fbpx El presidente de la Sociedad Rural local advirtió que estarían “en la víspera de un nuevo paro” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El presidente de la Sociedad Rural local advirtió que estarían “en la víspera de un nuevo paro”

El sector agropecuario evidenció su malestar por la presión fiscal y el inminente anuncio de otro incremento a las retenciones. Matías Meli, titular de la Sociedad Rural de Tandil, expuso que el cierre de los registros de exportación evidencia que va a haber un aumento, lo que desataría el tan mentado cese de comercialización.

El Eco

En un otro capítulo de un potencial nuevo enfrentamiento entre el campo y el Gobierno, dirigentes de la Mesa de Enlace advirtieron que un incremento en la alícuota de las retenciones pueden abrir “las puertas a un conflicto”, de cara a la reunión que las entidades del campo mantendrán hoy con el ministro de Agricultura, Luis Basterra.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Rural de Tandil, Matías Meli, se acercó ayer a acompañar al intendente Lunghi en la apertura de las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante y realizó algunas declaraciones sobre el escenario actual del sector agropecuario.

“Es todo medio raro. La semana pasada la Mesa de Enlace se reunió con el ministro y quedaron en analizar el esquema de retenciones, pero ya es un hecho, porque el cierre de los registros de exportación evidencia claramente que va a haber un aumento”, refirió.

El descontento del sector 

Este martes las entidades se reunirán nuevamente con el ministro Basterra para continuar el diálogo, pero Meli fue escéptico en torno a este encuentro y consideró que no hay mucho margen para el diálogo cuando las decisiones están tomadas.

“Estoy a favor del diálogo, lo vengo diciendo con el cese de comercialización, que hay que agotar todas las instancias, pero el diálogo en algún momento se corta”, advirtió. Y alertó que se estaría “en vísperas de algún paro”. Vale reseñar que las instituciones vinculadas al agro pidieron un cese de comercialización de productos por 15 días y una rebelión fiscal con suspensión del pago de impuestos.

El titular de la tradicional entidad ligada al campo manifestó su malestar y el de la dirigencia en general por el esfuerzo que se le pide al sector, no sólo en cuanto a las retenciones a la exportación de granos sino también por la carga impositiva que deben afrontar.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, expresó vía Twitter estar “sorprendido” por la decisión del Gobierno y aseguró que la situación actual “se parece más a las prácticas a la que nos tenían acostumbrados cuando no había diálogo en el pasado”.

“Se continúa poniendo el foco en la contribución del sector privado vía impuestos sin que exista un esfuerzo conocido, concreto y sincero por mejorar las cuentas públicas por vía del control de los gastos”, agregó Pelegrina.

Gobierno vs. campo

En su discurso de apertura de sesiones ordinarias ante el Congreso, el jefe de Estado señaló que el crecimiento del campo es “uno de los objetivos” de su Gobierno y añadió que se ocupó para que los productores “tengan un más fácil acceso al crédito” y se cuidó el precio de los combustibles.

Enseguida, se refirió a las retenciones. “Partiendo de allí, y queriendo preservar el mejor desarrollo del campo, hemos hecho una propuesta generosa en materia de derechos a las exportaciones en la que solo se incrementa uno de un total de 35 cultivos que hoy están afectados por esos derechos”, dijo.
En diciembre pasado, el Gobierno subió de 24,7 a 30 por ciento las retenciones a la soja y ahora espera poder elevarlas en otros tres puntos. Según estimaciones, 2020 podría tener la segunda cosecha más grande de la historia por la que ingresarían 26.300 millones de dólares al país.

“El presidente Fernández en campaña dijo que no iba a aumentar las retenciones. El 10 de diciembre, cuando asumió, la mesa de enlace le acercó un memorándum con 14 puntos y pasó un mes sin convocatoria, llaman a una reunión y dos días antes aumentan las retenciones al 30 por ciento, mucho interés por el sector productivo no hay”, analizó Meli.
“Ahora llaman a una reunión y un día antes cierran los registros de exportaciones, el aumento ya está, en esta semana seguro que sale”, consideró.

El productor rural se focalizó además en el incremento de los gravámenes impositivos vehiculizados a través del aumento del impuesto inmobiliario rural de hasta un 70 por ciento para quienes poseen más de 2 mil hectáreas, la suba de las tasas municipales en un 60 por ciento, la tasa vial y el incremento de los ingresos brutos. “La carga no se soporta más”, sentenció.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario