fbpx Miles de personas disfrutaron de un endiablado anticipo del carnaval en la capital jujeña – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Miles de personas disfrutaron de un endiablado anticipo del carnaval en la capital jujeña

Más de 200 disfrazados del popular diablo quebradeño de la alegría protagonizaron un anticipo de las singulares celebraciones carnestolendas que tienen lugar en febrero. El simulacro convocó en la capital provincial a miles de jujeños y turistas.

El Eco

 

El anticipo de los festejos se realizó en el predio abierto de la denominada Ciudad Cultural, donde por tercer año consecutivo la comparsa quebradeña “Los Alegres de Uquía” realizó un simulacro de su “desentierro del carnaval”, el cual incluye la aparición desde las alturas de los distintos disfrazados, que descienden a mezclarse y disfrutar entre la gente.

Ante una temperatura ideal de 24 grados en una jornada nublada, el simulacro se inició pasadas las 17, cuando los diablos hicieron estallar bombas de humo de distintos colores y aparecieron por una loma que hay en una de los extremos del predio, mientras que desde lo bajo la multitud ya se encontraba lista para festejar.

Con trajes de múltiples colores, la diablada desató la algarabía al ritmo de silbatos, bombos, platillos y trompetas, mientras se podía oír también, con fuerza, los cascabeles que forman parte del atuendo típico de los disfrazados entre el brillo de espejos y lentejuelas.

De la mano de los diablos, el aroma a albahaca también copó el predio, hierba aromática que forma parte de la mística de las tradiciones norteñas, y que no puede faltar en los festejos carnestolendos junto a la serpentina, el talco y la espuma.

Los ritmos norteños y el clásico carnavalito no se hicieron esperar y fueron marcando el lento descenso de los diablos, que bailaban desde lo alto motivando a los presentes a celebrar.

Respetando la tradición, el simulacro incluyó el habitual ritual de pedido de permiso y agradecimiento a la pachamama y finalmente un recorrido de los diablos por el predio, imitando el que se realiza durante carnaval por las callecitas de cada poblado de la Quebrada de Humahuaca.

El presidente la agrupación, Waldo Mendoza, contó a Télam que el grupo de disfrazados “está compuesto por familias enteras, desde un disfrazadito de 2 años hasta un abuelo”, con la particularidad de que “casi un 50 por ciento son mujeres”.

Agregó que “en muchos casos se trata de gente del pueblo -el cual no supera los 1000 habitantes- que tuvo que migrar para estudiar o trabajar, pero que regresa en verano, y en especial en carnaval, y se disfraza con mucho entusiasmo”.

Finalmente, valoró que la comparsa tiene vida desde 1942 y que hace más de 20 años realiza el simulacro en la capital provincial, siendo el tercero que celebra en el predio de Ciudad Cultural, lo cual hace que “cada año sea más grande la cantidad de gente que se suma a participar y luego se llega hasta el pueblo”.

“Estamos muy contentos porque traemos la alegría de lo que es el Norte, y en especial Uquía, a la capital provincial, en un evento abierto para toda la familia”, concluyó Mendoza, al celebrar que un año más se convoque una gran multitud a disfrutar de las tradiciones de la comparsa.

De manera singular en la Quebrada y en el día del “desentierro del carnaval”, la “bajada de los diablos de Uquía” se reedita cada año en el poblado del mismo nombre, situado a unos 116 kilómetros al norte de San Salvador de Jujuy, cerca de la ciudad de Humahuaca.

Más de 400 personas integran la diablada de la comparsa, quienes se disfrazan y descienden de un cerro blanco ubicado en los alrededores del poblado, lo que genera una imponente y colorida postal de la que llegan a disfrutar miles de visitantes. (Télam).

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario