fbpx Bomberos sofocaron un incendio en Colombia al 300 – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Bomberos sofocaron un incendio en Colombia al 300

Mariano Leunda

Personal del Cuartel Central de Bomberos logró sofocar este lunes por la mañana un incendio que se registró en un departamento ubicado en la calle Colombia al 300. Si bien hubo daños materiales, el rápido accionar de los agentes hizo que no se tuviera que lamentar ningún herido.

El inspector Espíndola dialogó con El Eco de Tandil y contó que se incendió una habitación del primer piso de la vivienda ubicada en Colombia 343, donde había un depósito de perfumes.

Los motivos por los cuales se inició el ígneo aún tratan de esclarecerse, aunque se estima que pudo haber sido por un cortocircuito. Por el hecho, se deterioró la instalación eléctrica, diferentes elementos de perfumería, algunos muebles, una puerta, una ventana y el cielorraso. Asimismo, el pasillo, el baño y la segunda habitación sufrieron ahumamiento.

“Cuando llegamos estaba Micaela Macaya, la hija de la inquilina. Le preguntamos si necesitaba asistencia pero como se encontraba en buen estado de salud no hubo necesidad de solicitar una ambulancia”, explicó Espíndola.

Respecto al accionar, del cuerpo de bomberos explicó que debieron desplegar una línea 38 y que trabajaron desde la entrada principal. “Cuando arribamos, observamos que por la ventana salía fuego y humo. Entonces colocamos una escalera e ingresamos por la principal”, manifestó e informó que en tan solo 30 minutos lograron sofocar el incendio.

Tras las tareas, dieron inicio a la ventilación de los ambientes por las ventanas y por el ventiluz.

“No sabemos qué pasó”

Micaela Macaya dialogó con este medio y confesó que no sabe qué fue lo que sucedió, pero que los bomberos le indicaron lo que podría haber sucedido.

“Estábamos abajo con mi mama y mi hija y escuchamos ruidos arriba. Entonces, como tenemos gatos, le dije a mi hija que fuera  a ver qué estaban haciendo”, comenzó relatando. Cuando la niña subió, vio que todo estaba teñido de un color naranja y comenzó a gritar.

Fue en ese entonces cuando los vecinos oyeron los gritos y llamaron al Cuartel, “y afortunadamente vinieron muy rápido”.

Respecto a lo ocurrido, al no advertir ninguna explosión reconoció no saber qué había pasado pero que “según nos dijeron, pudo haber sido un cortocircuito que vino desde el techo, pero es raro porque no teníamos ningún artefacto conectado ni tampoco un sahumerio prendido, ni nada”.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario