Agremiados a Adunce instalaron una carpa como símbolo de adhesión al paro docente

El fin de la instalación de la carpa blanca fue mostrar fuerza y unidad para romper el techo del 15% que intenta imponer el Gobierno nacional en las paritarias.

El Eco

Tras la asamblea llevada a cabo el pasado miércoles, los docentes definieron instalar una carpa blanca en la plaza del centro, justo frente a la Universidad, a lo largo de los dos días de huelga. Allí se desarrollaron charlas y clases públicas desde el lunes y hasta ayer inclusive, con el objetivo de mostrar fuerza y unidad para romper el techo del 15 por ciento que intenta imponer el Gobierno nacional en las paritarias.

De esta manera los docentes universitarios también se proclamaron en favor del paro docente y buscaron generar un espacio para exponer el reclamo de los profesores y dar lugar al debate, además la carpa ubicada en la esquina de Pinto y Chacabuco funcionó como aula donde se dictaron clases de consulta para los estudiantes ingresantes a la Facultad de Ciencias Exactas. Fueron alrededor de 15 los docentes que participaron de las dos jornadas, donde hubo actividades de todas las unidades académicas, como de la Escuela Nacional Ernesto Sábato, ya que como informaron de Adunce se trata de un acatamiento de todos los niveles académicos.

“Hoy nos atraviesa un conflicto que tiene que ver con la poca respuesta del Gobierno nacional ante los reclamos salariales de los docentes, con la eliminación de la paritaria, con el peso del 15 por ciento y una serie de reclamos que no nos da otra opción que esta media de fuerza”, expresó Cecilia Papini, docente de esa facultad, quien además consideró que la medida tomada fue importante e igualmente impactante, tanto para los estudiantes como para el público en general, ya que es inusual que durante un paro la actividad docente continúe.

“Creemos que es parte de la formación que los alumnos se comprometan con lo que está pasando, que nos acompañen, y lo logramos”, dijo, detallando que fueron varios los chicos que se acercaron a trabajar en conjunto. Explicó que es imprescindible que los futuros profesionales estén en contacto con lo que sucede a su alrededor. En este sentido, señaló que ello también se fomenta durante una de las materias del curso de ingreso llamada “Ingreso a la Vida Universitaria”, en la que los profesores ayudan a los jóvenes a reflexionar sobre las implicancias de ser parte de una universidad pública, tanto en el rol de estudiantes como de docentes.

“Tratamos de informar a la gente qué pasa y a los que se acercan a acompañarnos para que comprendan la realidad por la que estamos atravesando. Por otro lado, con los alumnos hemos tenido momentos de charlas en las últimas semanas con respecto a este tema”, destacó Papini.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario