fiscal Gennuso, tras ese encuentro la mujer fue atacada en el interior de la habitación matrimonial de la vivienda en el marco de un episodio de “violencia de género y maltrato habitual” de parte del acusado, quien presuntamente la “agredió físicamente con intenciones de ocasionarle la muerte, tomándola de su cuerpo y haciéndola caer al piso, luego de lo cual le propinó al menos un golpe en la cabeza”.

A raíz del ataque, la víctima quedó tirada inconsciente entre la cama y la cuna del menor de los hijos que tenía con Ponce, de dos meses, tras lo cual fue llevada en ambulancia hasta el hospital municipal de Azul, donde fue asistida en la guardia y recobró el conocimiento.

Por insistencia de los acompañantes de la mujer, entre ellos del propio Ponce, y a pesar de que los médicos no estaban de acuerdo, Elba fue regresada a su casa la madrugada del lunes 17 en ambulancia, aunque horas después se volvió a descompensar y fue nuevamente internada en el hospital, donde quedó en grave estado.

En el marco de la pesquisa, y tras la declaración de un testigo presencial que dijo que Ponce había empujado y pateado a la víctima en la cabeza, la fiscal dispuso el arresto del hombre.

Tras la muerte de la mujer, el 28 de octubre pasado, la causa fue recaratulada como femicidio, un delito por el que Ponce, de ser hallado culpable, podría ser penado con prisión perpetua. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario