fbpx Un remisero, un viaje y el falso concejal – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Un remisero, un viaje y el falso concejal

En la fiscalía se sustanció una causa por estafa, en el cual un hombre se hacía pasar por un concejal y candidato para utilizar viajes de un remis que nunca pagó. Se comunicaba por una línea que tenía la imagen de contacto del político en cuestión.

El Eco

Un expediente judicial que se trabajó con hermetismo en tiempo de campaña electoral salió a la luz recientemente, a partir de la confirmación de una imputación para un hombre por estafa que, a priori, engañó a un remisero pero no se descarta que pudiera haber perjudicado a más vecinos.

El hermetismo devino justamente de los días proselitistas transitados y porque el involucrado involuntariamente era un protagonista de la contienda electoral, quien debió prestar declaración en sede judicial en pos de aclarar una maniobra que lo podía haber perturbado en lo que eran sus jornadas de campaña.

Efectivamente, un hombre se comunicaba vía Whatsapp presentándose como Marcos Nicolini, el concejal y por esos días precandidato a intendente por Juntos por el Cambio. Con la imagen del mismísimo político en su contacto telefónico, contrató un servicio de remis y prometía contratar más hasta que el remisero empezó a sospechar de la maniobra y terminó descubriendo que todo era un falso ardid, no sin antes costear un viaje a Mar del Plata que nunca fue abonado.

Según se confió, se trató de Gustavo Luis Porta, chofer de remis de la empresa El Surtidor, de calle Darragueira 1988, quien denunció que el viernes 18 de octubre la operadora de la empresa recibió una llamada en la que un hombre que se presentó como Marcos Nicolini solicitaba un auto a los fines de llevar a una mujer de nombre Mirta a Mar del Plata y volver en el mismo día.

El remisero comenzó a organizar el viaje, recibiendo una llamada de un teléfono en que la persona se presentaba como Marcos Nicolini, el cual hablaba de manera respetuosa y seria, confirmando el servicio a Mar del Plata, viaje que iba a pagar el Concejo Deliberante. El mismo tenía que llevar a la mujer, esperarla y traerla de regreso.

El denunciante dejó constancia en la denuncia los mensajes vía Whatsapp que tenía con el sujeto que en su foto de contacto efectivamente tenía la imagen del concejal y candidato Nicolini.

Realizó el viaje con la mujer en cuestión que lo aguardó en su casa de calle Misiones rumbo a “la Feliz”. En el trayecto, el remisero mantuvo conversación con la pasajera pero aludiendo a temas familiares, nunca se hizo referencia a la gestión del viaje. Una vez en el destino, dejó a la mujer en una vivienda y le envió mensaje al contratante sobre el arribo al lugar peticionado. A lo cual luego recibiría un llamado de “Nicolini” para que vaya buscar a la mujer y emprendieran el regreso, lo que efectivamente sucedió.

Al día siguiente, el remisero recibió una nueva llamada del concejal solicitándole si podía dirigirse a una propiedad de calle Ameghino y si allí había un departamento para alquilar, ya que tenía que traer a una familia de Tapalqué que habían desalojado, refiriéndole que el viaje se lo iba a pagar junto al servicio que había prestado a Mar del Plata.

Mientas seguían en contacto telefónico, surgió una nueva conversación que empezó a llamarle la atención al remisero. Es que el supuesto Nicolini le solicitó 2000 pesos prestados hasta la noche para poder hacer una declaración jurada en Tapalqué porque el abogado de él no podía ir y había tenido que contratar a un letrado de dicha localidad.

Frente el llamativo pedido, se acrecentaron las sospechas del remisero que empezó a rastrear el contacto del concejal Nicolini. Así fue que se contactó con quien por ese entonces estaba de campaña, quien negó enfáticamente tener algo que ver con las llamadas anteriores, ni sabía del número telefónico que aludía el vecino.

Fue así que el remisero se trasladó de inmediato a la fiscalía a propiciar la denuncia, donde ratificó sus dichos y dio cuenta de los 5 mil pesos perdidos por el costo que había resultado aquel viaje a Mar del Plata.

Allí, también dejó constancia en el expediente que el falso Nicolini le había dicho que si los viajes desplegados se hacían correctamente iba a necesitar más coches para la campaña y el domingo de elecciones. Que luego cobraría con un cheque a retirar en las oficinas del Concejo.

Testimonial de Nicolini

Frente al caso, el propio concejal y por entonces precandidato Marcos Nicolini debió acudir a la sede judicial y prestar su testimonio frente a la fiscalía, donde dejó sentado la estafa que había padecido el chofer de remis utilizando falsamente su nombre.

Con los datos proporcionados por el propio damnificado se inició la instrucción penal preparatoria, que contó con el aporte logístico del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de CABA en coordinación con la DDI local, quienes tras el análisis de las llamadas y mensajes telefónicos lograron dar con el falso concejal, identificado como Gustavo Darío Barnechea, a quien se le endilgó el delito de “estafa”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Como para complementar la información del artículo, no es menor contar que fue el Concejal Nicolini quien le propuso al Sr. Porta presentarse junto a él en la fiscalía correspondiente para concretar la denuncia y solicitar la investigación. Aprovecharse de la buena reputación de una persona pública y confiable como Nicolini, es siempre un riesgo que se encuentra latente.

Deja un comentario