fbpx El menor acusado de la violación cuenta una historia de vida cargada de violencia y antecedentes psiquiátricos – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El menor acusado de la violación cuenta una historia de vida cargada de violencia y antecedentes psiquiátricos

El joven de 14 años fue entrevistado por psicólogos y se recopiló los antecedentes en pos de analizar y resolver qué medidas asumir frente a un inimputable con características complejas. Fue sacado de su familia biológica por su entorno nocivo. Estuvo internado en Salud Mental y tras deambular por distintas casas de contención estaba bajo el régimen de adopción. La situación de la víctima con el paso de las horas.

Rody Becchi

La jornada judicial de ayer estuvo signada por el correlato investigativo en torno al gravísimo suceso padecido por una mujer de 30 años con un marcado retraso madurativo, quien fue abusada sexualmente por un menor de edad en un espacio público del barrio Falucho 22.

Tal como se anticipó en estas páginas, tomó intervención el Servicio Local como el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, a partir del protagonismo de un menor de 14 años, sindicado como el autor de la violación en la Plaza Gustavo Gentile, alrededor de las 15.30 del jueves.

A medida que pasaron las horas y se fue recopilando información sobre el señalado, se conoció que fue descartada la versión sobre que contaba con antecedentes penales dentro del régimen de minoridad. Sí se infiere sobre una vida signada por la violencia desde su entorno familiar biológico, que mereció la intervención judicial del fuero de Familia.

De hecho, pasó buena parte de su corta e intensa historia de vida en distintas casas de contención al ser sacado de aquel entorno familiar nocivo y quedó incluido en el régimen de adopción, no sin antes pasar por el centro de salud mental ante síntomas psiquiátricos que merecieron su atención.

De hecho, actualmente estaba bajo la guarda de unos padres adoptivos, cuya situación también forma parte de un drama de difícil cobertura y contención, a sabiendas del delicado como gravísimo perjuicio ocasionado a la víctima.

A la vez, se conoció que el Servicio Local debió tomar intervención en varias oportunidades por distintos episodios de averiguación de paradero ya que tuvo intentos de fuga en los lugares donde se le ofreció contención.

 

Medidas judiciales

 

Respecto a las acciones judiciales desplegadas, se conoció que los profesionales en minoridad comenzaron a operar, tanto en la contención de la víctima como del inimputable victimario.

Desde la fiscalía del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil se ordenaron distintas diligencias procesales, entre ellos pedidos de informes, peritajes a causante y víctima, la recepción del expediente del Juzgado de Familia, entre otros requerimientos. Una vez contando con toda la información, se obrará en consecuencia para con el menor acusado, respecto a qué medidas adoptar ante determinadas conductas antisociales que quedaron más que nunca en evidencia, con el saldo de una mujer ultrajada y cuyas consecuencias personales aún están sujetas a evaluación.

La victima

Precisamente sobre la mujer, desde su entorno se detalló que ayer sufrió un estado febril e incluso vomitó los medicamentos que se había recetado desde los médicos intervinientes, en el marco del protocolo sanitario que este tipo de situación extrema –abusos sexuales- obligan.

A la vez se proporcionó contención psicológica con profesionales de la Comisaría de la Mujer, bajo la coordinación de los actores judiciales.

 

El aberrante suceso

 

Tal lo informado en la edición pasada, la mujer víctima del abuso había ido a la Plaza Gustavo Gentile con una sobrina de 10 años, que al detectar la compleja escena fue corriendo a pedir auxilio a su familia.

Inmediatamente los familiares dieron aviso a la policía y afortunadamente la unidad de emergencia del SAME no tardó en llegar. La víctima fue trasladada al Hospital Municipal Ramón Santamarina, donde fue atendida por médicos que realizaron el examen correspondiente y aplicaron el protocolo integral de sanidad para personas atacadas sexualmente.

Tras realizarle los estudios de rigor bajo el protocolo sanitario,  el equipo de psicólogos visitó a la internada, quien a pesar de la consternación, pudo contar los detalles del terrible hecho.

Con mucho dolor, indignación y bronca los familiares exigieron medidas concretas por parte de la policía ya que advierten que, “si no detienen al abusador”, otras mujeres pueden sufrir la misma tragedia que esta joven. “Que hagan algo porque le vamos a quemar la casa y no podemos terminar presos los familiares por lo que hizo este muchacho”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario