fbpx El Concejo aprobó un aumento extraordinario del 15 por ciento en la tarifa del transporte público a partir del lunes – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Concejo aprobó un aumento extraordinario del 15 por ciento en la tarifa del transporte público a partir del lunes

La actualización del cuadro tarifario llevará el boleto plano a 15,58 pesos a partir del lunes y a 16,29 pesos desde el 26 de diciembre. La autorización del pedido efectuado por la Cámara de Transporte se consiguió con la mayoría simple del oficialismo y el Bloque Integrar, que consideraron el incremento como la única alternativa para garantizar el funcionamiento del sistema frente a la inflación. El resto de la oposición se manifestó en contra y expuso la necesidad de discutir la situación completa del servicio de transporte.

Rody Becchi

Como estaba previsto, en el día de ayer el Concejo Deliberante le dio tratamiento al pedido extraordinario de aumento del boleto efectuado por la Cámara de Transporte de Tandil. Tras un acalorado debate e intercambio entre concejales, Cambiemos e Integrar votaron a favor del incremento, en tanto Unidad Ciudadana y el Bloque Justicialista lo hicieron en contra.

El boleto de transporte público de pasajeros se incrementará por segunda vez en el año. Desde el lunes próximo pasará a costar el boleto plano 15,58 pesos, es decir, un 10 por ciento más sobre los 14.17 que se vienen pagando hasta la actualidad. Además, se estableció que a partir del 26 de diciembre habrá un nuevo incremento del 5 por ciento, por lo que el boleto plano pasará a costar 16.29 pesos.

La solicitud de la Cámara de Transporte al Poder Legislativo de un “aumento urgente” tenía como fundamento el fuerte incremento de los costos sufridos en los últimos meses producto de la devaluación en el país. La suba solicitada por la entidad respondía a un 17,5 por ciento, pero el dictamen de la Comisión de Transporte puso a consideración un incremento del 15 por ciento con la idea de generar el menor impacto posible en la población que utiliza el servicio. El aumento incluye el 1 por ciento para el sustento de la red de cobro y gestión de puntos de venta, importe que se descontará a las empresas concesionarias.

“No es grato incrementar tarifas”

La defensa del incremento del boleto por parte del oficialismo la propinó el concejal José Luis Labaroni, responsable de la Comisión de Transporte, que brindó un pormenorizado detalle de cómo se llegó a la situación puntual del pedido de actualización del cuadro tarifario.

El edil defendió que el aumento responde a la situación del país  y por eso se ven obligados a compensar y equilibrar todas las necesidades; la de los usuarios y las de los proveedores del servicio. No obstante, recalcó que “no es grato aumentar tarifas”.

El costo del boleto de colectivo es un valor unívoco conformado por la suma detallada de cada uno de los ítems que deben ponerse en marcha para que el servicio funcione.

Dicha estructura de costos está determinada por el salario del personal, que representa el 55 por ciento de la misma, y se verá incrementada por el bono de 5 mil pesos dispuesto por el Gobierno y la solicitud de apertura de nuevas paritarias para el sector.

El gasto en gasoil, lubricantes y neumáticos también influye en el precio final, y se trata de insumos que han sufrido un desfasaje de precios durante los últimos meses.

Por último, el mantenimiento de las unidades -que muchas veces debe hacerse a valores dolarizados- redondea la lista de elementos que componen el costo tarifario.

Por todo esto, el costo por kilómetro subió de 40 pesos a 50 pesos, pero el índice de pasajeros por kilómetro (IPK) se mantiene estable en 11.100.000 de boletos anuales  y 5.160.000 kilómetros de recorrido, lo que representa una demanda inelástica.

Labaroni aludió que el aumento es necesario para que las empresas de transporte puedan seguir solventando los sueldos del personal y recalcó que “usuarios y transportistas viven en el mismo país, tenemos que buscar un equilibrio”.

Las críticas de la oposición

Seguidamente, el concejal de Unidad Ciudadana, Darío Méndez, fue crítico con relación al aumento. Comenzó su intervención asegurando que “coincidimos en el diagnóstico de la situación pero no en la resolución del tema”.

