Una vez más, reductores de velocidad fueron vandalizados

David Tiffner, subsecretario de Protección Ciudadana, se mostró molesto ante lo ocurrido y aseguró que se implementarán medidas para los responsables de los hechos de este carácter.

El Eco

Durante la madrugada del lunes, un grupo de personas quitaron de su lugar tres reductores de velocidad que se encontraban colocados sobre la avenida Illia con el principal propósito de desalentar la realización de picadas por parte de motociclistas y evitar la producción de ruidos molestos en el barrio.

Actualmente la Secretaría se encuentra analizando las imágenes registradas por las cámaras de seguridad. El subsecretario anticipó que, a causa de este hecho y del anterior, será radicada una denuncia en la comisaría Primera y será puesto a disposición de la Justicia el material fílmico obtenido para que identifique a los responsables. “La Justicia decidirá qué hacer”, sentenció.

Por el momento, se repondrán los elementos dañados, los cuales se espera estén listos para el fin de semana, y se establecerá una nueva custodia en la zona en determinados horarios, para luego aumentar la cantidad de reductores colocados en la avenida. “No vamos a bajar los brazos y vamos a seguir insistiendo”, señaló, al mismo tiempo que detalló el costo que implica al municipio este tipo de hechos, así como también a cada uno de los contribuyentes que pagan sus impuestos. La cinta que se utiliza tiene un precio de entre 600 y 700 pesos por metro, por lo que habría que multiplicar el valor por once para obtener el costo de cada reductor. De todos modos, Tiffner mencionó que resta la obtención de 300 metros más para completar el sector de la avenida Illia y Echeverría, con el propósito de frenar los ruidos molestos.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario