fbpx Hallaron sin vida a un hombre y confirmaron que fue asesinado con un golpe en la cabeza – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Hallaron sin vida a un hombre y confirmaron que fue asesinado con un golpe en la cabeza

La víctima fue hallada por un familiar en horas de la mañana de ayer, con signos de haber sufrido una muerte violenta. Con el paso de las horas se confirmó que, efectivamente, su deceso se produjo por el golpe que recibió con un objeto contundente en su cabeza. Descartado el móvil del robo, se apunta a motivos de una relación controvertida entre víctima y el núcleo familiar de un sospechoso que vive apenas unas cuadras de la escena del crimen.

El Eco

No resultó un sábado más para las fuerzas policiales y actores judiciales. Desde tempranas horas eran alertados sobre el hallazgo en la zona entre La Movediza y Cerro Leones del cuerpo sin vida de un hombre de unos 60 años de edad, responsable de un horno a ladrillos, con signos de haber sufrido una muerte violenta.
Hasta allí acudieron,  entonces,  las fuerzas de seguridad y se toparon con el macabro hallazgo alertado por uno de los familiares de la víctima, identificada como Carlos Vicente Martínez, quien presentaba un golpe en la zona temporal del cráneo, detrás de la oreja se detalló.

De inmediato se montó un amplio despliegue entre los distintos agentes policiales y judiciales con la sospecha de que se había tratado de un homicidio, especulación que pasadas las horas cobró certeza a partir de las primeras conclusiones de la autopsia practicada por los médicos policiales intervinientes.

En efecto, al decir del informe preliminar realizado en horas de la tarde en la morgue del Hospital Santamarina, se detalló que el deceso se produjo por insuficiencia cardiorrespiratoria, hemorragia cerebral por fractura de cráneo.

A partir de allí aquellas sospechas ante la evidencia de la escena del hecho sangriento, más el informe perital, la pesquisa se encaminó con la premisa de dar con el o los posibles autores del asesinato.

Al cierre de esta edición, los investigadores dejaron trascender que tras recopilar testimonios de la vecindad como allegados a la víctima, todas las miradas apuntaban a un sospechoso, a quien durante la jornada de ayer no se conocía su paradero.

A propósito de las sospechas, precisamente por directivas del fiscal Marcos Eguzquiza y con la venia de la Justicia de Garantías se propició un allanamiento en una precaria vivienda del pasaje González Pacheco en La Movediza, donde reside al que apuntan todas las miradas sobre el crimen, donde a priori no se informó si se hallaron pruebas y si se había secuestrado algo de interés para la causa en curso.

La zona apuntada no es otra que oportunamente se informó en éstas páginas acerca de un grupo de familias excluidas que montaron precarias viviendas de chapa en tierras ocupadas y bajo una extrema vulnerabilidad. Incluso tras un informe de este Diario por aquella delicada situación social intervino la Defensoría del Pueblo local y también hubo reacción oficial a través de Desarrollo Social comunal.

Entre el grupo de vecinos en cuestión estaría el principal sospechoso del homicidio, al decir de las versiones que fueron recogiendo los investigadores, aludiendo a una relación controversial entre una familia de este grupo de ocupas y la víctima fatal por hechos previos que deberán ser corroborados en el proceso penal en curso.

La escena del crimen

Sobre el suceso mortal, los investigadores pudieron trazar la principal hipótesis y reconstruir cómo se desencadenó el hecho y el posible móvil de la agresión letal.

Vicente Martínez, padre de tres hijos, vivía solo en la propiedad en la que también se dedicaba a la elaboración de ladrillos. Su mujer actualmente residía en Buenos Aires.

Por lo que se desprende de la escena del crimen, la agresión se produjo afuera de la casa. Vicente salió por causas que se desconocen y se vio sorprendido por el sospechoso que, tal vez discusión mediante, le aplicó un garrotazo en la cabeza con un palo similar a la pata de una mesa.

La hipótesis agregó que tras la agresión (la víctima no presentó signos en su cuerpo de una pelea o haberse resistido en medio de un presunto forcejeo), el hombre, tendido en el piso, logró reincorporarse y destilando sangre de la herida sufrida intentó ingresar a la casa, donde finalmente cayó tras desvanecer y morir.

El móvil

En tren de especulaciones sobre las razones de la agresión fatal, en principio quedó descartado el móvil de un robo. En la casa no se observaron faltantes y la víctima llevaba consigo dinero.

Frente al descarte de dicha posibilidad cobró fuerza el móvil de una agresión por cuestiones personales que hacían a una mala convivencia de relativa larga data entre el núcleo familiar del sospechoso y la víctima.

Al decir de varios testimonios que se recogieron en la marginalidad barrial, se cuenta con un par de antecedentes que podrían explicar las causales de una relación virulenta entre víctima y presunto victimario.

Uno versa sobre un suceso delictivo. Al parecer, Vicente Martínez hace unos 20 días atrás habría sufrido el robo de algunos elementos de su propiedad, entre ellos un televisor. Dicho artefacto se lo vio días posteriores en manos del sospechoso ofreciéndolo para la vente en la vecindad.

El segundo episodio reviste características privadas que hacen a la integridad física de una menor, sobrina del sospechoso, que habrían motivado la reacción violenta del que ahora es señalado como posible autor del crimen.

Al cierre de esta edición, los investigadores procuraban reunir caudal probatorio para corroborar que estaban trabajando con la hipótesis correcta y, a partir de allí, poder ordenar diligencias procesales tendientes a dar con el presunto autor del homicidio.

Entre las diligencias, además del comparendo de testimonios, se analizaban imágenes de las cámaras del Centro de Monitoreo comunal emplazadas en calles de la zona en pos de dar con algún suceso que aporte a la investigación por un nuevo crimen en la ciudad.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario