fbpx Asesinaron a un hombre en su casa de La Movediza y a las pocas horas detuvieron al presunto autor – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Asesinaron a un hombre en su casa de La Movediza y a las pocas horas detuvieron al presunto autor

El hecho ocurrió este viernes por la noche en Chubut al 2000, casi Azucena. Un hombre de 73 años fue hallado por su nieta en el interior de la vivienda. Ayer, la policía realizó cuatro allanamientos y secuestró elementos de interés para la causa. Una persona de 32 años quedó detenida por el delito de “Homicidio en ocasión de robo”.

Rody Becchi

A dos meses del caso ocurrido en Azucena al 2200, el crimen de un hombre de 73 años a causa de una agresión durante un robo en su domicilio de Chubut al 2000 volvió a generar alarma entre los vecinos de La Movediza.

El hecho se desencadenó en el interior de la vivienda ubicada a pocos metros de la esquina de Azucena y la víctima fue identificada como Roberto Rafael Molina (73), quien recibió un fuerte golpe en la cabeza que le produjo el deceso horas después.

El hombre fue encontrado por su nieta tendido sobre la cama. Visiblemente herido, relató quiénes serían los responsables del ataque.

Junto a los testimonios de vecinos y familiares, los investigadores pudieron dar con un grupo de sospechosos que solía frecuentar a Molina en su vivienda.

Así, solicitaron las correspondientes órdenes de allanamiento en cuatro domicilios, que se hicieron efectivas en el transcurso de la jornada de ayer.

Como resultado, en uno de los procedimientos se secuestraron elementos con valor probatorio y parte del dinero que sería de la jubilación del atacado. Y por el hecho quedó detenido Edgar Marcelo Carabajal (32).

El imputado permanece alojado en los calabozos de la comisaria Primera a disposición de la Justicia por el delito de “Homicidio en ocasión de robo”, con intervención de la UFI 3, a cargo del doctor Luis Humberto Piotti.

Para hoy está previsto su traslado hacia la sede judicial para prestar declaración indagatoria y desde allí se definirá su situación procesal.

El deceso de Molina se produjo en el centro asistencial público y la autopsia determinó que fue a causa de un traumatismo de cráneo.

Allanamientos y arresto

En el marco de la instrucción penal preparatoria caratulada “Homicidio en ocasión de robo”, las diligencias apuntaron a profundizar lo señalado por la víctima sobre sobre quiénes serían los presuntos responsables de la agresión.

En ese contexto, la pesquisa logró determinar que la víctima tenía trato con algunas personas que lo visitaban con frecuencia.

Con esa información, se redujo el número a cuatro (tres hombres y una mujer) y se solicitó el allanamiento en los domicilios de San Martín al 1300, en Pio XII al 1700, en Los Rosales al 1900; y en Los Tulipanes al 2200.

Los procedimientos tuvieron resultados positivos. Según informó la policía, se incautaron 6.500 pesos, dos remeras de color azul, un pantalón corto de color blanco, cuatro teléfonos celulares, dos pares de zapatillas Nike y una remera blanca y azul con inscripción “07”, ambas con manchas de sangre.

Finalmente, el sospechoso fue arrestado por la policía por el delito de “Homicidio en ocasión de robo”, quedando alojado en la Seccional Primera.

Durante el operativo intervino personal del Gabinete Técnico Operativo de las comisarías Primera, Segunda, Tercera y Cuarta, de la Sub DDI, de la Unidad de Policía de Prevención Local y del GAD.

Reconstrucción del caso

De acuerdo a lo indicado por fuentes judiciales, Molina fue hallado por una nieta minutos después de las 0 de este sábado, tendido sobre la cama, aún con signos vitales.

En ese breve contacto, y mientras se aguardaba por el traslado en ambulancia hacia el Hospital Municipal “Ramón Santamarina”, la víctima habría aportado algún dato sobre la presencia, instantes previos, de dos personas. En concreto, un hombre y una mujer con quienes había compartido la noche del viernes.

Alertada la policía sobre lo acontecido, comenzó la reconstrucción del caso sumando el testimonio de vecinos y familiares, hasta que dieron con la mujer a la que habría hecho referencia Molina.

Tras un allanamiento en su vivienda, la mujer se quebró y confesó. Declaró que estuvo en Chubut al 2000 con Carabajal y que tras beber una cerveza, en determinado momento, se ausentó para ir en busca de otra botella y, al regresar, el imputado le habría dicho que se fueran del lugar porque había golpeado al hombre.

En tanto, los testigos ubican a la pareja horas antes en la puerta de la precaria vivienda y dan cuenta de un vínculo, que se refuerza al no hallarse signos de violencia en la puerta de ingreso.

Vecinos en alerta

El caso volvió a movilizar a la barriada. A poco más de dos meses de otro hecho de sangre en el que resultó víctima un hombre de unos 60 años, los vecinos manifestaron su preocupación por la situación en esa zona de la ciudad y salieron a reclamar respuestas de las autoridades policiales y municipales.

“No sé qué están esperando, ¿qué sigan matando gente?”, alertó uno de los frentistas a este Diario.

La referencia alude a dos casos ocurridos en el último tiempo sobre calle Azucena. El último de ellos fue sobre fines de septiembre en una propiedad ubicada en la zona entre La Movediza y Cerro Leones.

El encargado de un horno de ladrillos, Carlos Vicente Martínez, fue hallado sin vida y por el hecho hay una persona detenida.

Vicente Martínez, padre de tres hijos, vivía solo en la propiedad. Por lo que se desprendió de la escena del crimen, la agresión se produjo afuera de la casa.

Al parecer, la víctima salió de la vivienda y se vio sorprendido por el sospechoso que, tal vez discusión mediante, le aplicó un garrotazo en la cabeza.

Golpeado, logró incorporarse luego de la agresión recibida y avanzó hacia el interior de la propiedad, donde finalmente se desvaneció y murió.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • No cree Ud. que está clase de delincuentes deberían ir por un tiempo a la cantera a romper piedra? Una persona humilde muerta en su últimos años de vida por otra, que tiene la fortuna de estar en la flor de la edad, con todas las posibilidades que su destino le depara, es duro de digerir.

Deja un comentario