fbpx El joven rugbier de Uncas declaró en la fiscalía e identificó al jugador que le pegó en la cabeza – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El joven rugbier de Uncas declaró en la fiscalía e identificó al jugador que le pegó en la cabeza

Luciano Ortubia fue acompañado por su padre a la sede judicial de menores, donde prestó declaración sobre lo sufrido en el partido del 19 de junio disputado en la cancha Uncas, frente a Biguá de Mar del Plata. La víctima supo recordar lo ocurrido como identificar quién fue el jugador que lo agredió con la patada en la cabeza.

El Eco

Después de permanecer 18 días internado en el hospital Ramón Santamarina, tras sufrir una grave lesión en su cabeza durante un partido de rugby juvenil, Luciano Ortubia fue dado y se encuentra en su casa. Frente a la noticia, desde la fiscalía del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil se contactaron con él y sus progenitores para conocer si estaba en condiciones de prestar declaración, testimonio que efectivamente realizó el pasado viernes.

A más precisiones, el viernes pasado el mediodía, por sus propios medios, Luciano junto a su padre se trasladó a la sede judicial de la fiscalía a cargo de la doctora María de los Angeles Marsiglio, quien inició la instrucción penal preparatoria tras la presentación judicial que realizaron los progenitores del joven rugbier.

Al resultar menores de edad los involucrados es que el Fuero Penal Juvenil es el que interviene, quien finalmente recibió al joven que se encuentra en plena rehabilitación en pos de prestar declaración sobre lo ocurrido en el cotejo que terminó con sus severas lesiones.

Una vez frente a los agentes judiciales, trascendió que Ortubia supo recordar lo ocurrido en el partido en cuestión, y específicamente reconoció cuándo recibió la tremenda patada en su cabeza y quién resultaría el agresor.

Con su testimonio, ahora la fiscalía evaluará las medidas de prueba a encarar, con el comparendo de más testigos que puedan aportar al suceso, como así también aguardar el parte médico que confirme el grado de lesiones padecidas por Ortubia, lo que permitirá resolver la carátula de la eventual imputación para con el jugador marplatense señalado.

Sobre el tandilense, de 17 años, cabe consignar que permaneció en terapia intensiva hasta el 29 de mayo último, cuando la evolución de la operación a la que fue sometido de urgencia permitió trasladarlo a una sala común.

En los últimos días, Luciano comenzó a movilizarse por sus propios medios aunque con alguna dificultad, pero mostrando un avance significativo. Allí inició los ejercicios de rehabilitación y quinesiología a los que respondió  positivamente. Esto permitió que los médicos le dieran el alta, aunque su recuperación demandará un tiempo y continuará con un tratamiento ambulatorio.

De todas formas, su familia es muy optimista en cuento a su evolución. En las primeras horas que pasó en su casa, recibió la visita de familiares y amigos, muchos de los cuales lo acompañaron durmiendo en los pasillos del hospital en los días de mayor incertidumbre en cuanto a su estado de salud. “Luciano está muy bien. Le cuesta un poquito caminar, pero habla, maneja el teléfono, lee y estuvo jugando a las cartas con sus amigos. Estamos muy contentos y agradecidos a toda la gente de la ciudad, que fue un pilar enorme para nosotros, al igual que los compañeros y amigos de Luchi”, comentó Sebastián Ortubia, su padre.

Ortubia recibió un golpe que se presume intencional en la cabeza el domingo 19 de junio, durante un encuentro frente a Biguá de Mar del Plata, disputado en la cancha de Uncas. Sufrió una fractura de cráneo que lo dejó en grave estado después de una operación de urgencia.  En el caso ya interviene la justicia por una denuncia presentada por los padres del jugador, para intentar determinar las responsabilidades y de determinar si se trató de un golpe accidental o de agresión intencional.

La Fiscalía del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil inició la toma de declaraciones testimoniales, que comenzaron con el árbitro del encuentro, Juan Mariano Di Savino, y los entrenadores de Uncas, y en las últimas horas hizo un pedido de informes a la Unión de Rugby de Mar del Plata, la entidad que fiscaliza el certamen de juveniles del que formó parte el partido, y también se pedirá una lista de los jugadores del equipo de Biguá que intervinieron en el encuentro.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

Deja un comentario