fbpx Desvalijaron la Escuela 64 del paraje Santa Teresa y la directora expresó su angustia – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desvalijaron la Escuela 64 del paraje Santa Teresa y la directora expresó su angustia

“Nos quedamos sin nada y no sé cómo vamos a seguir”, afirmó Joana Reser, la directora de la institución. Los ladrones ingresaron el fin de semana y sustrajeron múltiples objetos de gran valor para la escuela. Los padres buscan hacer un bono contribución para poder recuperar aunque sea algo de todo lo sustraído.

Mariano Leunda

“Tenemos mucha tristeza y una angustia tremenda”, expresó Joana Reser, la maestra con dirección a cargo de la Escuela Primaria 64 “Almafuerte”, situada en el paraje Santa Teresa (mejor conocido por los lugareños como La Patria), donde delincuentes ingresaron durante el fin de semana y se llevaron una importante cantidad de elementos de valor.

Entre el botín se cuentan computadoras, un equipo de música, la batería de un tractor y alimentos. Joana Reser explicó que se encontraron con esa situación el lunes por la mañana, al llegar al establecimiento. Expresó su tristeza porque se trata de una comunidad rural pequeña, y todo lo que tenían les había costado mucho esfuerzo y tiempo conseguirlo.

Dentro del establecimiento, situado a aproximadamente 25 kilómetros del centro de la ciudad, funciona la Primaria 64 que tiene una matrícula de 6 alumnos y el Jardín de Infantes de Matrícula Reducida 2, que tiene cuatro niños que concurren. Joana Reser y Valeria Fleitas son las únicas dos docentes y ambas tienen la dirección a su cargo.

El robo

Joana Reser contó que el lunes llegaron alrededor de las 8.20 a la escuela. “Siempre llegamos más temprano porque no tenemos portera, entonces nos ponemos a limpiar. Cuando abrimos la puerta del jardín, nos encontramos con una ventana rota y todos los vidrios en el piso”, explicó.

Al ingresar al edificio se dieron cuenta de que les habían robado y al entrar al jardín de infantes “estaba todo dado vuelta, los juguetes tirados. De ahí se llevaron un equipo de música chiquito”.

Luego, en la cocina también estaba “todo revuelto” y se habían llevado 8 paquetes de masitas secas, dulce de leche, yogurt, una horma de queso, cereales, azúcar, ollas, una pava eléctrica y una pava de aluminio.

Después entraron al sector de primaria y se encontraron con que el carro que había enviado el Ministerio de Educación de la Nación estaba prácticamente vacío. Se llevaron todas las netbook, que eran cinco, una  pantalla digital y los cargadores. “Se llevaron todo lo que había en el carro”, sostuvo.

Con todo el tiempo del mundo, los ladrones dejaron nada sin revolver. En el galpón, rompieron el candado. “Ahí teníamos un tractor que se compró con un fondo educativo el año pasado. Por suerte el tractor no se lo pudieron llevar, pero se robaron la batería, arrancaron los cables con la batería completa”, dijo la directora.

En la biblioteca revolvieron todo, especialmente el escritorio, y estimó que estarían buscando dinero pero aclaró que jamás hay plata en el edificio.

“También se robaron herramientas que tenemos para reparar algo nosotras, así que se llevaron martillo, destornillador, pinzas”, detalló.

En cuanto a la magnitud del robo desde el aspecto económico, sostuvo que “se llevaron bastante y algunas de las cosas eran costosas. Es muy grande la suma total que se llevaron”.

Mucha angustia

Explicó que trabaja en el establecimiento educativo hace 2 años y su compañera hace 8, y es la primera vez que les sucede algo así.

“Los vecinos también se sorprendieron, no lo podían creer. Pero tampoco tenemos casero acá, así que tal vez nos estarían vigilando o no sé qué fue lo que pasó”, afirmó.

Ayer desde Consejo Escolar se acercaron y se comprometieron a repararles las ventanas y a asegurar las rejas. “Estamos a disposición de la Policía a ver qué nos dicen, si pueden encontrar algo”, señaló.

“Tenemos mucha tristeza y una angustia tremenda, porque también se robaron un equipo de música que se compró con muchos esfuerzo, con plata de cooperadora, con todos los padres que lograron recaudar mucho dinero. Sentimos tristeza y bronca también porque entrar a una escuela y que hagan esto es terrible”, expresó con sus ojos llenos de lágrimas.

En cuanto a la reacción de los alumnos al saber del robo, contó que “los nenes justo estaban llegando con la combi. Yo le mandé un mensaje al chofer de que no los traiga, pero como no hay señal en el camino no lo recibió, así que llegaron. No los dejamos bajar al principio, pero después algunos bajaron porque estaban con los padres y estaban muy enojados”.

“Éramos una de las pocas escuelas que teníamos todo, las computadoras, la pantalla digital, internet, ahora tenemos robótica, que las escuelas rurales muy pocas tienen, que es un taller. Nos quedamos sin nada y no sé cómo vamos a seguir”, lamentó.

Explicó que llegaron a utilizar muy poco tiempo las computadoras, porque “estaban todas bloqueadas, así que justo hace 15 días vinieron los técnicos y nos conectaron todo”.

Por último, contó que estuvieron hablando con los padres y se les ocurrió hacer un bono contribución para poder “comprar la batería del tractor porque lo usamos para cortar el pasto y si podemos comprar un equipo de música que los chicos lo usan para danza y los actos escolares, sería buenísimo”.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario