fbpx El Ejecutivo impulsa la creación de la Agencia de Comercio Exterior para favorecer las exportaciones – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Ejecutivo impulsa la creación de la Agencia de Comercio Exterior para favorecer las exportaciones

La iniciativa, promovida en conjunto con la Unicen y el sector empresario, busca fomentar la conformación de un perfil productivo exportador en las industrias radicadas en la ciudad. Apuntan a triplicar el índice de exportaciones y mejorar la rentabilidad de la producción.

Raúl Moyano, responsable de Desarrollo Económico Local, aseguró que las exportaciones son el mejor horizonte para las industrias.

El Eco

El Departamento Ejecutivo, pensando en los tiempos que corren, se abocó a trabajar en conjunto con la Universidad Nacional del Centro para dar forma a lo que  será la Agencia de Inversiones y Comercio Exterior, concebida a partir de tres proyectos que  fueron ideados para fortalecer el desarrollo económico del partido.

El Eco de Tandil dialogó con el secretario de Desarrollo Económico Local, Rául Moyano, quien expuso los principales puntos en los que se encuentran trabajando con vistas a favorecer el crecimiento de las economías regionales y promover la apertura a los mercados mundiales.

Por un lado, surgió la inquietud dentro de la mesa Tandil protagonista del Acuerdo del Bicentenario, coordinada por Marcela Petrantonio y Graciela Rodríguez, en la cual se elaboró un proyecto para crear  una agencia de comercio exterior, no solamente entre el Municipio y la universidad, sino en conjunto con todas las instituciones que participan allí, provenientes del ámbito empresarial y social.

Además, desde hace dos años el Ejecutivo trabaja con el Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la Unicen en un proyecto llamado Invest Tandil, cuyos objetivos eran, en una primera instancia  desarrollar instrumentos de promoción y divulgación del  destino para atraer inversiones, ya concretado, y en una segunda parte pretende generar una agencia de inversiones.

El tercer proyecto considerado es el programa “Tandil exporta”, una vez más nacido de la comunión entre el Estado local y la casa de altos estudios, que cuenta con un consorcio de 12 empresas, entre las que se hallan  Cagnoli y la Cooperativa Impopar, por ejemplo.

Estas son las tres iniciativas en conjunto con la Unicen que confluyeron en la creación de la Agencia de Inversiones y Comercio Exterior, próxima a delinearse y ponerse en funcionamiento.

“No arrancamos aún porque tiene que haber definiciones normativas, conformación de recursos humanos y acordar cómo intervienen las partes a la hora de la ejecución”, explicó.

La dependencia podría operar bajo la órbita de la secretaría que encabeza Moyano, no obstante, deberán intervenir -sea aportando recursos o la parte del directorio- la universidades y las gremiales empresarias, además del aparato estatal puesto al servicio de este proyecto.

De Tandil al mundo 

La unificación en esta agencia de los otrora proyectos dispersos, atiende a realizar un uso racional y eficiente de los recursos humanos disponibles.

Moyano ilustró que “no hay tantos especialistas en comercio exterior. En ‘Tandil  exporta’ apuntábamos a que los jóvenes que trabajan en cada empresa se insertaran, que cada compañía terminara creando su departamento de comercio exterior y uno de los primeros pasos era que los absorbieran. Pero no hay  muchos recursos humanos formados al respecto, lo más efectivo no va a ser que trabajen para cada empresa si no que haya una agencia centralizada que preste los servicios, y que se vayan especializando en diferentes perfiles productivos”.

La exportación es un flanco débil tanto en Tandil como en el resto del país, ya que cayó drásticamente el número de empresas exportadoras, que en 2006 tuvo el pico máximo y luego cayó a la mitad.

La meta del proyecto es triplicar la cantidad de empresas exportadoras en Tandil, porque hay mediciones que indican que las compañías que venden sus productos en el exterior  son más rentables y pagan mejores sueldos, norte al que apuntan desde el Gobierno.

“En 2006 el índice igual era bajo, pero encima se redujo y no se recompuso. Creció un 10 o 15 por ciento con las dos devaluaciones grandes que hubo y con las mayores flexibilidades a la hora de exportar. A pesar de esto, el resultado fue más rápido en importaciones que en exportaciones”, aclaró el funcionario que a mediados del año pasado reemplazó a Jaime Feeney en la gestión pública.

Dada la situación económica, que ofrece un mejor tipo de cambio y un mercado interno acotado, las compañías se ven empujadas a exportar y sin embargo no se ha registrado un crecimiento significativo.

“Nación creó el programa Argentina exporta que aspira a triplicar la cantidad de empresas exportadoras y alcanzar buenos indicadores. Hay que trabajar en desarrollar mercados y que las empresas completen la documentación o hagan  las adaptaciones de producto que está pidiendo el mercado externo”, valoró acerca de dos puntos fuertes de la dinámica exportadora.

Adaptarse para exportar 

“Acá quizás se vende una mercadería en un packaging de medio kilo y si en el exterior te piden de 50 gramos o 4 kilos, hay que trabajar en eso. No estamos muy acostumbrados a escuchar lo que pide el otro, el feedback con el cliente. Las empresas son renuentes a mostrar sus costos, eso es falta de confianza y repercute a la hora de negociar”, argumentó.

Moyano exhibió que suele castigarse al empresario que le va bien.  De acuerdo a su criterio, si ciertos sectores facturan más e incorporan más gente,  se ven incrementados  los gravámenes y “se termina matando a las gallinas de los huevos de oro en una economía que se mueve rápido”.

Moyano puntualizó en los beneficios que otorga la venta de productos al extranjero, sin dejar de lado que hoy los porcentajes de exportación son bajísimos, pero sumarse al mercado externo les permitirá atenuar el impacto de los ciclos de la economía,  sobre todos en momentos contra estación

“Si se amplían los mercados se pueden colocar productos que casi no se fabrican porque el mercado interno no los absorbe. Siempre todo lo que se produce de forma escalonada, seriada y programada es mucho más eficiente”, recalcó.

Mudanza en puerta 

Según trascendió, la secretaría podría trasladarse a unas modernas instalaciones ubicadas en un edificio de departamentos de Mitre casi Paz, hasta hace poco usadas por una firma comercial, pegadas a la sede de la Cámara Empresaria de Tandil.

En la actualidad, Desarrollo Económico Local  funciona en la planta baja del Palacio Municipal, pero el Ejecutivo está negociando el alquiler del inmueble mencionado, en un valor de 35 mil pesos mensuales, para que el área pueda operar allí.

Están quienes creen que es un gasto oneroso que no redundaría en beneficios, sobre todo después de la polémica suscitada en torno al arrendamiento del edificio de Pinto al 800 que iba a ser para Protección Ciudadana y finalmente tuvo que ser dado de baja. En la vereda puesta, están quienes consideran que el cambio de lugar favorecerá el nuevo perfil que quieren darle a la oficina y a la ciudad, y muestra de manera más efectiva la apertura anhelada.

Los impulsores sostienen que la ubicación y el diseño de las instalaciones dotarán de ciertas ventajas a la hora de negociar y atraer nuevos inversores.

Reapertura de Cinpal 

Por otra parte, Moyano anticipó que en febrero se procederá al reacondicionamiento del predio de la fábrica Cinpal -cerrada hace algunos años- localizado en el Parque Industrial, para que reabra su puertas y reactive la producción en el futuro inmediato. Una empresa de capitales brasileños se hará cargo de la citada industria metalmecánica, que podría llegar a emplear a 40 personas.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario