fbpx Delincuentes desvalijaron una casa y se llevaron una tablet de un niño con síndrome de Asperger – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Delincuentes desvalijaron una casa y se llevaron una tablet de un niño con síndrome de Asperger

Los robos en las propiedades siguen produciéndose. En este caso las consecuencias la padeció Benerice Cura y su familia, quien tras ausentarse momentáneamente del domicilio de calle Haití 1279 fue despojada de elementos de valor, entre ellos algunos más que importantes para su mejor vivir y los suyos.

Cuando regresó a su casa el 27 de junio se encontró con la vivienda abierta, luces encendidas, puerta y ventana rotas, más un desorden generalizado en el interior de la propiedad.

En dicha jornada hubo una fuerte tormenta, fenómeno meteorológico que no privó a los delincuentes de llevar adelante el ilícito planificado. En medio del temporal, los malvivientes aprovecharon para romper de una patada la puerta de principal de la propiedad e irrumpir en la finca y alzarse con el botín.

La damnificada contó a El Eco de Tandil que “todo se desencadenó cuando salió de la casa a lo de su pareja con sus hijos, no sin antes revisar todo, apagar la luz y cerrar la casa”.

Recordó que “al regresar y entrar mi vehículo al costado de la vivienda, observo que estaba la luz de la cocina encendida. Pensé que quizás me la había olvidado de apagar, pero al ingresar por el frente del domicilio me encuentro con la cerradura de la puerta de madera reventada y entreabierta, además de la ventana del frente que no pudieron abrir pero de la fuerza que han hecho quebraron el vidrio”.

Precisó que “ningún vecino escuchó nada porque llovía mucho y había truenos, un día ideal para los delincuentes”.

Robo

Al contar con tiempo suficiente los intrusos revisaron cada sector buscando cosas de valor. “Me desvalijaron, se llevaron de todo”, contó. “Me robaron mi audífono del lado izquierdo, tengo una hipoacusia bilateral, una tablet de mi hijo que tiene síndrome de Asperger (NdR: es un tipo de autismo que afecta la manera en la que una persona interpreta el idioma, se comunica y socializa), y que le permite andar un poco mejor. Además computadora, varios electrodomésticos entre los que estaba una plancha para el pelo y una para la ropa, batidora, dos pares de zapatillas nuevas de mis hijos, indumentaria de los chicos, camperas nuevas y una campera de cuero mía, alhajas y 3 mil pesos”.

Precisó que “tengo que decir que la policía apareció de inmediato ni bien la llamamos y fueron ellos los que me dijeron en medio de la angustia por lo sucedido, que hiciera una lista con lo que me habían robado. Realmente cada día que pasa me falta algo más. Recuerdo que en la comisaría Tercera estuve haciendo la declaración durante tres horas”.

La víctima de un nuevo robo domiciliario pide por este medio poder recuperar la tablet que su hijo utilizaba a diario y que le permitía sobrellevar mejor el síndrome que padece, además de su audífono izquierdo. “Son las dos cosas que más me importa recuperar, ojalá que quien las robó tenga la sensibilidad de saber que hay dos personas que necesitamos de esas cosas”.

El seguro

Como para completar un triste panorama, la señora Cura cuenta con un seguro de hogar el que aun desconoce si responderá ante los distintos objetos que le fueron robados.

Aseveró que “resulta que tengo mi cuenta de débito automático donde todos los meses se debita el importe de 164 pesos para el seguro de la casa. Con la denuncia policial que hice me fui a Nación Seguros que es la compañía donde está asegurada la vivienda. Me hicieron firmar una planilla y me dijeron que me quede tranquila que me cubría el robo”.

Siguió narrando que “junto a mi pareja empezamos a observar el movimiento de la cuenta y advertimos que el seguro no se había debitado, por lo que volvimos al Banco y le explicamos la situación. Nos dicen que pidamos en otro sector de la entidad bancaria los movimientos correspondientes del mes. Ahí vemos que el 13 hago una extracción y queda la cuenta en descubierto, por lo tanto el banco no puede sacar el importe. Pero nos explicaron que a partir del vencimiento de la póliza que fue el 13, el Banco tiene cinco días hábiles para hacer el seguimiento y ver si hay plata para saldar lo debitado. Después de esa fecha hubo plata depositada, pero ahora me encuentro con que el seguro no me cubre nada por falta de pago”.

Detalló que seguirá insistiendo para que se le reconozca algo ya que asevera que en la cuenta había dinero para afrontar la cuota mensual por el seguro de la casa.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario