fbpx El oficialismo ventiló números del primer semestre y acusó a Iparraguirre de “intencionalidad política” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El oficialismo ventiló números del primer semestre y acusó a Iparraguirre de “intencionalidad política”

El presidente del bloque de Juntos por el Cambio, Mario Civalleri, salió al cruce de su par del Frente de Todos. “Tiene un problema de interpretación del Rafam”, lanzó y destacó que “nunca administraron el Municipio”, por lo que “no saben” lo que implica pagar sueldos a fin de mes. Detalles de la información financiera que preparó el secretario de Economía Claudio Biset.

El Eco

Mario Civalleri, presidente del bloque de concejales de Juntos por el Cambio, salió al cruce de los cuestionamientos de Rogelio Iparraguirre, su par del Frente de Todos, quien aseguró que el Municipio dispone de recursos para asistir a sectores que siguen sin actividad en el marco de las restricciones por la pandemia. Además de las fuertes declaraciones políticas, detalló números de un informe de la Secretaría de Economía al que accedió este Diario.

En principio, recordó que el Presupuesto 2020 estimó recursos municipales por 2.025 millones de pesos e infirió que en los primeros 6 meses se debieron recaudar 1.013 millones. Sin embargo, la recaudación de enero a junio fue de 786 millones, es decir 227 millones menos de lo estimado, lo que representa un 22 por ciento de caída.

Al evaluar el comportamiento de las principales tasas, desde la secretaría a cargo de Claudio Biset expusieron que la caída más fuerte se presentó en la Tasa Unificada de Actividades Económicas, de un 29 por ciento; mientras que en la Retributiva de Servicios fue del 19 por ciento, en Servicios Sanitarios un 20 por ciento y en la Tasa de Salud de un 11 por ciento.

En cuanto a los recursos provinciales, el Presupuesto estimó para todo el año el ingreso de 1957 millones de pesos, es decir que en estos primeros 6 meses se debieron recaudar 978 millones y se percibieron 880 millones, es decir 98 millones menos de lo que debió recaudarse, lo que representa un 10 por ciento de caída en la recaudación del semestre.

En recursos nacionales, ingresaron 35 millones de pesos hasta junio, de los cuales 30 millones procedieron del Ministerio de Transporte de la Nación -transferido a las empresas de transporte urbano de pasajeros- y 5 millones de fondos del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación que se destinaron a Desarrollo Humano y Hábitat en el marco de la pandemia.

Caída del 18,5 por ciento

Tras dar las cifras, desde Economía evaluaron que al sumar los recursos municipales y provinciales, el presupuesto anual total de la Administración Central es de 3.982 millones de pesos, debiéndose percibir en estos primeros 6 meses 1.991 millones. Ingresaron 1.666 millones, lo que implica una caída de 325 millones, que representa una merma del 16 por ciento de lo previsto.

“Si a esto lo ajustamos por los 43 millones de pesos que corresponden al Fondo Especial de Emergencia, que no constituyen ingresos genuinos dado que se deben devolver este segundo semestre, la caída real total es de 368 millones, es decir una caída del 18,5 por ciento para este primer semestre”, concluyeron.

Recursos provinciales

En simultáneo, detallaron que de los recursos provinciales percibidos, 88 millones de pesos corresponden al Aporte del Tesoro Provincial (ATP) Covid-19 que son no reintegrables; 43 millones corresponden al Fondo Especial de Emergencia, que constituye un adelanto a devolver en la segunda parte del año; y 748 millones corresponden a coparticipación y otros recursos de origen provincial.

“Esto quiere decir que, en principio, la recaudación provincial cayó 230 millones, un 23 por ciento con respecto a lo que debió ingresar. El ATP Covid mejora esta situación, reduciendo la diferencia a 141.155.158, un 14 por ciento de caída. El Fondo Especial de Emergencia constituye en definitiva un préstamo a devolver durante este segundo semestre a partir de agosto, que si bien financieramente mejora esta situación de ingresos llevando la caía a un 10 por ciento en los recursos provinciales, sólo lo hace temporalmente, dado la condición de devolución de estos fondos”, interpretaron.

Los gastos

Por otra parte, Economía indicó que el presupuesto de Gastos 2020 aprobado para la Administración Central es de 3.982 millones de pesos, correspondiendo ejecutar en este primer semestre proporcionalmente 1.991 millones. Se ejecutaron 1.794 millones, es decir se ahorraron 197 millones, un 10 por ciento del gasto estimado en el primer semestre.

Los principales ahorros se presentaron en secretarías como la de Planeamiento y Obras Públicas, cuyo ahorro fue un 33 por ciento, mientras que en áreas como Desarrollo Humano y Hábitat, Protección Ciudadana y el Sistema Integrado de Salud se sostuvieron en el gasto, producto de, entre otros, los ahorros que en el resto.

En otro párrafo, detalló que el Presupuesto de Gastos aprobado para el Sistema Integrado de Salud Pública (donde se agregan los recursos propios además de las transferencias que se realizan desde el presupuesto municipal) fue de 1.380 millones, correspondiendo proporcionalmente para el primer semestre 690 millones.  Se ejecutaron gastos por 764 millones, es decir 74 millones por encima del estimado, que representa un 11 por ciento más.

En cuanto a los recursos propios del SISP, se preveía recaudar 190 millones en 2020, es decir  95 millones de pesos en los primeros seis meses.  Se recaudaron 73 millones, registrándose una caída de 22 millones, es decir un 24 por ciento de merma.

Por último, Economía sostuvo que el total de la deuda flotante de la Administración Central para todas las fuentes es de 174 millones y la del SISP es de 104 millones.  Y evaluó que el déficit, haciendo un corte en el primer semestre del año (considerando que el mismo se calcula respecto de los fondos ordinarios), es de 124 millones para la Administración Central y de 97 millones en el SISP, resultado un Déficit Consolidado de 221 millones de pesos.

“Son números contundentes en

términos contables”, dijo Civalleri

El presidente del bloque Juntos por el Cambio, Mario Civalleri, expresó que “me siguen sorprendiendo a veces las declaraciones del Frente de Todos. Aparte creo que tienen un problema de interpretación el Rafam que es un documento que otorga resultados contables, no financieros, con lo cual es bastante relativa la información que de ahí se puede extraer”.

En diálogo con “Cosas que pasan” (Tandil M 104.1 de El Eco), aclaró que “son números contundentes en términos contables” y como contrapartida, sostuvo que el Rafam no incluye “los compromisos financieros” del Municipio para el resto del año. Por caso, expuso que puede haber saldo a favor, pero no se contemplan los compromisos a devengar en el futuro. “Si no sabés lo que debés, es muy difícil saber si la situación es buena o mala”, analizó y destacó que “por eso digo que el Rafam es un sistema contable”.

Por otra parte, Civalleri consideró “difícil” debatir números a través de los medios y adelantó que le pidió al secretario de Economía Claudio Bisset que haga público un resumen del balance de este semestre, “para mostrar que en realidad, los números no son tan beneficiosos como parecen”.

En cuanto a la recaudación, insistió en que “en la información de los números hay matices y uno puede verlos de una manera o de otra. Según nuestros números, ese déficit de ingresos ronda aproximadamente el 19 por ciento”.

Atribuyó las diferencias de interpretación con la oposición a que “no tienen en cuenta los compromisos financieros” y reparó en que a partir de la declaración de emergencia sanitaria “la Municipalidad está utilizando recursos afectados, que tenían otro destino”, inclusive, para pagar salarios.

“Me parece oportunista y que

persigue una finalidad política”

“Creo que lo que el Frente de Todos dice detrás de esto es pídanle al Municipio que el Municipio puede atender las demandas locales, situación que obviamente no se da en ningún municipio de la provincia”, dijo.

Desde una lectura política, el concejal oficialista le apuntó a Rogelio Iparraguirre que informa “todos los recursos que se han volcado a través del IFE y el ATP, me parece fantástico, son resortes que solamente pueden manejar los gobiernos nacional y provincial, que es quien puede emitir, endeudarse. Los municipios, cuando están en crisis, dependen de los recursos que recaudan y de los que reciben por la Ley de Coparticipación, que en realidad no está entregando los fondos necesarios. De hecho, el Gobierno de la Provincia ha utilizado apoyos económicos para que los municipios puedan pagar los sueldos, y me parece bien, pero la responsabilidad de administrar sigue siendo del Intendente”.

Y lanzó que “me parece oportunista y, sinceramente, que persigue una finalidad política, por un lado, tratar de restar recursos, o sea le saco recursos al Gobierno municipal, no aumenten las tasas, no cobren tasas, y por otro lado, le pido mayor gasto”.

Comparó el cumplimiento de abonar las tasas con la situación de un consorcio, al que decir que es como “pretender no pagar expensas y pedirle al administrador que pinte el edificio y arregle el ascensor. Es tan simple como eso”.

“Nunca administraron”

Civalleri destacó que “tenemos en Tandil un gobierno serio, que tiene responsabilidad de hacer algo que el Frente de Todos no tiene que hacer, que es administrar un municipio. Quizás porque nunca lo administraron, quizás porque no saben lo que es pagar salarios a fin de mes en el Municipio o en una empresa privada, y ese tipo de compromiso el Municipio lo tiene que tener en cuenta ahora y para lo que falta de este ejercicio, que son seis meses. Hay una cuestión de responsabilidad de quien administra que no la tiene el opositor”.

En ese caso, describió que “la pandemia ha sido larga y obviamente empezamos a vivir las secuelas, de la sanitaria nos estamos metiendo de lleno en la pandemia económica, y lamentablemente veo una actitud de tratar de salvar la ropa y cargarle responsabilidad al Municipio que difícilmente pueda enfrentar”.

“Mendigar recursos”

Por otra parte, al recordar que el gobierno de Kicillof avanza sin presupuesto para este año, le reclamó a la Provincia datos certeros sobre la coparticipación, es decir, si va a cumplir con la totalidad o con un porcentaje, porque de lo contrario el Municipio llega al día 20 sin haber recibido dinero y debe “ponerse en la lista de mendigar recursos ante la Provincia para poder pagar los sueldos y esa no es una situación políticamente razonable en un estado de derecho”.

En esa línea, sostuvo que “hay que darle a los intendentes, ya que no tenemos autonomía, por lo menos las herramientas que hagan previsibles sus gobiernos locales”.

También se refirió a los sectores que no volvieron a las actividades, como el turístico, peloteros, organizadores de eventos, jardines maternales, etc. y al reclamo del Frente de Todos para que la comuna los asista. “Pedirle al Intendente gestos cuando lo que tiene que hacer es gobernar y administrar, no es suficiente. Cuando no sabe cómo va a sostener los servicios de una ciudad como Tandil en los próximos 5 meses y medio para llegar a fin de año, pedir gestos a destiempo es muy difícil, porque no estamos terminando un proceso, lo estamos casi empezando. Ojalá la pandemia termine pronto y las consecuencias económicas pudieran terminar en 60 días. No va a ser así”.

Por último, expresó que “yo respeto gobiernos como el nuestro, que ha tratado de ser previsible en materia de administración de las finanzas públicas y no tener mañana que lamentar, por exceso de ‘gestos’, tener que terminar dejando de brindar algunos servicios que son elementales y que ningún otro los puede brindar que no sea el Municipio”.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

Deja un comentario