El Municipio seguirá gestionando por la vuelta del tren y solicitará extender el plazo para los despidos

El Eco

El intendente Miguel Lunghi, funcionarios de su Gabinete y el presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Frolik, se reunieron ayer con los trabajadores de Ferrobaires despedidos y los vecinos del barrio de la Estación, que continúan sumando adeptos en la petición de la inmediata reincorporación del plantel cesanteado y el retorno del servicio.

Lo cierto es que el encuentro se concretó contrarreloj, ya que este viernes nueve de los catorce trabajadores ferroviarios afectados firmarían el “retiro compulsivo” y el 15 de marzo se procederá a la clausura definitiva del tren de pasajeros Tandil-Plaza Constitución y el turístico Tandil-Gardey-Vela.

En la oportunidad, las autoridades comunales se comprometieron a avanzar con las gestiones para que el servicio vuelva a funcionar. Además, solicitarán al Gobierno provincial una prórroga de 90 días para los empleados despedidos.

Por el Ejecutivo, participaron el jefe comunal; el jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety; y el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi. Por el Deliberativo, en tanto, el presidente del cuerpo, Juan Pablo Frolik; y el concejal de la UCR, Mario Civalleri.

Por Ferrobaires estuvieron presentes el jefe de la Estación de Trenes de Tandil Hugo Urrutia y el resto del plantel, quienes estuvieron acompañados por los vecinos del barrio La Estación.

Más gestiones

Al salir de la reunión, el jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety, explicó a El Eco de Tandil que la intención fue escuchar a los trabajadores ferroviarios, quienes se mostraron preocupados por el cierre del servicio y la cesantía.

“Ellos creen que a partir del 15 de marzo se están quedando directamente sin trabajo, si bien hay alguna posibilidad de reubicar a algunos de ellos, fundamentalmente a los maquinistas”, señaló.

Fruto de lo conversado, precisó que desde el Ejecutivo continuarán con las gestiones que vienen realizando. Hasta aquí, detalló que el jefe comunal mantuvo el viernes una charla telefónica con el ministro de Gobierno provincial, Joaquín de la Torre, para plantearle la situación en Tandil.

“Estamos a la espera de su respuesta, ahora el Intendente va a tener un contacto con el vicegobernador Daniel Salvador para gestionar también una reunión por ese lado. Vamos a ver qué respuesta tenemos de Nación, estamos en este tránsito hasta la semana que viene”, precisó.

Concretamente, Elichiribehety puntualizó que desde el Ejecutivo pretenden solicitar un plazo de 90 días para el cese de los trabajadores y seguir insistiendo por la vuelta del servicio.

Una reunión
“respetuosa”

Sobre la reunión de ayer, dijo que fue “respetuosa”, aunque por momentos “tensa” porque también “hay una situación de comprensión” sobre la realidad que lamentablemente les toca atravesar a los trabajadores afectados.

Desde el orden local, aseguró que la intención es “escucharlos, gestionar y ver qué respuesta se les puede dar en distintas cuestiones que plantearon para ver qué podemos articular en caso de que se queden sin trabajo”.

“También -agregó- pensar en gestionar, seguramente junto a otras organizaciones, el retorno del tren, que no sea solo el Municipio. El Concejo Deliberante ya había sacado una ordenanza en este tema. Bueno, estamos”.

Por último, Elichiribehety detalló que en el encuentro se acordó un cuarto intermedio con la idea de volver a reunirse el martes o miércoles próximos.

El planteo de
los trabajadores

Por su parte, Adrián Olano, uno de los maquinistas, confirmó que la intención del plantel ferroviario fue plantear a las autoridades comunales dos cuestiones: la pronta restitución del servicio y una solución sobre la situación de los trabajadores cesanteados.

Sobre el primer punto, detalló que el Ejecutivo se comprometió a seguir gestionando, a pesar de que la decisión depende de la Nación, mientras que sobre el segundo, puntualmente solicitaron que el Intendente se contacte con la Gobernadora para “frenar los despidos durante 90 días”; que los compañeros que “están a mitad de camino” puedan obtener el certificado de aptitud física en el Hospital Municipal Ramón Santamarina, en caso de postularse en otro trabajo; y que a través del Concejo Deliberante se gestione alguna ordenanza, así como se hizo con las canteras, para que el personal de Ferrobaires sea absorbido por el Municipio.

El apoyo de
la comunidad

“Nos vamos con una esperanza, nada más. Sentimos que estamos acompañados por la ciudad, ahora por el Ejecutivo y el Intendente está siendo cabeza por todos nosotros”, resaltó Olano.

Por último, confirmó que son catorce los trabajadores afectados, que ya para el viernes tendrían que tener la decisión tomada. “Nosotros pedimos al menos que se dé un impasse para poder tomar determinaciones y no en caliente. Esto ya lo vivimos en los `90, pero ahora es peor. En materia de recursos humanos, se han perfeccionado de manera tal que lo hacen todo súper violento y no es así, uno tiene familia, pero eso no les interesa. Ya tenemos un compañero muerto por la noticia que le dieron. El ferroviario es así y a uno estas noticias lo shockean”, finalizó el maquinista.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario