Docentes universitarios profundizan su reclamo y se adhieren al paro por 72 horas de la Conadu Histórica

La carpa de Adunce ya es un clásico de la plaza del centro como manifiesto del descontento de los docentes por la oferta salarial que propone el Gobierno.

El Eco

Los docentes universitarios vieron la necesidad de intensificar la medida de fuerza ante la falta de respuesta y convocatoria a una nueva reunión paritaria. En ese marco, desde ayer llevan adelante un paro que se continuará hasta el miércoles inclusive, por lo que la carpa de Adunce será parte del paisaje de la plaza del centro por 72 horas.

Martín Rosso, titular de Adunce Tandil, distinguió que como ya han realizado varias huelgas por dos días sin tener ningún tipo de réplica, decidieron profundizar su reclamo porque sigue habiendo una oferta muy por debajo de las expectativas de los docentes.

Los trabajadores exigen, desde antes de que se genere la devaluación del peso, un aumento en su salario del 25 por ciento, más la aplicación de la cláusula gatillo de actualización por inflación y la regularización de los trabajadores, entre otros pedidos. Sin embargo, el ofrecimiento del Gobierno sigue sin superar el 15 por ciento en cuatro cuotas repartidas de la siguiente manera: un cuatro por ciento en mayo, un cinco en agosto, tres por ciento en noviembre y tres más en diciembre, pero que se cobraría en enero. La propuesta tampoco contempla la cláusula de revisión, ni siquiera acumulativo. “Sentimos que estamos contra una pared”, describió Rosso, al no tener ningún tipo de respuesta ni convocatoria por parte del Gobierno y calificó la situación de preocupante.

“Nosotros pedimos el 25 por ciento porque generalmente a las negociaciones las bajaban a un 20 ó 22, pero ni a eso se acercan”, enfatizó y recordó que es la tercera reunión paritaria que afrontan y hasta ahora no se han movido del porcentaje que plantearon en el primer encuentro. Además, relacionó que el mismo escenario se está atravesando desde los otros niveles de la educación, como es el caso de Provincia.

Su conclusión es que “el Gobierno realmente quiere equilibrar las cuentas con los trabajadores estatales y no con los que más tienen”, advirtiendo que ellos no lo van a permitir.

Asimismo analizó que desde el Estado no van a aumentar la renta a los pools de siembra o a las mineras para obtener los fondos, aunque haya sido algo solicitado desde el Fondo Monetario Internacional, debido a la presión que ejercieron desde el campo. Sin embargo, insistió en que no piensan bajar los brazos, porque sus sueldos están devaluados. “Nosotros no cobramos un aumento salarial desde noviembre pasado”, recordó, sin dejar pasar que la inflación también los está afectando, ya que los servicios, el transporte, la nafta y otros gastos que tiene que afrontar una familia se han elevado. “Realmente estamos en una situación complicada”, dijo.

En tanto, a nivel presupuesto también las universidades han quedado desfasadas. De acuerdo a lo que dijo el titular de Adunce, ya hay tres mil millones de pesos con los que las entidades no cuentan al mantener el mismo valor de coparticipación que el año pasado, mientras que también bajó en un 50 por ciento lo destinado a ciencia e investigación. En este sentido, aseguró que la crisis no solamente toca a este nivel, sino a todo el sistema de educación pública. De hecho, contó que como consecuencia de esta precariedad la Universidad de Río Tercero en Córdoba, ya no de clases en horarios nocturnos, porque no puede pagar la boleta de luz. Cabe destacar que los alumnos que asisten a ese horario son generalmente aquellos que necesitan trabajar durante el día y ya no podrán continuar su carrera.

El camino errante

“Estamos haciendo un esfuerzo enorme para poder llevar adelante la educación como la estamos llevando y con la calidad con que nos estamos desempeñando”, aseguró Martín Rosso.

Para los docentes universitarios la situación se vuelve cada vez más preocupante, a esto adjudicaron que la instalación de la carpa de Adunce ya sea un clásico de la plaza del centro, ya que se trata de una forma de visualizar el conflicto. Ellos quieren que la gente se entere y sepa lo que está pasando con las universidades.

Martín Rosso, secretario general de Adunce.

El miércoles 30, en marco del reclamo, se llevará adelante un plenario de secretarios generales frente al Ministerio de Educación para dialogar respecto a las siguientes medidas a tomar y poner a la vista el conflicto también en Nación. Mientras tanto, sigue sin haber novedades con respecto a alguna nueva convocatoria para rediscutir la propuesta, sin ir más lejos, Rosso destacó que la única diferencia que hubo entre las dos últimas reuniones paritarias fue la mínima modificación en las cuotas, sin tocar el tema del porcentaje salarial. “Esto ya nos está significando una pérdida de poder adquisitivo del diez por ciento de nuestro salario”, manifestó. Sin embargo, al hablar de la posibilidad de judicializar el reclamo, explicó que como ya mantuvieron tres reuniones queda demostrado que la negociación está en proceso, más allá de que se esté estirando al no llegar a un acuerdo.

Recordó que en noviembre pasado, cuando obtenían el último aumento, mandaron una nota al Ministerio de Educación de la Nación con la intención de que los convocaran a paritarias para empezar a discutir sobre el tema y poder llegar a 2018 al menos con una conversación abierta. Ante la falta de respuesta, volvieron a intentarlo en febrero. Enviaron una carta documento solicitando la apertura de la negociación que tampoco surtió efecto. Recién los convocaron a mediados de marzo, cuando ya se había vencido la paritaria. La reunión se concretó en mayo, donde no hubo propuesta sino que fueron receptivos con el pedido de los docentes. El segundo encuentro se dio en abril, después de un mes la oferta fue de un 13 por ciento también en cuotas y sin cláusula gatillo, rechazada por todas las federaciones. La última tampoco logró acercarse al pedido y ahora siguen aguardando que en junio los llamen a una cuarta reunión. “Están queriendo estirar la negociación y lo único que nos queda a los gremios es profundizar la medida de fuerza. En efecto, estamos empezando a hablar de no empezar el segundo cuatrimestre”, adelantó.
Como si fuera poco, advierten que la devaluación también va a repercutir en sus gastos y que la inflación va a superar el 25 por ciento, lo que para ellos significa que al Gobierno poco le interesa la educación.

Actividades

Durante el transcurso de los días de paro en la sede local se llevarán adelante clases públicas en la carpa de Adunce, que se instaló en Pinto y Chacabuco. En la misma se convoca a asamblea general extraordinaria para hoy, a las 16, a fin de debatir la continuidad del plan de lucha para dar mandato al plenario de secretarios generales de la Conadu Histórica a desarrollarse el mañana frente al Ministerio de Educación de la Nación.

En tanto que en la sede de Olavarría ayer, a partir de las 10, se hizo una stenciliada de consignas en contra del ajuste y en defensa de la educación pública en las calles de acceso y tránsito al Campus. Para hoy a las 9 está programada la presentación al Consejo Académico de la Facso del documento declaratorio y panfleteada. Mientras que mañana, a las 10, se proyectará el documental “Educación en Movimiento” con posterior debate en el hall de acceso edificio de aulas comunes (FCSO).

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario