fbpx Con críticas directas al jefe de Gabinete, la oposición apoyó los ZEIU de la exMetan y Metalúrgica Tandil – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con críticas directas al jefe de Gabinete, la oposición apoyó los ZEIU de la exMetan y Metalúrgica Tandil

Las manzanas de las malogradas plantas industriales ya no tienen indicadores urbanísticos y el Municipio intervendrá en cualquier proyecto futuro. La oposición cuestionó las “idas y venidas” en torno al predio de la exMetan, que había sido declarado de utilidad pública el 10 de mayo del año pasado. Integrar y el Justicialismo no acompañaron el desistimiento de esa ordenanza. Rogelio Iparraguirre tildó a Julio Elichiribehety de “megalómano” y dijo que el secretario de Economía “no la ve ni cuadrada”.

El Eco

Ayer, el Concejo Deliberante aprobó los proyectos de ordenanza para convertir en Zona Especial de Interés Urbanístico los predios de las plantas de Metalúrgica Tandil y Metan. A pesar de que una amplia mayoría acompañó las iniciativas elevadas por el Departamento Ejecutivo, sonaron fuertes críticas dirigidas al jefe de Gabinete Julio Elichiribehety, cabeza del equipo de gobierno del intendente Miguel Lunghi.

Junto a la creación de los dos nuevos ZEIU sobre los inmuebles de Renault, se aprobó por mayoría la derogación de la Ordenanza 16.097 que declaraba de interés público y sujetas a compra, permuta o expropiación las manzanas donde funcionó la fundición de aluminio Metan. En ese caso, no acompañaron el Justicialista Facundo Llano y el Bloque Integrar, luego de plantear sus argumentos.

Por otro lado, Mauricio D’Alessandro no alzó su mano a favor de los ZEIU, postura que va en línea con su decisión de no acompañar propuestas vinculadas al Plan de Desarrollo Territorial hasta tanto no se someta a un análisis, debate y reforma en pos de la actualización de la herramienta urbanística.

“Esto fue un tema estratégico”

Mario Civalleri defendió la propuesta del Ejecutivo, destinada a proteger ambos macizos urbanos frente a los proyectos privados que puedan surgir a futuro. Mencionó que razones de coyuntura llevaron a la desactivación de ambas plantas industriales, y remarcó la importancia de acompañar y auditar el desmantelamiento de las fábricas que quedaron en medio de barriadas consolidadas.

Por otra parte, consideró “oportuno” el tratamiento, teniendo en cuenta que el proyecto de ZEIU para Metalúrgica Tandil  hacía tiempo que estaba en comisión y que se tuvo en cuenta el pedido del Bloque de Unidad Ciudadana de definir los dos temas en conjunto.

En cuanto al desistimiento de la declaración de utilidad pública para las manzanas de Metan, donde el Municipio pretendía construir el centro cívico y un conjunto de viviendas, atribuyó la decisión a los cambios económicos y a la suba del dólar.

Defendió la simultaneidad de la derogación de la ordenanza y la aprobación del ZEIU y fundamentó que quitar los indicadores a un predio por el cual la comuna manifestó interés en su adquisición es un “doble cerrojo” sobre el inmueble y un “abuso de la posición dominante del Estado”, ya que podría leerse como la intención de adquirirlo a “precio vil”.

Insistió en que de este modo el Municipio no quedará ajeno a las propuestas de construcción que se planteen a futuro y remarcó que ambas fábricas se implantaron en la trama de la ciudad en tiempos en que no se hacían controles urbanos.

Avanzado el debate, Civalleri defendió que “este Gobierno se ha caracterizado por apuestas económicas importantes” y mencionó la recuperación del Hipódromo, la compra de la exBuxton, el deseo del Intendente de contar con un Hospital de Niños y la culminación del Hospital de Día “Tita Brivio”. “Esto fue un tema estratégico”, indicó y reconoció que “no salió bien”.

Por otro lado, admitió que el cierre de Metalúrgica tuvo un impacto político para avanzar con el proyecto de Metan, pero además insistió con el “cambio vertiginoso en la economía”.

“Manoseo irresponsable”

En segundo lugar, Rogelio Iparraguirre recordó que su bancada no votó la declaración de utilidad pública de la exMetan con destino a la construcción del centro cívico y el programa de viviendas, del cual un 30 por ciento se iba a destinar a familias de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). Agregó que por entonces, sostuvieron que el escenario económico no indicaba “criterio ni oportunidad” y le achacó al oficialismo que “tienen sentado en Economía a un tipo que no la ve ni cuadrada”.

El líder de la bancada que representa a la primera minoría legislativa marcó que esa iniciativa fue aprobada por mayoría el 10 de mayo de 2018 y un año después, las mismas razones por las cuales su bloque no adhirió son las que esgrimió la UCR Cambiemos para derogar la ordenanza.

Sumado a eso, criticó al jefe de Gabinete Julio Elichiribehety, quien llevó adelante las conversaciones para adquirir el predio de Metan, por creer que “trataba de igual a igual con Renault” y graficó que “se comió unas cuantas curvas”, ya que a la postre la firma internacional cerró Metalúrgica.

Iparraguirre remarcó que había señales de que “el país se hundía en las zozobras”, al tiempo que lamentó la “utilización demagógica de las familias metalúrgicas que estaban atravesando su peor momento”, en referencia a los anuncios para la construcción de viviendas como una suerte de reparación y reconocimiento.

Por otro lado, recordó que en 2015 se trató un proyecto que incorporó varios ZEIU, en los que figuraban Metan y Metalúrgica pero que finalmente quedaron afuera, y agregó que en octubre del año pasado, con el cierre de la fundición, el Intendente les prometió a los obreros cesanteados quitar los indicadores urbanísticos a las tierras que ocupa la fábrica.

El referente de Unidad Ciudadana afirmó que hubo “un manoseo irresponsable” de este tema, llamó al Gobierno municipal a hacer un “mea culpa” por haberse equivocado respecto del proyecto para Metan y apuntó al jefe de Gabinete como autor de una iniciativa “megalómana” en plena crisis.

Por último, bregó para que cualquier proyecto en estos nuevos ZEIU tenga un debate serio, con previsibilidad, que no se utilice con fines electoralistas y que no se juegue con la gente, como ocurrió con las familias de la UOM.

Mensaje “poco serio”

Por su parte, el justicialista Facundo Llano expresó que había acompañado la utilidad pública de la exMetan y se mostró en contra de derogar la ordenanza, teniendo en cuenta que la comuna y la Unicen han demostrado en otras ocasiones que en los tiempos de crisis suelen aparecer oportunidades en la compra de inmuebles.

“No me parece un buen mensaje del Estado que un año después diga ‘ahora no’” a la adquisición de esas manzanas y añadió que las acciones del Estado, refrendadas por el Legislativo y prorrogadas “no pueden ser moneda corriente del capricho de un funcionario”.

En conclusión, dijo que “en el expediente no existen fundamentos suficientes para desistir de la ordenanza” y apuntó que desde lo legal, el Estado es el único que puede declarar de interés público un inmueble. “No es de un estadista ni de un Gobierno serio mandar estos mensajes a la población”, cuestionó.

Sumado a esto, reiteró su postura de que el Estado municipal “no sabe qué hacer con los ZEIU” y que los predios privados quedan a merced de “los caprichos, la inoperancia o ineficiencia” del Municipio que no trabaja para definir los indicadores.

En réplica a ese punto, Civalleri reiteró –reeditando la discusión de la sesión anterior- que el PDT no prevé una intervención obligatoria del Estado frente a las Zonas Especiales, sino que se reserva la potestad de participar en la definición de los proyectos futuros. “No me asusta que sigan siendo ZEIU”, ratificó.

En relación a lo ambiental, Llano consideró que el Ejecutivo desconoce las gestiones del OPDS por el pasivo de Metalúrgica, entonces “está perdido” y recurre a la herramienta del ZEIU. “Estas idas y venidas no son un buen mensaje de construcción de políticas públicas”, resumió.

Por otro lado, subrayó que en el expediente no consta que se le haya avisado a la UOM que iban a desistir de la declaración de utilidad pública y aseveró que “los usaron” para sancionar la ordenanza que hoy se deroga. En ese sentido, observó que con estas cuestiones “laceran las relaciones” con las instituciones y también con el resto de los espacios políticos.

“Es un destrato”

Por su parte, el concejal Gustavo Ballent, quien también es abogado de la UOM, coincidió con las críticas de Iparraguirre y Llano, y opinó que “falta una política seria”. Además, comparó este tema con el alquiler y compra del edificio de Pinto 880, que iba a ser destinado al centro de monitoreo de la Secretaría de Protección Ciudadana, por el cual se pagó un canon mensual, pero se diluyó por el valor en dólares del inmueble.

El concejal de Integrar objetó que el secretario general del gremio Carlos Romano se entere por los medios que dejan de lado el proyecto para la exMetan. “Es un destrato”, lanzó.

Por último, recordó que durante las reuniones en el Ministerio de Trabajo para acordar las indemnizaciones de los metalúrgicos, el Municipio planteaba, en ese ámbito ajeno, el plan de remediación que debía realizar Renault para mitigar el pasivo ambiental. Sin embargo, “no sabemos qué está pasando”, dijo y señaló que el Ejecutivo no ha vuelto a mencionar ese tema.

Aprobaron cambios en la circulación por Quintana

El Legislativo sancionó los cambios en la circulación de Quintana, que a partir de la promulgación de la ordenanza tendrá sentido ascendente entre Del Valle y Lavalle, doble mano entre Lavalle y Magallanes, y ascendente entre Magallanes y Pujol.

En segundo término, estableció que la calle Américo Reynoso será doble mano desde Pujol hasta la Ruta 30.

En cuanto al estacionamiento, quedó prohibido en ambas manos de Quintana entre Lavalle y Patagonia, y sobre la mano izquierda entre Patagonia y Pujol, pero en este último tramo por un plazo de 180 días, en una suerte de prueba piloto.  Tampoco se podrá estacionar en la mano izquierda de Lavalle entre Quintana y Vicente López, ni en ambas manos de Américo Reynoso entre Buenos Aires y Pujol.

Por otro lado, la ordenanza dispuso que el Ejecutivo coloque semáforos en las intersecciones de Quintana con Ameghino y con Pasteur, y además, que proceda a la señalización.

El reconocimiento a César Charlone

Sobre el final de la sesión, los concejales homenajearon al concejal mandato cumplido César Charlone, quien falleció el lunes pasado. Antes del tradicional minuto de silencio, hubo sentidas palabras de algunos de sus pares.

En principio, María Eugenia Poumé recordó que fue concejal entre 2003 y 2007, y lo definió como un vecino comprometido con Villa Italia, quien presentó el proyecto para la apertura del tramo de Quintana que estaba sobre las tierras del Ejército. También contó que participó en forma activa de la comisión que organizó los festejos por el centenario de la barriada.  Desde lo político, distinguió “su fidelidad, sus convicciones y don de gente”.

Nilda Fernández, quien era presidenta del Legislativo cuando Charlone formó parte del cuerpo, lo describió como un edil comprometido, dispuesto a trabajar en conjunto y generoso con sus proyectos.

Como anécdota, relató que un día le golpeó la puerta del despacho para compartir el proyecto de apertura de Quintana. Luego la invitó a una reunión con la ministra de Defensa Nilda Garré y a la vuelta, hicieron declaraciones en conjunto.

Como muestra de su temple, reflejó que era muy amigo de Américo Reynoso, quien pasaba por la tapicería que Charlone tenía en Villa Italia y se quedaba a tomar unos mates.

A esas palabras se unió Juan Pablo Frolik, quien trabajó junto al concejal justicialista cuando era secretario de Legal y Técnica. Desde ese vínculo, coincidió en su predisposición para trabajar en conjunto.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

Deja un comentario