Nuevas pruebas comprometen aún más a al menos a dos de los imputados por el crimen de Jorge Bustamante

En medio de fuertes repercusiones por las escandalosas declaraciones y versiones cruzadas que involucran al controvertido abogado Castaño, la pesquisa siguió avanzando en silencio en pos de recabar más pruebas que involucran a al menos dos de los señalados. Asimismo se aguardan por peritajes para corroborar o descartar la participación de Emanuel Ramírez. Hoy declara Ángel Tami

El Eco

Más allá de las escandalosas como comentadas repercusiones de las declaraciones de uno de los señalados que gritó su inocencia y acusó al controvertido abogado Claudio Castaño, la investigación por el crimen de Jorge Bustamante ayer cobró un nuevo envión hacia el esclarecimiento del caso, respecto a la hipótesis principal –y a estas alturas única- de los al menos dos de los imputados por el hecho.

El despliegue de nuevas diligencias procesales ordenadas por la fiscalía recogieron buenos frutos para interés de la causa, calificando el avance como muy alentador en pos de considerar que hay prueba suficiente para mantener la detención del confeso Nahuel Morales y el imputado Ángel Tami, además de Emanuel Ramírez, sobre quien también se oficiaron medidas en pos de confirmar o desestimar su participación en el hecho (ver aparte).

Al aguardo del resultados periciales de cosas secuestradas, ayer hubo otras aristas que permitirían especular con que Morales y Tami estarían muy comprometidos en la emboscada que terminó en muerte, con el consabido periplo protagonizado en el auto de la víctima hasta deshacerse del cuerpo en el arroyo Langueyú en el trayecto del camino rural a La Argentina, para luego abandonar el coche en pleno barrio La Movediza, incendiado parcialmente.

Aguardan por Tami

Como oportunamente se detalló, para hoy está previsto el traslado desde la comisaría a la sede judicial de Ángel Tami, quien deberá prestar declaración tras la frustrada entrevista del martes, cuando acusó una descompensación y pidió dar su versión hoy.

A sabiendas que se presentó como su abogado también Castaño, más de un actor judicial se imagina por dónde pasaría su relato, considerando necesario para la estrategia defensista que tenga coincidencia con lo confesado por Morales.

De no ser así, podría plantearse la figura de “intereses contrapuestos” a la hora de que un mismo letrado defienda a dos implicados con diferencias sensibles y notorias en sus eventuales coartadas.

Tal se detalló, Tami, tras escuchar la versión de Ramírez fue ingresado a la oficina del fiscal Gustavo Morey, secundado por el abogado Castaño,  y cuando se disponía a contar su versión, dijo no estar bien de salud para someterse a la entrevista. El fiscal aceptó la situación y se pautó la entrevista para hoy.

Sobre el cuestionamiento acerca de si el mismo abogado podía defender a ambos imputados – Morales y Tami-, hasta tanto no saber cuál será la versión de este último no podrá constatarse si hay “intereses contrapuestos”, siendo que si coinciden en las versiones, no habría reparos en que sean representados por el mismo letrado.

Tal se adelantó en ediciones pasadas, con la detención y confesión de Nahuel Morales, la instrucción se abocó a la aprehensión de los considerados coautores del crimen. Así, Angel Tami (20) y Emanuel Ramírez (19) fueron  apresados en sus respectivos domicilios, en Piccirilli 749 y Chacabuco 1042, respectivamente. Ambos jóvenes habían sido señalados por Morales como los responsables del homicidio.

Una vez trasladados a la fiscalía para ser notificados e indagados del delito de “Homicidio en ocasión de robo”, surgieron escenas con visos de escándalo dentro y fuera de los despachos judiciales, a partir de la presencia e injerencia nuevamente del abogado Castaño, quien sería “escrachado” en el propio expediente por los dichos del apresado Ramírez, quien lo acusó de un pase de factura por una relación íntima frustrada entre ambos.

Resolver la situación del apresado Ramírez

Al unísono que se recopilaron nuevos elementos al expediente en pos de incriminar a los sospechados, se evacuaron diversas diligencias en pleno proceso de conclusiones para determinar la participación o no de Ramírez en el hecho.

Como se adelantó, el señalado clamó su inocencia en su declaración y acusó al abogado Castaño de efectivizar “el vuelto” que le había prometido por una relación frustrada que terminó violentamente y con amenaza de venganza.

Asimismo, versionó una coartada sólida sobre cómo, dónde y con quién estaba en las horas del trágico suceso contra Bustamante, dichos se tuvieron literal coincidencia en declaraciones en paralelo que se hacían para con su novia y un amigo.

A ello, se le suma que no existía ni hasta aquí existe elemento alguno que los relaciones con los otros dos implicados. En el pasado lejano o más cercano hay testimonio alguno que los relacione, y hasta ayer no había otra prueba material en su contra. Ramírez apareció en escena por la confesión de Morales, nada más y nada menos.

Así las cosas, ahora se aguarda por resultados periciales que hacen a informes tecnológicos que permitan inferir y luego certificar los dichos del acusado, especialmente sobre las circunstancias de tiempo y lugar. Por caso, se aguarda el peritaje de su propio teléfono celular, además de otras herramientas informáticas.

Extraoficialmente se supo que la intención de los investigares sería resolver prontamente la situación procesal, o al menos de detención de Ramírez, ya que de corroborarse sus dichos con lo que se recopile de aquellos informes técnicos, podría recuperar su libertad, independientemente de quedar sometido al proceso.

 

La defensa de la hermana

Maylén Pérez, hermana de Ramírez, dialogó con “Tandil Despierta” por ECO TV y la 104.1 Tandil FM y manifestó que “”Emanuel no tiene nada que ver con el crimen de este chico”.

El relato de la hermana de Ramírez se condice con lo que declaró el martes el joven y que refiere a inconvenientes con el abogado Claudio Castaño.

“Él unos días antes a la desaparición de este chico (Bustamante), tuvo un problema con el abogado Castaño. Él nos informa del problema. Castaño quiso tener relaciones sexuales con él y mi hermano se negó. Le dijo ´Tirate al piso que te voy a hacer algo´. Lo quiso tirar, mi hermano se defendió físicamente, lo agredió y le dijo que lo iba a denunciar. A esto Castaño le responde que ´esto no iba a quedar así´. A partir de ese momento Emanuel vuelve a la casa de la chica que era su pareja y nos contó lo que pasó. Lo que se nos ocurrió fue que haga la denuncia, Emanuel no quiso porque estaba asustado. Supusimos que iba a tomar represalias y pero no de esta manera”, dijo Pérez.

La hermana del aprehendido aseguró que “cuando pasó lo del chico, Emanuel estaba durmiendo. Si fuese cierto lo que dicen yo le suelto la mano. Somos una familia de bien, no defendemos a asesinos, pero tenemos la certeza de que él no tiene nada que ver con el caso”.

“Emanuel trabajaba en una obra cerca de la casa de mi papa. Tenemos conversaciones de que el martes a la tarde después de trabajar viene a casa, agarra señala de Wi Fi y le manda a esta chica que era su pareja que iba a su casa y se va. Después le escribe a un amigo con quien también se habían quedado en encontrar y le dice que estaba cansado y que se iba a dormir. Él estaba en la casa de la chica que ayer dio declaraciones. Emanuel no se fue de la casa en toda la madrugada y a las 7 de la mañana se presentó a trabajar de forma normal”, detalló.

Sobre las publicaciones en Facebook donde intercambia mensajes con otro amigo, Pérez afirmó que “nosotros tenemos el Facebook de Emanuel a disposición, está abierto. Se lo dimos al abogado y al fiscal. Unos días antes de que pase lo de este chico, él le cuenta a un amigo lo que estaba pasando porque estaba recibiendo amenazas. Hay más capturas de pantalla y conversaciones. Pide que solamente muestre la conversación si le pasaba algo a él. Se despide con la frase: ´Si me pasa algo que sepan que fue el abogado Castaño´”.

Detalles

Pérez, la hermana de Emanuel Ramírez, subrayó que “todo lo que digo es la verdad y lo que tenemos de otros testigos”. Por caso brindó más detalles del problema que tuvo con el mencionado letrado. “Por lo que nos cuenta un amigo de él, Emanuel se escribe con Castaño y éste le dice que vaya él y lleve a una amiga. Que él invitaba los tragos y todo. Emanuel iba a ir con esta chica que declara pero a último momento ella decide no ir y va solo. Ahí se desata todo lo que conté previamente”.

“Emanuel no fue a reclamar nada. El plan desde el principio según nos contó la amiga era una fiesta. De ahí a que haya problemas de plata no lo sabríamos decir”, destacó.

Además, Pérez afirmó que “mi hermano no tiene contactos ni con Morales ni con Tami. No se conocen. Ni tienen mensajes cruzados ni son amigos en Facebook ni nada”

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario