fbpx Murió una mujer de 38 años que sufrió graves quemaduras en su vivienda de Las Tunitas – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Murió una mujer de 38 años que sufrió graves quemaduras en su vivienda de Las Tunitas

En circunstancias que intenta esclarecer la Justicia, Valeria Machado terminó con el 80 por ciento de su cuerpo quemado y falleció, ayer por la tarde. Entró en contacto con nafta y ardió en llamas. La hermana de la mujer abonó la hipótesis del femicidio.

El Eco

Ayer, a las 16.45, murió una mujer que había sufrido gravísimas quemaduras el sábado por la noche, en Thomas 289, en el barrio de Las Tunitas, en la vivienda que compartía con su pareja. La víctima, Valeria Machado, de 38 años, agonizó durante varias horas, en el área de Terapia Intensiva del Hospital Santamarina, mientras la policía avanzaba con las primeras diligencias tendientes a esclarecer lo ocurrido.

Al cierre de esta edición, se realizaba la operación de autopsia en el marco de la causa que fue recaratulada como “Averiguación de causales de muerte”, con la intervención de la Unidad Fiscal de Instrucción 16 a cargo del doctor Marcos Eguzquiza.

De acuerdo a los primeros datos, al momento de desencadenarse los hechos Valeria Machado se encontraba en la casa de Thomas 289 junto a su pareja, Roberto Carlos Pereyra, de 33 años.

En principio, trascendió que el hombre, único testigo del dramático episodio, explicó que se encontraba en la cocina mientras que su mujer estaba en el cuarto, situación en la ella se habría rociado con nafta y se habría prendido fuego. Con esos datos, la causa fue caratulada “Intento de suicidio”.

Sin embargo, en las últimas horas de ayer, Estela Falcon, hermana de Valeria Machado, le confió a este Diario sus firmes sospechas sobre un femicidio y apuntó contra el hombre que convivía con la fallecida. Además, advirtió que “hasta que no caiga preso no voy a parar” y confirmó que hoy se acercará para aportar datos ante el fiscal (ver “La prendió…”).

Conmoción

Si bien no están claras las circunstancias en que la mujer cobró fuego, se confirmó que ella salió de la casa en llamas, y que fue asistida por un vecino que escuchó gritos y acudió en su auxilio. Luego, una ambulancia del SAME la trasladó al Hospital, donde la estabilizaron y quedó internada en terapia intensiva.

A raíz de las graves quemaduras que sufrió en el 80 por ciento de su cuerpo, permaneció hasta la tarde de ayer con asistencia mecánica respiratoria.

La situación causó gran conmoción en el barrio, que observó con pavor la tremenda escena que finalmente se cobró la vida de la joven mujer, que tenía hijos de 5, 7, 9, 11, 15, 18 y 19 años de edad. Los cuatro más chicos están en Buenos Aires, en adopción, al igual que el de 15 que vive en Tandil, mientras que los dos mayores se independizaron.

La causa

En un primer momento, la investigación giró en torno a un intento de suicidio, pero con el correr de las horas y tras el fatal desenlace, la fiscalía cambió la carátula a “Averiguación de causales de muerte”.

Por otra parte, se informó que no existían denuncias previas por violencia en la Comisaría de la Mujer, mientras que procuraban testimonios para conocer más detalles sobre el vínculo entre Machado y su pareja.

Además, aguardaban los resultados de la autopsia que se desarrollaba al cierre de esta edición. En tanto, los familiares esperaban que les entregaran los restos mortales para proceder al velatorio y a la inhumación.

EL TESTIMONIO DE LA HERMANA

“La prendió fuego él y no voy

a parar hasta que vaya preso”

Elsa Falcon le contó a El Eco de Tandil que ayer al mediodía realizó una exposición en la comisaría Primera, a partir de amenazas que habría recibido de parte de la pareja de su hermana Valeria Machado. Además, señaló que luego de dialogar con vecinos de Las Tunitas, está convencida de que “la prendió fuego él y no voy

a parar hasta que vaya preso”.

La mujer relató que “él me mandó mensajes por el Facebook de Valeria Machado. Mientras ella estaba internada, él me estaba mandando que dejara de escracharlo porque él no había hecho nada, que cuando ella despertara iba a salir todo a la luz, que ella se había querido matar, que estaba mal, que estaba depresiva”, explicó en relación al contacto que mantuvo con la pareja de Valeria y a la denuncia por amenazas que radicó en sede policial.

En cuanto al vínculo de la pareja, Elsa Falcon expresó que “por lo que rescaté hoy en Las Tunitas, él la golpeaba. Incluso, algunos vecinos llegaron a decir que él golpea a la madre que vive en Las Tunitas”.

Por otro lado, describió que su hermana estaba distanciada de la familia. “Desde que estuvo con él, se alejó. A ella le había sacado seis chicos el Juzgado de Familia por una relación anterior, y estaba sola con esta pareja, sin chicos. Ella se alejó, y hace un mes y medio, más o menos, desde el Facebook de ella empezó a escribirme”, dijo y detalló que mostraba interés por saber cómo estaban sus hijos.

“Me dijo que a mitad de año se casaba, entonces yo hace una semana le volví a escribir y le pregunté ‘¿todo bien? ¿Vos cómo estás?’, y me dijo ‘no te puedo hablar mucho por acá’. Y ahí quedó. Yo me quedé con eso, porque me dio a entender que le usaría el Facebook o algo. Hoy (por ayer) me enteré en Las Tunitas que el celular lo andaba él, que la única red social que figuraba, la usaba siempre él”, agregó.

La hermana confirmó que Valeria llevaba casi dos años en pareja con este hombre y que había superado lo de sus hijos gracias a que asistía a una iglesia. “Cuando empecé a escracharlo en Facebook a Pereyra, empezaron a caerme mensajes de gente con la que iba a la iglesia, que la veía mal, que el tipo no la dejaba sola y que iba en todo momento atrás de ella. Incluso, estoy en contacto con una señora”, ratificó Estela Falcon.

Los testigos

Por otra parte, señaló que los vecinos de Las Tunitas no quieren hablar porque “le tienen miedo”, aunque varios le contaron lo que observaron el sábado. “Él salió gritando que se le quemaba la mujer, pero por otro lado los vecinos me dijeron que dos nenes que habían pasado para arriba, porque Thomas es una subida, la habían visto atada a ella, que había salido de la casa gritando pero que estaba atada”, refirió.

Indicó que “se ve que la entró, porque después sale pidiendo auxilio, con medio cuerpo ya prendido fuego”, dijo en referencia al patio delantero de la vivienda, donde culminó el episodio.

Por otro lado, explicó que un vecino le contó que “él (la pareja de Valeria) salió gritando que ella se estaba prendiendo fuego. El vecino venía desde abajo para arriba de Thomas, porque estaba vigilando dos casas, una abajo y otra arriba. Cuando mira, dice que él estaba con el celular y la ve a Valeria salir gritando, media prendida fuego. Él entra y Pereyra le dijo ‘¿qué hacés acá?’. Entonces, cruza corriendo a su casa, agarra un buzo, mientras pedía auxilio y otros vecinos corrían hacia arriba, llamando a la ambulancia, y Pereyra siempre con el celular. El que la tiró al piso para que se apagara fue el vecino. Él escapó porque los vecinos lo querían linchar, hasta que lo agarró la policía después”.

La hermana aclaró que “el vecino fue el que le puso el buzo, no el marido. Por eso digo, él en shock no estaba. Estaba consciente de lo que le estaba pasando a mi hermana. La prendió fuego él y no voy a parar hasta que vaya preso”, afirmó.

Valeria Machado trabajaba en la limpieza del sector administrativo de la Cooperativa Ronicevi, por lo que se espera que alguna compañera del Movimiento Evita pueda aportar elementos de interés para la causa. Incluso, el dirigente político y social Nicolás Carrillo envió el pésame a la familia y manifestó que “sin ánimo de ser irresponsable en este momento de profundo dolor, espero que la Justicia pueda determinar realmente lo sucedido. Y a quienes la conocieron y puedan aportar información, por favor háganlo en la comisaría Primera”.

Por Facebook

Por otra parte, la hermana expresó que “quiero verlo preso. En captura de pantalla tenemos todo, mañana vamos a fiscalía después del entierro. Él puso a las 11.32 de la mañana hoy (por ayer) ‘viudo’”, en referencia al estado civil de Facebook y “Valeria murió a las 16.45 de la tarde”.

Y agregó que “él está manejando el Facebook de ella. Él nunca se presentó en el Hospital a acompañarnos a nosotros. No fue. Se hubiese presentado como su marido, para acompañar a la familia, a los hijos o al papá de Valeria, y no se presentó en todo el día en el Hospital, y está usando las redes sociales porque desde Valeria Machado le está mandando mensajes a los hijos de ella”.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario