Desde Unidad Ciudadana advirtieron que no firmarán el Acuerdo del Bicentenario “con los ojos vendados”

Rogelio Iparraguirre advirtió que no van a firmar un acuerdo con “los ojos vendados”.

El Eco

Desde Unidad Ciudadana y el Partido Justicialista fueron convocados por el oficialismo y el rector de la Unicén para un acto que se realizará hoy en el Mumbat previo al Acuerdo del Bicentenario que será el próximo 4 de abril. Si bien celebraron la convocatoria, advirtieron que no van a firmar “con los ojos vendados”.

Rogelio Iparraguirre estimó que durante el encuentro se presentarían algunos de los ejes estratégicos del Tandil del bicentenario, y adelantó que van a asistir pero planteó que “una de las cuestiones que venimos planteando es que nosotros fuimos convocados por el Intendente un día antes de que se fuera de vacaciones, el 14 de febrero, donde junto a su jefe de Gabinete nos contó la idea de trabajar con el Acuerdo del Bicentenario, una idea que saludamos expectantes, la abrazamos, nos parece necesaria, positiva”.

“Consideramos estar a la altura de las circunstancias para sumar, y poner nuestra experiencia, nuestras perspectivas, en función de las construcción de esos consensos necesarios que requiere Tandil para encarar una instancia como la que plantea el jefe de Gabinete, que es en sus propias palabras es levantar la vara lo suficiente como para trascender nuestras propias particularidades políticas, personales”, manifestó.

Y añadió que “pondremos nuestro mayor esfuerzo para sumar nuestra visión y perspectivas, nuestra experiencia y nuestro trabajo a ese espacio de debate y construcción de consensos”.

“Nosotros desde Unidad Ciudadana como primera minoría y el partido Justicialista de Tandil vamos a ser parte de los firmantes de este acuerdo pero no queremos firmar algo con los ojos vendados tampoco”, advirtió.

Enunciación no
es consumación

Y sostuvo que la “enunciación no es consumación. El desafío está en empezar a trasladar las palabras a hechos, que no sea un ‘haz lo que yo digo pero no lo que yo hago’. Se nos está convocando a la construcción de amplios consensos para un Tandil plural, diverso, democrático, e integrado. La historia no empieza hoy”.

“Yo le planteé al doctor Lunghi que tenemos más de cien ordenanzas sobre temas que entendemos que son estratégicos para la ciudad a los cuales sus funcionarios no han sido capaces de devolverlas al Concejo Deliberante y no digo con opinión favorable pero aunque sea con alguna opinión”, manifestó.

En tanto, aseguró que “el jefe de Gabinete habla de que la integración social deberá ser uno de los ejes del bicentenario, pero nosotros en mayo del año pasado yo presenté un paquete de 6 ordenanzas que ponen al deporte como eje central de la integración social. Esas ordenanzas no volvieron al Concejo, no pudieron ser discutidas. Están secuestradas por los secretarios de los directores del Intendente desde mayo del año pasado”.

Ejes de
trabajo

Destacó que “en función de la importancia que tiene para nosotros ser consecuentes y coherentes con nuestro trabajo es que planteamos una serie de ejes elementales que consideramos que no pueden ni deben estar ausentes de los que serán los ejes del Tandil del Bicentenario”.

En primer lugar, planteó que quieren un “Tandil en donde toda persona de trabajo pueda acceder al suelo urbano y al sueño de la casa propia”.

Iparraguirre aseguró que “una ciudad donde una pareja que trabaja, que produce, no puede ni siquiera soñar con acceder al suelo porque el valor de los lotes es absolutamente demencial y el Estado no interviene, no queremos ese Tandil del Bicentenario. Un punto excluyente del acuerdo tiene que ser políticas de acceso al suelo”.

En ese sentido, plantearon desde Unidad Ciudadana y el Partido Justicialista mediante un comunicado que la participación del Estado debe verse reflejada en la elaboración de políticas públicas concretas, como convenios urbanísticos para la generación de suelo urbano, banco de tierras, programas de autoconstrucción de viviendas, utilización activa por parte del estado municipal de las herramientas legislativas vigentes para generar el acceso justo al hábitat, entre otras.

Además, sostuvieron que debe existir una distribución equitativa de los espacios verdes públicos y de la calidad de los mismos, y también “garantizar el acceso al entorno serrano de modo de generar una apropiación positiva y participativa del paisaje que refuerce nuestra identidad y que permita que las generaciones futuras podrán acceder al sistema serrano más allá de las barreras de la propiedad privada de las sierras”.

Empleo

En segundo lugar, que sea un Tandil orientado a la búsqueda del pleno empleo.

En ese marco, plantean la necesidad de elaborar estrategias y políticas que preparen a la ciudad para afrontar la crisis que atraviesan distintos sectores productivos como así también para potenciar y aprovechar la dinámica y capacidades de otros sectores productivos con crecimiento y desarrollo.

En tercer lugar, la integración social, que implica el desarrollo de estrategias integrales que contemplen al urbanismo, el deporte, la cultura y la educación como matriz de trabajo para tal fin.

En cuarto lugar, una ciudad saludable, limpia y sustentable para lo cual se deben “fijar nuevas metas en función del cuidado del medio ambiente y de la salud de la población a partir de la puesta en práctica de estrategias participativas”.

En quinto lugar, una gestión participativa, para lo cual es condición “sine qua non propiciar y promover estrategias y políticas que tiendan a la participación y el involucramiento de los ciudadanos en los grandes temas de la ciudad como garantía de lograr los consensos sociales necesarios que permitan la planificación estratégica a largo plazo (implementar la aplicación gradual de un Sistema de Presupuesto Participativo, promover Consejos Vecinales de Infraestructura, Deportes, Educación, etc.”.

El rol de la
mujer

Por otro lado, destacaron la importancia de que la mujer sea protagonista del Bicentenario. “Es irreversible el cambio global y local de paradigma en torno a la mujer y sus derechos. Pero la desigualdad estructural imperante obliga a la implementación de decididas y potentes políticas públicas que pongan al Estado en el centro de la escena”.

En ese sentido, plantearon que se debería “desarrollar un plan de acción municipal para prevenir, asistir y erradicar las violencias contra las mujeres dotado de presupuesto acorde; implementar programas permanentes de capacitación y sensibilización para todos/as los/as agentes municipales y para el sector privado; llevar las debidas estadísticas a fin de lograr la mayor eficiencia en el diseño y desarrollo de políticas públicas”.

Iparraguirre consideró al respecto que la mujer “tiene que ser la protagonista del Bicentenario de Tandil, pero no en las palabras, en las políticas públicas”.

Finalmente desearon que “el Tandil plural, participativo y democrático no sea sólo un mero asunto declamativo. Hasta ahora fue sinceramente muy difícil ser escuchados en los ámbitos institucionales de los que somos parte pero estamos convencidos que en definitiva siempre hay oportunidades para ser mejores y tener la capacidad de escucharnos y trascender nuestras propias posiciones personales y políticas particulares en pos del bien común de nuestra ciudad y quienes habitamos en ella”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario