fbpx Destrozaron y robaron elementos del predio de un grupo de scout – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Destrozaron y robaron elementos del predio de un grupo de scout

El hecho de vandalismo se registró en las instalaciones de la agrupación de Chile 751. Tres menores ingresaron el lunes a la tarde y rompieron algunos vidrios. Regresaron ese mismo día a la noche para continuar con los destrozos y el miércoles, luego de que desde el grupo de scout se acercaran a la comisaría, volvieron a irrumpir en el predio y robaron y destrozaron todo.

Tres menores de edad destrozaron las instalaciones de un grupo de scout

El Eco

Un lamentable hecho de inseguridad se registró en Chile 751, donde el grupo de scout “Brigadier Martín Rodríguez” tiene su sede: menores de edad ingresaron al predio y no solo destrozaron el lugar sino que también robaron herramientas y elementos de acampe.

El lunes, feriado por el Día de la Soberanía Nacional, un grupo de vándalos menores de edad, según informaron los damnificados en un descargo que efectuaron en las redes sociales, irrumpió en las instalaciones en repetidas oportunidades y rompió algunos vidrios y una ventana. Además, robaron también instrumentos. “Tristísima situación para quienes voluntariamente trabajamos con niños y adolescentes tratando de lograr dejar el mundo un poco mejor”, remarcaron los scout en el comunicado.

Regresaron al predio el miércoles, con angustia pero confiados en “superar escollos en equipo”. Sin embargo, al entrar se encontraron con un aterrador escenario que los alarmó: todos los vidrios estaban rotos, elementos de limpieza y alimentos estaban desparramados por el patio, y el material didáctico estaba destruido.

“Fue ver el esfuerzo de 44 años pisoteado, violentado, ultrajado… El mismo esfuerzo que grandes y chicos, junto a las familias, realizamos sólo por amor a una actividad y a una forma de vida que nos hace estar siempre listos para servir a quien sea y donde sea”, expresaron y añadieron: “Cómo puede haber tanta maldad en menores. Sí, menores. Porque, por lo menos, uno fue atrapado en la huida”.

Anonadados por lo acontecido y sin saber de qué manera remendarlo, las víctimas de este hecho de inseguridad decidieron exponer lo que había ocurrido. “Estamos desolados, pero con la garra que nos caracteriza para salir adelante”, refirieron.

La denuncia fue efectuada en la Comisaría Primera, a cargo ahora de Nicolás Kopp. Asimismo, el menor aprehendido fue trasladado hasta la misma para que prestara declaración y, con ello, los integrantes del Grupo de Scout esperan que “cambie su forma de crecer y proceder con los vecinos”.

“Pedimos hacer pública esta espantosa situación porque, como Grupo, intentaremos reparar estos daños para que nuestros niños y adolescentes continúen con la actividad como cada sábado, pero seguramente tendremos que recurrir a la comunidad y a las autoridades pertinentes para que nos ayuden porque esta usurpación y el temor a que se repita es difícil de superar. Lo sufrimos en carne propia y es terrible, eso lo podemos asegurar”, concluyeron.

Un día agitado

Alicia Larsen, jefa de grupo y jefa de rama mayor, dialogó con El Eco de Tandil y contó que este jueves fue un día de mucha tristeza y de mucha conmoción, pese a que reconoció la solidaridad de los allegados al grupo.

“Estamos muy conmocionados, tuvimos un día muy agitado. Por suerte hubo una gran movida de amigos que nos quieren ayudar y ya estamos en órbita para tratar de recomponer todo”, señaló.

Agregó que “hoy es un día triste” y que, al estar todos los vidrios rotos se mojó todo el material que había quedado dentro debido a las intensas lluvias registradas este miércoles.

“Pero básicamente estamos organizándonos para la actividad del sábado, que la idea es hacer una limpieza total. Sacar todo lo que sea de riesgo para poder volver a realizar los eventos con los chicos”, completó.

Jornada de limpieza

Los inconvenientes ocasionados y los graves destrozos hicieron que el Consejo decidiera realizar una jornada de limpieza para poder volver a realizar de manera normal las juntadas y las actividades en el predio.

Lo más dificultoso, expuso Larsen, será retirar todos los pedazos de vidrio que cayeron en el pasto: “Tenemos que levantar todo lo que podemos, pero sabemos que no vamos a poder sacarlo por completo. Así que estamos viendo si vamos a poder rotular la tierra y mandar, por lo menos la parte más cercana a la pared, para abajo, de manera que no quede vidrio en el pasto”.

Explicó que la problemática se intensificará, si no lo retiran, cuando pasen la cortadora de pasto ya que “se transformará en un arma”, y estando siempre con chicos pequeños no pueden arriesgarse a hacerlo.

Este sábado los más jóvenes tendrán actividad en otra parte, estarán de campamento. En tanto, los de las ramas mayores, los padres y los dirigentes se encargarán de llevar a cabo las tareas de limpieza. Ayudarán también los integrantes de otros grupos de scout: “Es increíble la ayuda que estamos recibiendo. Ahora estamos tratando de organizarnos para que sea lo más productivo posible”.

Un nuevo hecho de vandalismo en el lugar

Explicó Larsen que en primera instancia no quisieron hacer la denuncia ya que desde hace algún tiempo hay jóvenes que ingresan al predio esporádicamente. “Entran, rompen algún vidrio y quizá queman algo de los chicos, o sea que son cosas que no se pueden medir en valor”, manifestó y agregó: “Pero esta vez ya fue más importante, y había otra saña en el medio. Mi esposo los vio el lunes salir corriendo y ese mismo día volvieron a entrar a la noche y dejaron mensajes en las paredes –uno era un insulto a la persona que los había visto el primer día y otro era una firma de los vándalos–. Entonces ya el martes fuimos a la comisaria a ver cómo proceder y para que nos ayudaran”.

Pero la sorpresa mayor se la llevaron el miércoles, cuando se juntaron para tener la reunión de Consejo “para ver cómo íbamos a actuar de ahora en adelante y para planificar las actividades que nos quedan en el año”: se encontraron con que nuevamente habían irrumpido pero esta vez el daño había sido “tremendo”.

“El patio estaba revuelto y ya a la entrada veíamos que estaba todo alterado. Enseguida llamamos a la policía, atentos a lo que nos habían dicho el día anterior, y los agentes se hicieron presentes inmediatamente y pudieron aprehender a uno de los tres chicos”, expuso.

De los elementos robados lograron recuperar algunos, pese a que “en semejante desorden uno pierde noción de lo que tiene y no nota el faltante”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario