fbpx Allanaron un estudio de Alem al 400, usado como domicilio fiscal en una causa por facturas apócrifas – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Allanaron un estudio de Alem al 400, usado como domicilio fiscal en una causa por facturas apócrifas

El procedimiento se desarrolló ayer por la mañana en el estudio Zubeldía, en el marco de una causa que se tramita en Capital Federal. Trabajó personal de Gendarmería y de AFIP. La investigación apunta al accionar de un grupo de personas que estaría encargado de generar facturas apócrifas en perjuicio del fisco. “Y consignaban el domicilio fiscal en Alem 431, donde se ubica el estudio jurídico”, se aclaró desde el buffet de abogados.

El Eco

Ayer por la mañana efectivos del área vinculada a delitos económicos de Gendarmería Nacional y personal de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) desplegaron un allanamiento en las instalaciones donde funciona el estudio jurídico Zubeldía, en Alem al 400, en el marco de una causa que se tramita en Capital Federal sobre presuntas estafas al fisco con facturas apócrifas.

La medida fue autorizada por un juzgado Criminal y Correccional de Delitos Penales Económicos porteño, con miras a obtener información vinculada a ocho personas que estarían involucradas en la maniobra. La vinculación sería a partir del domicilio fiscal señalado por los sospechosos, concretamente en Alem 431, razón por la cual se focalizó allí la tarea. “No son clientes”, aclararon.

El procedimiento comenzó ayer a las 10 y se extendió hasta las 14. Durante cuatro horas, el personal afectado buscó en los archivos digitales y de papel que tiene el estudio, que facilitó el acceso a todos los sistemas, con resultados negativos ya que “no se secuestró nada”.

Se sospecha la modalidad delictiva apuntaría a dar de alta por AFIP a determinadas personas, a las que les genera una actividad económica para la distribución de facturas que “son vendidas para desgravar ganancias en perjuicio del fisco”.

Pese al hermetismo con que se manejó el procedimiento, más puntualmente sobre las razones, trascendió que se habían dispuesto allanamientos en distintos lugares pero no se precisó si eran en Tandil. No obstante, el estudio jurídico habría sido el único lugar donde se llevó a cabo el despliegue de la fuerza federal en la ciudad.

 

El procedimiento

El diálogo con el ciclo radial “No hay dos sin tres” (104.1 Tandil FM), el abogado Martín Zubeldía transmitió su sorpresa frente a la movilización que tuvo su estudio en el transcurso de la mañana de ayer por el procedimiento que se llevó a cabo el marco de una causa que investiga el accionar de un grupo de personas respecto de una presunta evasión fiscal.

De acuerdo a la poca información obtenida, dado que aún se encuentra en plena etapa de instrucción, el letrado transmitió que los integrantes de esta asociación ilícita estarían encargados de generar facturas apócrifas en perjuicio del fisco. “Y consignaban el domicilio fiscal en Alem 431, donde se ubica el estudio jurídico”, explicó.

Sobre el allanamiento describió que a las 10 irrumpió Gendarmería en el estudio junto con personal de la Administración Federal de Ingresos Públicos, que presentó una orden de allanamiento.

La investigación generó que un juzgado de Buenos Aires disponga el allanamiento “y nos impusieran de la manda” con el objetivo de buscar información en papel y digital respecto de nombres de personas que “no tienen ninguna vinculación con el estudio”.

Con la obligación de preservar el secreto de sumario y de la investigación, fue poca la información que se brindó. De cualquier modo Zubeldía indicó que “en la orden de allanamiento citaba ocho nombres, que por esa misma razón no podemos revelarlos, y buscaron en todas las computadoras del estudio y en la base de datos en soporte papel esos nombres y el resultado fue negativo”.

“No teníamos nada que esconder. Les explicamos cómo tenemos la documentación, buscaron pero encontraron nada. No secuestraron nada ni labraron ningún acta”, resaltó.

Aclaró entre las personas citadas no apareció “ningún funcionario público” vinculados a las causas por presuntas coimas en la obra pública. “Era gente desconocida”, ratificó.

El allanamiento se desarrolló con la “mayor cordialidad y amabilidad” por parte de los efectivos a cargo, mientras que desde el estudio se mostraron colaborativos en todo momento.

Para finalizar el abogado agradeció y reconoció al personal que trabajó, de AFIP y Gendarmería, que actuó con “mucha seriedad y profesionalismo”, con soporte local del organismo nacional.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario