fbpx El diputado tandilense Carlos Fernández analizó que Alberto Fernández sobreactuó en el debate – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El diputado tandilense Carlos Fernández analizó que Alberto Fernández sobreactuó en el debate

Tras el debate presidencial, el diputado Carlos Fernández pasó por Eco TV y evaluó que el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, sobreactuó para reafirmar su liderazgo. En tanto, reconoció que Mauricio Macri estuvo tranquilo y que cuesta explicar cómo se llevarán adelante las propuestas en sólo dos minutos. Por otra parte, analizó que el ganador de las elecciones generales en Tandil será Miguel Lunghi y que la brecha con Rogelio Iparraguirre será abultada.

Carlos Fernández, diputado nacional de Cambiemos

El Eco

Tras el primer debate presidencial obligatorio que se desarrolló este domingo 13 de octubre en la Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, el diputado nacional por Cambiemos Carlos Fernández evaluó que Alberto Fernández “sobreactuó” y que Mauricio Macri estuvo “tranquilo”.

Los seis candidatos a presidentes –Macri, Fernández, Nicolás del Caño, José Luis Espert, Juan José Gómez Centurión y Roberto Lavagna- tuvieron la posibilidad de enseñar sus propuestas y, si bien no hubo cruces, sí se criticaron y se acusaron.

Sería difícil definir a un ganador de la jornada ya que, según explicó el propio Carlos Fernández, “cada uno atiende a un público determinado” y por lo tanto, la persona que tenía pensado votar a un candidato va a decir que fue él quien ganó. “A esta altura cada uno reafirma sus conceptos”, agregó el diputado.

Realizando un análisis un poco más exhaustivo, declaró que Fernández “tiene la necesidad de mostrar que él es el jefe”, motivo por el que estuvo muy agresivo: “Me pareció que hubo una sobreactuación por parte de Alberto, porque de alguna manera me parece que necesita reafirmar su liderazgo, puesto que llegó a la candidatura por elección de quien es su vicepresidenta, lo cual es un hecho muy anormal en la política”.

En tanto, señaló que “Macri está tranquilo, aplomado”, más allá de que sería lógico que presentara los nervios propios de cualquier candidato en un tiempo preelectoral. En el debate se deberían haber discutido las propuestas a futuro, ya que lo que elegirán los ciudadanos será quién gobernará los próximos cuatro años y qué va a hacer. Sin embargo, el tradicional “pase de factura” interfirió en ello: “Es un clásico que la oposición machaque o muerda las cosas que faltan por hacer y que el oficialismo defienda lo que hizo”.

“Normalmente el oficialismo es quien más arriesga, porque tenés una gestión detrás que es imposible que conforme al ciento por ciento de la población. Además, siempre falta algo por realizar, porque de lo contrario cerraríamos mañana el municipio o la presidencia”, añadió Fernández.

Respecto a una de las mayores críticas que se le hizo al debate -en ningún momento los candidatos detallaron cómo llevarían adelante sus propuestas-, el diputado tandilense indicó que es imposible definir el cómo cuando cada uno cuenta con un tiempo limitado: “Definir en un minuto o dos, por ejemplo, todas las políticas de relaciones internacionales y cómo las vas a sostener, es medio imposible”.

Panorama político

Evaluando el panorama político tras las PASO, y a sólo dos semanas de las elecciones generales, Fernández reconoció que “es complejo” y señaló que los roles de Macri y de Alberto Fernández se invirtieron.

“Mauricio aparece rodeado de gente en actos multitudinarios a lo largo y ancho del país; a Alberto se lo ve más en reuniones con cámaras. Es como que cambió el clima de la campaña, los resultados de las primarias obligaron a generar roles de otras características”, sentenció.

En el caso del actual presidente de la Argentina, mencionó que está recurriendo a la política “más tradicional” y dejando a un lado un manejo más moderno pero alejado de las personas, con el uso de redes sociales y de otras formas de contacto indirecto.

“Ahora ha vuelto a uno más tradicional, que para mí es mucho más genuino, más humano. La política es emoción también, además de razones, de técnicas. Porque en definitiva, lo que se deposita a través del voto es la confianza, y esta se obtiene a través de gestos de estas características”, completó.

“No hay grieta entre Vidal y Macri”

El presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal decidieron realizar la campaña electoral cada uno por su lado, lo que despertó la inquietud de si había una grieta o un distanciamiento entre ambos.

Sin embargo, el diputado manifestó que “el hecho de que no hagan la campaña juntos es una decisión estratégica”. Explicó que desde la mesa política de la provincia se optó por realizar una propia que estuviese alineada, lógicamente, con la nacional, pero con ritmo propio.

De esta forma, cada uno atiende las necesidades que más convenientes le parezcan y, además, cubren mayor cantidad de lugares.

“Pero no es que no lo estén haciendo juntos, sino que también lo que se buscó fue darle un perfil propio a la elección de gobernador, porque nos pareció que se estaba desaprovechando una figura como la de Vidal, que genera importantes grados de adhesión, subsumiéndola en la candidatura presidencial de Macri. Ese fue el sentido estratégico”, contó.

“Lunghi no necesita que venga Macri”

Entre los lugares que visitará el Presidente para sus próximos actos no figura esta ciudad ya que, dentro de la Quinta Sección Electoral, la localidad clave es Mar del Plata debido a la cantidad de electores.

De todas formas, Fernández no dudó en sostener que, a diferencia de lo que ocurre en otros municipios, “Lunghi no necesita que venga el Presidente porque tiene un respaldo propio, una espalda más que suficiente”.

Añadió que el Intendente tiene una trayectoria, un desarrollo político y un caudal propio que lo posicionan como el mejor candidato. No obstante, esbozó que no le vendría mal la visita de Macri o de Vidal, ya que ambos sacaron más votos que Lunghi en las PASO: “No creo que reste alguien que ganó; todo lo contrario”.

En cuanto a las diferencias entre el candidato a intendente de Juntos por el Cambio y el del Frente de Todos, Rogelio Iparraguirre, Fernández exclamó que no están “tan cerca”, argumentando que “Iparraguirre sacó más de 15 puntos menos que el espacio de Cambiemos”.

Para las elecciones generales del 27 de octubre vaticinó que seguramente se achicará la diferencia, pero ese acortamiento será muy breve, de modo que el margen que los separe será nuevamente importante. “Hay dos detalles a atender: primero que los candidatos del espacio peronista en Tandil perdieron, a nivel nacional y provincial; y la segunda cuestión es que todavía la diferencia que los separa sigue siendo muy importante”, expresó.

Por último, se mostró muy seguro en que será Lunghi quien ganará las elecciones y completará así su quinto mandato: “Esta elección no me parece que sea pareja. Creo que Miguel tiene una ventaja, que no es abrumadora, pero es importante y muy difícil de descontar”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Cómo puede opinar este impresentable, es el colmo. Así que Macri “tranquilo”, Fernández “sobreactuado”mirá qué capo el gordo, lo que sabrá de este tema eh?… y anda muy tranquilo viviendo de lo nuestro nomás!…somos un “pueblo” de 5ta.

Deja un comentario