El edil sostuvo que el nuevo incremento estará por encima de los índices que suelen utilizarse para medir las diferentes variables económicas. Méndez expuso que la suba total de la tarifa del transporte público asciende a un 37 por ciento durante 2018, por debajo de una inflación que roza el 50 por ciento, pero superando a la variación salarial, que es del orden del 22 por ciento.

El eje de la discusión entre ambas partes se concentró en el financiamiento de los costos y la oposición acusó que la transferencia de los costos se carga siempre sobre el pasajero. “el ciudadano de a pie es víctima de una brutal transferencia de recursos”, sostuvo el legislador y agregó que “entendemos que la calidad del transporte público es buena y eso tiene un costo, ¿pero quién lo solventa?”.

En esta línea, apuntó al congelamiento de subsidios determinada por el Estado nacional, lo que derivó en una fuerte devaluación producto de la inflación. Pero más preocupante aún para el bloque de Unidad Ciudadana, resulta el próximo traspaso de los subsidios a los ámbitos provinciales y municipales, con la consiguiente imposibilidad que significa para el Ejecutivo local  afrontar una partida presupuestaria de 140 millones de pesos destinada al sistema de transporte público.

Además planteó la necesidad de rediscutir el sistema de transporte, teniendo en cuenta además que la quita de subsidios por parte del Gobierno nacional impactará de lleno en las empresas que brindan el servicio e hizo referencia a las políticas del Gobierno nacional liderado por Mauricio Macri que, según su óptica, ponen en crisis a todos los sectores económicos.

“Piden que vengamos nosotros a votar un incremento del boleto. ¿Vamos a ahondar el problema o a discutir la solución? Sin pasajeros tampoco se sostiene”, alegó Méndez, quien reconoció que lo largo de los últimos años el sistema de transporte se pudo reconstruir gracias a que se mejoraron las condiciones del servicio en un contexto que era favorable, en contraposición al actual.

La situación del transporte público

El edil Facundo Llano, del unibloque Justicialista  concordó con sus compañeros de Unidad Ciudadana y manifestó que “el hilo se corta siempre por lo más delgado”, y criticó la nula participación de la comisión en el análisis de los datos informados en el recinto por Labaroni, y reforzó la necesidad de discutir el sistema de transporte público y no limitarse aprobar los aumentos de la tarifa.

“Como Estado hay que resolver la cuestión del  transporte no solamente sentarse a conversar con la Cámara. Tenemos que pensar políticas proactivas para que todos se vuelquen al uso del colectivo”, esgrimió.

Por su parte, sumó al debate el fracaso de la implementación de la Sube y el cajoneo de la puesta en funciones de la Sapem, la Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria para la gestión y administración del boleto electrónico y el estacionamiento medido.  Acusó al oficialismo de que las discusiones de esta índole siempre poseyeron vicios de origen y nunca estuvieron claros los números conforme el servicio lo requiere.

Mario Civallieri intervino también en el debate generado en el recinto para refrendar la postura de su bloque y refrendar los dichos de Labaroni. “Entiendo el lógico empeño en hacer cargo a los ediles  de decisiones que no son nuestras. Nuestra premisa es tener una conducta prudente y responsable  para garantizar el sostenimiento del sistema”, justificó.

No fue condescendiente con la oposición argumentando que no los alienta el criterio de responsabilidad porque quieren recomponer el salario de los municipales pero no les importan los de los transportistas.  Rememoró que en otros momentos blandieron argumentos distintos “y el resultado es el mismo, me permito caer en la conclusión de que no se manejan con responsabilidad”.

En consonancia con quienes lo predecedieron en el uso de la palabra, el edil de la UCR-Cambiemos manifestó su preocupación por la transferencia de subsidios y las posteriores discusiones que se generarán al respecto, pero focalizó en que el tema alude tratado aludía a una situación particular de emergencia para ganar tiempo en la discusión de fondo que se dará en el futuro próximo.

“Este aumento generará la posibilidad de sostener el servicio, ayudará a potenciar y mejorar el sistema y su uso.  nosotros tenemos una responsabilidad mayor que es aprobar un aumento prudente y ayudar a los que menos tiene garantizando que el sistema se mantenga y no colapse”, precisó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario