Aún sin acuerdo, siguen las negociaciones para atender los reclamos en Vialidad y Tránsito

David Marconi brindó detalles de las negociaciones mantenidas hasta el momento con el Ejecutivo para atender los reclamos alzados en diferentes áreas.

El Eco

Mientras se espera por el convenio colectivo de trabajo, siguen las reuniones para atender los reclamos alzados en las direcciones de Vialidad y Control Urbano Vehicular, aunque sin avances significativos. Por lo tanto, desde el Sindicato de Trabajadores Municipales continúan en estado de alerta, movilización y asamblea permanente, sin medidas de fuerza programadas por el momento.

En el marco de las negociaciones, representantes gremiales y funcionarios del Ejecutivo asistieron ayer a una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Provincia en pos de resolver puntualmente la situación en el área de Vialidad.

En la oportunidad, no se alcanzó un acuerdo y se pasó a un cuarto intermedio para mañana, a las 9, donde las partes volverán a encontrarse.

En presencia del titular de la delegación de la cartera laboral bonaerense, Blas Pugliese, participaron de la reunión el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi; el subsecretario Miguel Lunghi (h); el director de Recursos Humanos, Mauricio Baldovino; y Juan Maciá Cantarelli, abogado de la Secretaría de Legal y Técnica.

Por el gremio, estuvieron el secretario general Roberto Martínez Lastra; su par de Organización, David Marconi; y el delegado del área en cuestión, Walter Oporto.

En diálogo con El Eco de Tandil, Marconi brindó detalles de los distintos focos de conflicto y si bien confirmó que hasta ahora no se lograron avances significativos, descartó que se llegue a medidas de fuerza. No obstante, aclaró que se encuentran en las áreas mencionadas, como así también en otras que también están atravesando una compleja situación, en estado de alerta, movilización y asamblea permanente.

La situación
en Tránsito

El secretario gremial se refirió en primer lugar a los reclamos alzados por el plantel de Control Urbano Vehicular. Recordó en ese sentido que el año pasado “se firmó un acta acuerdo con el Ejecutivo, donde se debería llamar a concurso para cubrir dos cargos de coordinación. Sin embargo, este tema se empezó a trabar por las condiciones que se ponen para que los trabajadores puedan presentarse”.

Según precisó, el punto en discusión y en torno al cual desde el gremio dijo que no van a acceder, es que “el ingreso de los trabajadores al Municipio mínimamente tiene que ser con el secundario completo”.

Planteó entonces que “si estamos llamando a concurso para jefatura, no podemos pedir un requisito menor a ese, y el Municipio quiere imponer que la condición para concursar sea simplemente tener el primario. Ese es el punto en el que estamos trabados y no vamos a acceder de ninguna manera”.

Aún sin acuerdo, entonces, el plantel resolvió en las últimas horas acatar solamente las órdenes recibidas por el director del área, Walter Villarruel, y el coordinador, Guillermo Borda, hasta tanto obtener una respuesta favorable al planteo realizado.

Marconi consideró “bastante obcecado por parte del Ejecutivo trabarse en ese punto porque claramente están demostrando que quieren darle chance en el concurso a algún trabajador o trabajadora cercana a ellos”.

Vialidad

Por otro lado, en cuanto al plantel de Vialidad, detalló que ayer mantuvieron una audiencia en el Ministerio de Trabajo bonaerense en pos de encontrar una solución a los reclamos alzados desde el área.

“El conflicto viene desde 2017, los compañeros hace veinte días que están en asamblea permanente, en estado de alerta y movilización. En este caso, también tiene que ver con un acta acuerdo que firmamos en agosto del año pasado con varios puntos, muchos relacionados con cuestiones operativas, que si bien se cumplieron, hay que seguir cumpliéndolas”, advirtió.

Según puntualizó, esto tiene que ver con “el estado de los vehículos, la verificación técnica, los matafuegos, la ropa y el calzado del personal, que lo proveyeron en el momento en que llegamos al acuerdo, pero después los matafuegos y la VTV se vencen, los vehículos se utilizan y se rompen, es decir, es una cuestión permanente a la que hay que darle continuidad para que el área continúe operativa”.

Por otro lado, detalló que “también en ese momento se acordó una bonificación por un monto fijo para los compañeros y lo que estamos solicitando es que pase a ser porcentual. El Ejecutivo en primera instancia lo acepta, pero nosotros lo que pretendíamos era que también se aumentara ese porcentaje y no que quedara en el mismo monto que perciben los trabajadores, que son dos bonificaciones, cada una de mil pesos”.

Contó que desde el Ejecutivo “hicieron un ofrecimiento nuevo de un poquito más de lo que están llevándose los compañeros hoy, que también fue rechazado, y esto es lo que nos lleva a estar en conflicto, pero sin medidas de fuerza. Sí con las asambleas”.

Audiencia en
el ministerio

En medio de las negociaciones, la semana pasada el Ejecutivo presentó ante el Ministerio de Trabajo una nota en “la que aduce cuestiones de perjuicio hacia la ciudadanía por las asambleas y solicita que se dicte la conciliación obligatoria”, contó Marconi.

En efecto, desde la delegación de la cartera laboral bonaerense se citó a las partes a una audiencia de conciliación para este lunes, que finalmente no se realizó porque las autoridades comunales “llegaron tarde” y desde el ministerio también adujeron que “estaban retrasados con las audiencias”, situación que desde el gremio se encargaron de dejar por sentado, considerándola “una falta de respeto”.

“Llegó el martes y el Municipio, que pedía la conciliación, volver todo para atrás y continuar con la negociación, nos notificó cerca del mediodía que iba a empezar a descontar los días porque los compañeros se excedían en el derecho a la asamblea, como si eso lo determinada él y no la Constitución en este caso y las leyes que regulan la materia”, expuso Marconi.

Por lo tanto, contó que ya tenían programado “una protesta más fuerte”, pero por la tarde recibieron la citación del Ministerio de Trabajo a una audiencia para ayer a la mañana. “Concurrimos, pero no hubo mayores avances. Hubo una contrapropuesta por parte del sindicato y el ministerio propuso pasar a un cuarto intermedio para este viernes, a las 9. Esperemos no llegar a esa instancia, sino poder solucionarlo antes”, deseó el secretario gremial.

Convenio
colectivo

Hasta aquí, entonces, siguen sin resolverse varios de los puntos en torno a los cuales las partes vienen negociando desde el año pasado. Mientras tanto, desde el sindicato continúan esperando que se efectivice la firma del convenio colectivo de trabajo.

“En enero lo teníamos casi listo y nos encontramos con la sorpresa que nos devuelven el último borrador, en el que ya teníamos todo corregido y solo quedaban 10 o 12 puntos, con muchas correcciones a cosas que ya habíamos acordado. Entonces, volvimos para atrás y hoy estamos estancados”, lamentó.

Otras áreas
complicadas

A los conflictos que continúan en Control Urbano Vehicular y Vialidad, se le suma la situación que están atravesando los trabajadores de otras áreas municipales, advirtió Marconi.

En primer lugar, mencionó que “en quirófano quieren cambiar el sistema de prestación que tienen los compañeros por uno de guardias pasivas. En principio, el personal con el que cuenta el sector no es suficiente, con lo cual se verá resentido el servicio a la población. Hace diez días que estamos esperando una reunión con los directivos para hablar del tema y todavía no tenemos una confirmación. Con lo cual parece que no le dan mucha seriedad al asunto y también esto constituye un perjuicio para los compañeros”.

Seguidamente, se refirió al área de “monitoreo, donde también se pretende avanzar en una cuestión de modificarle la prestación, los turnos y demás. Ahí sí pudimos avanzar y logramos que no lo modifiquen, pero no hemos acordado nada, sino que se lo han comunicado verbalmente a los trabajadores”.

Y, por último, también deslizó que posiblemente se reedite el conflicto en el área de mantenimiento de los hospitales, ya que “ahora quieren que pase a depender de Servicios, que tiene muchos de los talleres desmantelados. Lo que pasa es que mantenimiento del Hospital lo fueron desmembrando de contenido, de trabajadores, insumos y terciarizando mucho hacia el privado”.

Consideró entonces “una locura que pretendan ahora que desde Servicios se pueda solucionar y mejorar el trabajo de mantenimiento de los hospitales, que es un laburo tan específico. No va a andar y ésa es otra cuestión que también está latente y puede generar un conflicto”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario