fbpx Condenaron a un grupo de jóvenes que tenían en jaque a una barriada – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Condenaron a un grupo de jóvenes que tenían en jaque a una barriada

El Eco

En un reciente juicio abreviado, el Tribunal resolvió condenar a un grupo de jóvenes acusados de perpetrar ilícitos varios, sin solución de continuidad.

Se trató de Fabián Alberto González, alias “Potoco”, quien deberá purgar la pena de seis años y once meses de prisión por distintos robos y hurtos en varios propiedades.

Lo propio ocurrió con Luis Alberto González, alias “Lucho”, quien fue condenado a la misma pena de prisión.

Aldo Daniel Fernández, en tanto, fue sentenciado a la pena única de tres años y tres meses de prisión, y Leonardo Alejandro López, alias “Leo”, condenado a cuatro meses de prisión (bajo la modalidad de semi detención con prisión domiciliaria).

En el mismo juicio, se sentenció la suerte de Mario Santiago Nicolini, quien deberá cumplir la pena de tres años de prisión, de ejecución condicional.

Los hechos

Entre los hechos endilgados a los ahora reclusos, se dio por acreditado que el 14 de abril de 2018, siendo aproximadamente las  23.50, Luis Alberto González junto a Fabián Alberto González, previo escalar los techos de la planta baja del local comercial ubicado en calle Ijurco y Casacuberta, identificado como “Panadería Anahí” y, violentando la reja metálica de un ventiluz de la planta alta ingresaron al interior del citado comercio y se apoderaron ilegítimamente de la suma de mil quinientos pesos, latas de cerveza y botellas de Fernet

También se les acreditó que un año antes, el 26 de noviembre, siendo las 5.30, Luis Alberto González previo ejercer violencia sobre la puerta de chapa de ingreso a la vivienda sito en calle Güemes  2050, ingresó y se apoderó ilegítimamente de una garrafa de 10 kilos y ropas varias.

En otros ilícitos, se dio por probado que el 15 de setiembre de 2017, alrededor de las 22.30, Fabián Alberto González y Mario Santiago Nicolini, junto a otro sujeto masculino mayor de edad, de común acuerdo y previa planificación y división de tareas ingresaron intencionalmente al predio ubicado en calle Vigil 1650, contra la voluntad expresa y presunta de su propietario. Una vez en el interior, estos sujetos ejercieron fuerza sobre las trabas de la caja de plástico color gris que cubre la batería instalada en el camión marca Fiat, con la intención de apoderarse ilegítimamente de la batería, no logrando su cometido por cuestiones ajenas a su voluntad, como fue el arribo al lugar del hecho de una comisión policial, circunstancia que generó la fuga de González y Nicolini, procediéndose  a la detención del otro sujeto.

El 26 de abril de 2017, siendo alrededor de las 8, Fabián Alberto González y otro sujeto se hicieron presentes en una casa quinta sita en la intersección de las calles Vigil y Muñiz y se apoderaron de una máquina mezcladora  propiedad del albañil.

El 5 de enero de 2018, Leonardo Alejandro López y Fabián Alberto González se hicieron presentes en Darragueira y Juárez para sustraer elementos de valor de un vehículo automotor allí estacionado, robándose la batería.

El 24 de febrero del 2017, aproximadamente las 4.50, Mario Santiago Nicolini, junto a otra  persona no individualizada,  ingresó al domicilio de calle Machado 1642, donde se apoderaron de una motocicleta, no logrando consumar el ilícito ante la advertencia del suceso del damnificado quien dio alerta a  los efectivos policiales que concurrieron lograron aprehender a Nicolini.

Ya el 11 de enero de 2017, por la tarde, en las inmediaciones de la calle Casacuberta en dirección a Basílico, Nicolini interceptó a un hombre y comenzó a insultarlo, y, en un momento dado, le aplicó dos patadas a la altura de la rodilla izquierda, ocasionándole escoriaciones. Dos horas después Nicolini se constituyó en las inmediaciones del domicilio del agredido comenzando a provocarlo verbalmente e incitándolo a pelear, para luego arrojar una piedra hacia la ventana de la vivienda, lo cual produjo la rotura de los vidrios de ambas hojas, y luego huyó corriendo del lugar.

El 6 de mayo de 2018, siendo aproximadamente las 5, Nicolini se acercó a un joven que se encontraba en la parte exterior del local bailable Sol Disco, y se apoderó ilegítimamente del teléfono celular

El 6 de abril de 2018, Aldo Daniel Fernández, junto a Mario Santiago Nicolini, ingresaron al predio ubicado en calle Muñiz 2260 donde se apoderaron de una bicicleta, una sierra circular, una amoladora, una caja de herramientas de mano y tres teléfonos celulares.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario