fbpx Un policía irá a juicio por jurados por el crimen de un músico ocurrido en 2019 – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Un policía irá a juicio por jurados por el crimen de un músico ocurrido en 2019

El oficial Rodrigo César Exequiel Canstatt, será juzgado por el delito de "homicidio agravado por ser miembro de la fuerza de seguridad pública y por el uso de arma de fuego" en perjuicio de Cagliero.

El Eco

 

Un efectivo de la Policía de la provincia de Buenos Aires será sometido a un juicio por jurados como el presunto autor del crimen del músico Diego Cagliero, muerto de un balazo durante una persecución ocurrida el año pasado en la localidad bonaerense de Martín Coronado, partido de Tres de Febrero.

Se trata del oficial Rodrigo César Exequiel Canstatt (26), quien será juzgado por el delito de “homicidio agravado por ser miembro de la fuerza de seguridad pública y por el uso de arma de fuego” en perjuicio de Cagliero (30).

Además, otro efectivo compañero de Canstatt e identificado como el subinspector Sergio Darío Montenegro (34) será sometido el mismo juicio pero por la “tentativa de homicidio agravado” de Mauro Tedesco, uno de los jóvenes que acompañaban al músico en una camioneta que fue perseguida por varios móviles policiales.

“Va a ser un juicio duro porque la defensa va a usar la estrategia de que los policías siempre sostuvieron que los jóvenes estaban armados. Esa cuestión fue desacreditada totalmente. Vamos a tener que convencer a doce jurados sobre el homicidio para conseguir la perpetua”, dijo a Télam el abogado de la familia Cagliero, Fernando Sicilia.

Según el letrado, los defensores buscarán probar que hubo “legítima defensa” aunque para él se acreditará que “a Diego lo mataron en un claro hecho de gatillo fácil”.

Fuentes judiciales informaron a Télam que en los últimos días, el juez de Garantías de San Martín, Mariano Grammático, aceptó el pedido de elevación a juicio de las fiscales María Fernanda Billone y Gabriela Disnan.

El debate, cuya fecha de inicio aun no fue fijada, será realizado con jurados populares, dijeron los informantes.

Durante la investigación penal preparatoria, las fiscales determinaron que el 19 de mayo de 2019, los efectivos Canstatt y Montenegro, actualmente detenidos y separados de la fuerza, dispararon contra una camioneta con el logro de la empresa AYSA en el que iban a bordo ocho jóvenes.

De acuerdo a la pesquisa, ese día, este grupo de amigos llegó en esa camioneta al supermercado “Día” ubicado en Perón al 7300, de Martín Coronado, partido de Tres de Febrero, donde seis de ellos tomaron hamburguesas y bebidas alcohólicas y se quisieron ir sin pagar.

Esto generó en la vereda del local una discusión con el personal de seguridad del comercio, por lo que los jóvenes descartaron parte de la mercadería pero se llevaron el alcohol, según consta en la causa.

En ese sentido, un vigilador declaró que uno de los jóvenes le dijo “ojo que te pego un tiro”, aunque en ningún momento ninguno de los sospechosos exhibió un arma de fuego.

Desde el supermercado alertaron de lo ocurrido al 911, por lo que se montó un operativo cerrojo y una persecución que terminó cuando varios patrulleros de la comisaría Quita de Eufrasio Álvarez y del Comando de Patrullas local interceptaron la camioneta a unas 17 cuadras, en la esquina de Campo de Mayo y avenida Márquez.

Los policías aseguraron que escucharon disparos y por ello repelieron la agresión a los tiros, uno de los cuales dio en el pecho a Cagliero, quien murió en el lugar.

“El dominio y conocimiento que se le exige a un miembro de la fuerza, excede al de cualquier ciudadano común, no resultando prudente el accionar llevado a cabo por el imputado -Canstatt-“, sostuvo el juez Grammático en su escrito, al que Télam tuvo acceso.

Para el magistrado, “Canstatt actuó con conocimiento y previsión del resultado que su accionar podía provocar en los ocupantes del rodado, causando finalmente el lamentable resultado que se le atribuye”.

A su vez, la fiscalía determinó a través de una serie de peritajes que ese primer disparo que describieron los efectivos imputados no fue efectuado por los ocupantes de la camioneta sino por otro policía que estaba del otro lado del vehículo, en medio de la persecución.

“Según esos peritajes, Canstatt efectuó diez disparos y uno de ellos dio en el tórax de Diego, mientras que Montenegro disparó tres veces e hirió a Mauro”, recordó Sicilia.

En tanto, el expediente fue desdoblado en dos ya que por un lado se investiga el homicidio de Cagliero y por el otro el “robo agravado por haber sido cometido en poblado y en banda”, hecho por el cual quedó detenido un joven con antecedentes penales. (Télam).

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario