El Intendente otorgó un aumento salarial a los funcionarios políticos para el segundo semestre

Miguel Lunghi firmó el decreto por el cual otorga un cinco por ciento a partir de agosto para personal político. Es la mitad de la segunda parte que acordó para los trabajadores municipales. En octubre podría dar otro tres por ciento, al igual que al resto de los empleados.

El Eco

En medio de las medidas que apuntan a cerrar el ejercicio con las cuentas equilibradas, el intendente Miguel Lunghi otorgó por decreto un cinco por ciento de actualización salarial para funcionarios políticos sin estabilidad (secretarios, subsecretarios, directores y coordinadores).

Se trata de un término medio a partir de la necesidad de optimizar los recursos pero posible gracias a la “buena” administración que, en términos generales, lleva a cabo el Gobierno, a la vez que representa la mitad de la actualización que percibirán a partir de los sueldos de agosto.

Un mes después de la rúbrica del acuerdo con el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil, el Departamento Ejecutivo Municipal confirmó que el martes próximo, en el último día hábil de julio, la totalidad de los empleados comunales percibirá el diez por ciento de aumento en sus salarios.

En el marco de las negociaciones paritarias desarrolladas y los acuerdos firmados, los trabajadores municipales ya cobraron un aumento del diez por ciento en marzo pasado.

En los haberes correspondientes al mes de julio se aplicará un nuevo incremento del diez por ciento, a lo que se sumará un tres por ciento adicional a partir de octubre próximo.

En tanto, se informó que en el caso de los funcionarios y personal de designación política sin estabilidad percibirán a partir de julio un incremento del cinco por ciento en sus salarios, la mitad de lo dispuesto para los trabajadores municipales, de acuerdo al decreto firmado por el intendente Miguel Lunghi.

Los funcionarios que integran el equipo de colaboradores del jefe comunal ya habían recibido una actualización del diez por ciento en marzo y podrían sumar otro tres por ciento en octubre. Por ende cerrarían el año con un ajuste del 18 por ciento.

Si bien inicialmente se preveía trasladar el mismo porcentaje que al resto de los empleados comunales para este tramo del año, finalmente definió otorgar la mitad, en el marco de las señales de austeridad por la que transita la administración.

Criterio de equilibrio

“Es un criterio de equilibrio” por el que optó el Intendente, en un punto intermedio entre “la nada” y equiparar el porcentaje a lo asignado a los trabajadores municipales.

En este caso se inclinó por la mitad pero en marzo avanzó con un decreto mediante el cual ajustó en un diez por ciento al igual que al resto de la planta comunal. En definitiva el personal político recibirá un ajuste del 18 por ciento a fin de año dado que se sumará un tres por ciento en octubre, en sintonía con lo que percibirá el resto de los empleados municipales.

Entre las razones por las cuales se avanzó con esta medida, desde el Gobierno justificaron que en la Municipalidad no tiene una estructura de designaciones políticas de relevancia en comparación con otros municipios.

Incluso, se señaló, la planta de secretarios, subsecretarios y directores se ubica en el orden del tres por ciento de la planta total. “Hay municipios que están en el diez o doce por ciento”, justificaron.

Según se calculó los cargos políticos que integran la estructura jerárquica además del personal de planta sin estabilidad suman entre 95 y 100.

“Los municipales van a cerrar con un 23 por ciento y los cargos políticos con un 18 por ciento”, se marcó.

El acuerdo firmado en junio

El mes pasado, Ejecutivo selló un nuevo acuerdo salarial con el Sindicato de Trabajadores Municipales al establecer un incremento de los salarios básicos de los trabajadores de la Municipalidad y del Sistema Integrado de Salud Pública, Ente Descentralizado, del diez por ciento a partir del 1 de julio de este año y un tres por ciento a partir del 1 de octubre.

Así, junto con el diez por ciento otorgado a partir de marzo, el incremento salarial vigente a octubre de 2018 representará un 23 por ciento, cifra que se ubica por encima de la media concedida a otros sectores.

La actualización de los haberes comprende a los trabajadores de las categorías 1 a 15 y 16 que pertenezcan a la planta permanente y los cargos de ley (categoría 17).

Por otro lado las partes acordaron retomar las negociaciones paritarias en octubre con el objetivo de analizar la pretensión de la representación gremial respecto al incremento de la bonificación de antigüedad y la bonificación especial anual (bono de fin de año).

En ese marco fue que el Intendente analizó otorgar un reconocimiento al personal político, que cerrará el año con un 18 por ciento de actualización en sus haberes.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario