El miércoles comenzarán las tareas de las fuerzas de seguridad por las elecciones

Por su parte, el comando General Electoral es el responsable del desarrollo a lo largo del país, el cual cuenta con asiento en Buenos Aires. Por su parte, con las operaciones en la provincia de Buenos Aires a su cargo, Guardone señaló que ya dieron inicio las actividades previas, durante las cuales se planifican los pasos a seguir a lo largo de los días restantes hasta llegar al domingo. Recientemente se mantuvieron reuniones con responsables del Correo Argentino y de la secretaría de la Junta Electoral para definir ciertos aspectos.

Explicó que serán 27 mil seiscientos efectivos los que se desplegará personal del Ejército, la Armada, Fuerza Aérea, Gendarmería y la Policía para lograr concretar los objetivos, al mismo tiempo que serán ochocientos los vehículos que se desplazarán para los distintos traslados. A su vez, los efectivos se distribuirán según los ocho distritos electorales en los que se subdivide la provincia para la custodia de locales y el traslado de urnas. De esta manera, mediante todo el operativo se pretende llevar a cabo de manera normal el proceso electoral en conjunto con el Correo Argentino.

Mencionó que el miércoles un grupo reducido se desplazará hasta City Bell para establecer el comando del distrito electoral de la provincia, donde se coordinarán esfuerzos con otras fuerzas. El jueves daría inicio el movimiento logístico, para que el viernes las urnas y los efectivos se encuentren ubicados en los distintos lugares, para que el sábado a las 8 de la mañana se reciban las llaves de los establecimientos donde se votará. Seguidamente, se revisarán los lugares para corroborar que cumplen con las condiciones para el desempeño normal. Finalmente, el domingo será el día con mayor actividad, ya que desde las seis de la mañana habrá personal para recibir a las diferentes autoridades y fiscales de mesa, para comenzar el proceso electoral.

Ante la posibilidad de recibir una amenaza de bomba y que el acto eleccionario se vea interrumpido, anticipó: “Las medidas se están adoptando para poder prever esa situación”. En caso de recibir una amenaza de bomba, enumeró los pasos a seguir: clausura de urnas, firma de documentación por parte de los presidentes de mesa, evacuación del lugar, previsión de un lugar alternativo para que continúe el acto y, por último, clausura del lugar.

Desde las seis de la mañana los efectivos asisten al lugar, para que a las ocho esté todo dispuesto. Como es habitual, el acto electoral continúa hasta las 18 horas. Pasado ese horario, las personas que están dentro del lugar están autorizadas a votar, aunque no así quien llegue al lugar más tarde. Una vez finalizada la emisión de votos, las Fuerzas tienen la responsabilidad de custodiar la emisión de telegramas a distintas terminales para recabar rápido los datos de las distintas mesas. Al mismo tiempo que se proceder a la custodia de urnas mientras son trasladadas a La Plata, donde quedan bajo custodia hasta tanto la Justicia Electoral determine que el escrutinio ha finalizado.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario