fbpx Con un Cuento del Tío, engañaron a un matrimonio mayor y le robaron una importante suma en dólares – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con un Cuento del Tío, engañaron a un matrimonio mayor y le robaron una importante suma en dólares

El hecho ocurrió ayer por la mañana. Por teléfono, una mujer se hizo pasar por su nieta. Mediante engaños, los convenció para que entregaran los dólares que guardaban para evitar que pierdan validez. Un cómplice pasó por la vivienda a retirar la suma reunida.

Mariano Leunda

Un matrimonio de adultos mayores fue víctima ayer de un Cuento del Tío, una modalidad delictiva que se repite en la ciudad. En este caso, una llamada telefónica de una supuesta nieta fue la razón para dar inicio al engaño que terminó con el envío de una persona de confianza al domicilio para buscar el dinero reunido, más de 20 mil dólares.

El hecho se registró ayer, alrededor de las 10.30, en una vivienda de Perón al 1300, cuando Cayetano Gramuglia y Ángela Tangorra creyeron el engaño montado desde el otro lado del teléfono y entregaron sus ahorros para que los billetes sean cambiados en el banco y evitar que pierdan validez.

Tras dar aviso al 101 Mejorado, efectivos de la comisaría Segunda junto con personal de la Policía Científica se hicieron presentes en el lugar para tomar la denuncia y elaborar las actuaciones correspondientes por lo sucedido.

El atraco fue cometido sin la utilización de armas y sin ejercer violencia sobre los damnificados, que contaron lo sucedido como una advertencia para evitar que otras personas caigan en la trampa.

En tanto, los familiares más directos acompañaron al matrimonio, se mostraron sorprendidos por la precisión de los datos que manejaban los delincuentes y alertaron sobre el nuevo caso mediante la modalidad conocida como cuento del tío.

Detalles de lo ocurrido

El episodio se desencadenó alrededor de las 10.30 cuando Ángela Tangorra (85) atendió el teléfono fijo. Del otro lado, la voz de una mujer joven que se hizo pasar por su nieta.

En plena conversación, comenzó a dar las razones por las cuales debía entregar el dinero que tenían guardado, que debían cambiarlo en la sucursal de un banco para que no pierda validez. “Nos decía que íbamos a perder toda la plata”, narró Cayetano Gramuglia (85) en diálogo con El Eco de Tandil.

El ardid de la supuesta nieta continuó hasta que alertó a la mujer que la operación debía concretarse antes de las 11 y que su padre aguardaría en el banco el efectivo para hacer el cambio de los billetes.

Minutos después una persona se presentó en el domicilio, presuntamente enviado por su hijo desde el banco, para retirar la bolsa con el dinero recaudado. En paralelo, la comunicación telefónica continuaba con artilugios para convencer a los damnificados que el hombre enviado era de confianza.

“Tocó timbre y esperamos un rato. No le queríamos abrir pero después ingresó” a la propiedad, “pusimos la plata en una bolsa y se la entregamos”, contó el hombre con resignación.

Una vez realizada la trampa, el delincuente se dio a la fuga a pie en dirección a Uriburu, según pudo observar su esposa. Fue entonces que comprendieron que habían sido víctimas de una estafa, que los despojó de sus ahorros.

Inmediatamente dieron aviso a la policía, que inició la búsqueda de algún elemento de interés para dar con los autores del atraco mediante la modalidad del cuento del tío.

“Y nos creímos todo por mi nieta porque mi señora le decía a la chica que nos parecía que nos estaba engañando y ella insistía que no”, relató.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • Pobres abuelos!!! Nosotros como hijos tenemos que estar atentos a qué no tengan tanto dinero en la casa. Espero todo se solucione…un abrazo a los Abuelos!

  • Noooooooooooo, no se puede creer que los hijos no hayan advertido a sus padres de estos engaños!!!!!!!!!!!! cuanto hace que lo están publicando. Nada de lo que te digan por teléfono fijo es cierto; yo soy grand ey me podría pasar; pero no atiendo a nadieeee si no conozco. Lamentable

Deja un comentario