fbpx Vecinos alertaron a la policía y evitaron un robo en Monseñor de Andrea al 200 – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Vecinos alertaron a la policía y evitaron un robo en Monseñor de Andrea al 200

El intruso ingresó a la propiedad, tomó una sábana y comenzó a elegir qué iba a llevarse. En el patio de la vivienda estaba el propietario, que nunca se enteró lo que acontecía. Fue atrapado y detenido. Anoche fue derivado a los calabozos de la comisaría Segunda.

Mariano Leunda

Vecinos de la zona de Monseñor de Andrea al 200 impidieron en la víspera que se concretara el robo en la propiedad de Ivar Meli, al dar rápido aviso a la policía, que pudo dar con el solitario delincuente dentro del inmueble y halló varias cosas ya seleccionadas como botín.

Todo se desencadenó alrededor de las 16 de ayer, cuando -según quienes habitan en esa avenida-, dos personas iban de casa en casa tocando timbre, pidiendo algún tipo de ayuda.

Maximiliano Villarreal, con residencia en La Matanza, al llegar a Monseñor de Andrea 230, decidió ingresar en la propiedad, tomó una sábana, la colocó en el suelo en el sector de la entrada a la casa y comenzó a elegir qué llevarse.

Mientras el intruso cometía el ilícito, el propietario del lugar se encontraba en el patio, aprovechando la soleada tarde, sin percibir, en ningún momento, lo que estaba ocurriendo.

Fueron los vecinos de Meli los que observaron lo que estaba pasando y dieron rápido alerta a la policía, llegando al lugar efectivos de la comisaría Primera quienes atraparon al sospechoso.

Al arribar varios móviles al domicilio, algunos vecinos se acercaron para contar lo que desde sus casas pudieron observar. Uno de ellos le dijo a este medio que “me llamó la atención porque el que tocó timbre en su mi casa realmente se le entendía poco. Me quedé mirándolo porque me llamó la atención. Eran dos los que iban casa por casa, pero fue el que atendí yo quien ingresó en lo de Meli”.

Detalló que “cuando lo vi entrar, no dudé en llamar a la policía, la que en cuestión de segundos llegó y lo detuvo”.

“Realmente increíble”

Matías Meli, presidente de la Sociedad Rural de Tandil y exconcejal, es hijo de Ivar Meli, quien fue víctima del robo en curso y no se había enterado.

“Por suerte a mi papá no le pasó nada, pero estaba en su casa, en el patio, aprovechando el sol de la tarde”, contó.

Explicó que “tengo que agradecer a los vecinos que dieron aviso a la policía y lo terminaron agarrando dentro de la casa, eligiendo que llevarse”.

Del frustrado atraco, relató que “entiendo que la puerta principal estaría mal cerrada y al tocarla, se abrió y se metió. Una vez en el interior de la propiedad agarró una sábana y comenzó a elegir qué llevarse. Pero estaba en tan malas condiciones que ni se daba cuenta de que el robo lo hacía con un montón de gente mirando”.

El exconcejal indicó que “es realmente increíble lo que pasó, por suerte la policía actuó y lo detuvo, evitando el robo”.

Muchos fueron los vecinos que aseveraron que eran dos los que venían tocando timbre en las distintas viviendas, por lo que la policía recorrió la zona para intentar dar con el cómplice, sin resultados positivos.

Daños

El Eco de Tandil fue testigo del accionar de Villarreal y de su acompañante Sebastián Corverón, cuya residencia es en Mar del Plata según lo indica su documento, en la noche del pasado martes.

Estas dos personas, en la noche del martes, prendieron fuego un montón de maderas y ramas en una estructura de cemento ubicada en el cerro El Calvario, provocando un incendió que asustó a quienes viven cerca y que dieron aviso a los bomberos y la policía.

Vía la red social Facebook de este medio, Lucía Etchebarne denunció lo que habían sufrido. Contó que “somos un grupo de artesanas que trabajamos en El Calvario con el permiso otorgado por el padre Andrés. Ante la emergencia sanitaria que nos impide trabajar, nos acercamos al Calvario para ver que nuestros elementos de trabajo estuvieran bien y nos encontramos con que el lugar donde guardamos caballetes y tablones ha sido prendido fuego”.

Detalló que “nuestras condiciones de trabajo son precarias, nuestras economías son vulnerables y de autosustento. Carecemos de los beneficios laborales que cualquier persona en relación de dependencia puede tener. Sin embargo, nos organizamos para poder mejorar nuestras condiciones laborales y presentar nuestra mercadería sobre mesas que armamos con simples caballetes y tablones”.

Agregó: “¿Cuánta miseria puede tener alguien en su ser para quemarle a otras personas sus elementos de trabajo? Repudiamos totalmente el accionar de quien haya hecho este acto con pura maldad, ya que atenta contra nuestro derecho al trabajo”.

Por último, mencionó que “se radicó la correspondiente denuncia. Solicitamos que las autoridades, a quienes les corresponda, esclarezcan este hecho y se encuentre a los responsables”.

Las únicas dos personas que había en el lugar al momento de originarse el incendio eran Villarreal y Corverón, quienes no pudieron explicar por qué y cómo se había originado el foco ígneo. Los bomberos sólo encontraron en el lugar maderas, ramas incendiadas, las que habrían prendido para calentar el ambiente.

Autoagresión

Así como la noche del incendio Villarreal denunciaba que “la policía había prendido fuego” y los había dejado sin ninguna pertenencia, cosa que no era cierta porque a la hora del siniestro los uniformados no estaban en el lugar, ayer se vivió una historia similar.

El apresado delincuente buscó provocarse una autoagresión, y mientras intentaba golpearse la cabeza contra la pared, gritaba que “la policía lo estaba lastimando”.

 

.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

Deja un comentario