fbpx Docentes de la Escuela de Policía Local cuestionaron a la institución por la muerte de una oficial – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Docentes de la Escuela de Policía Local cuestionaron a la institución por la muerte de una oficial

Los formadores de la Policía Local manifestaron su preocupación por la desprotección institucional de los efectivos.

El Eco

Los docentes de la Escuela de Policía Local de Tandil abajo firmantes se pronunciaron públicamente con respecto al reciente fallecimiento de la oficial de policía Sofía Aparicio, acontecido en trágicas circunstancias. También recordaron el caso del joven Lucas Pérez Cordero, de similares características, ocurrido el año pasado.

En el texto publicado – una contundente crítica al sistema y su funcionamiento-, se expresa que “ambos decidieron terminar con sus vidas, y sin perjuicio de los motivos personales que pudieron llevar a ambos a ese drástico final, creemos con firmeza que existen serias fallas en la institución; una institución que somete a la arbitrariedad y tiranía cotidiana a quienes trabajan con honor en ella. Es que, cuanto menos, la institución no se ha ocupado de quienes otorgan gran parte de su vida a proteger a la comunidad; debió contenerlos; debió cuidarlos. En el contexto descripto, la realización personal de quienes son profesionales de la seguridad pública no es una posibilidad. En ese orden de ideas, demandamos respuestas de quienes ostentan posiciones jerárquicas, sean autoridades policiales o civiles, de manera tal que intervengan en forma activa en este contexto nocivo para poder revertirlo”.

“Nosotros dimos nuestro mejor esfuerzo para formarlos, y queremos que todos nuestros estudiantes, que todas nuestras estudiantes, sepan que nos duele profundamente esta situación. Nos duele Lucas, nos duele Sofía. Pero también nos duele el presente de muchos, de muchas, que día a día se encuentran con los más diversos obstáculos que impiden lograr el propósito de conseguir una nueva policía; una nueva institución que respete los derechos humanos, que comprenda que el bien común debe estar por encima de cualquier tipo de prerrogativa que pueda otorgar la autoridad; que, en todo caso, ser autoridad otorga más responsabilidades que privilegios. Y que esa policía tiene un rol importantísimo en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, y que esa finalidad no debe ser negociable”, apunta la carta.

Y señala: “A todos nuestros exestudiantes y a todas nuestras exestudiantes, los cuales muchos de nosotros tenemos el grato honor de seguir viendo y tratando por distintos motivos, les enviamos nuestro más cálido abrazo para contenerlos en este difícil momento. Deben saber que la relación entre el docente y un estudiante no se limite a los confines delimitados por las paredes de un aula; deben saber que siempre que su lucha sea por la justicia y el bien común, en nosotros encontrarán los mejores aliados. ¡No pierdan las esperanzas! Por Lucas, por Sofía. Y por todas aquellas víctimas de este sistema injusto y opresor”.

El escrito se remata con una cita del pedagogo brasileño Paulo Freire: “El diálogo es el encuentro amoroso de los hombres que, mediatizados por el mundo, lo ‘pronuncian’, esto es lo transforman y, transformándolo lo humanizan, para la humanización de todos”.

Firman: Dr. Facundo Achaga; Lic. Gisela Denisio, Lic. Valeria Chiaradía; Víctor Frijon, Lic. Claudio Folgueiro; Dra. Marita Lloret; Dra. Gabriela Marti; Dr. Fabio Molinero; Dra. Marcela Scaruzzi; Dra. Alicia Trucchi; Rocio Rezola.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario