fbpx Iparraguirre llevó la realidad del sector productivo local al encuentro con Axel Kicillof – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Iparraguirre llevó la realidad del sector productivo local al encuentro con Axel Kicillof

El candidato a intendente del Frente de Todos participó de la reunión con sus pares de todos los distritos bonaerenses. “Tenemos un municipio que le corre el cuerpo a los problemas de nuestros vecinos porque está mirando a la gestión con ojos del siglo XX”, cuestionó y enfatizó el “abandono” de “los que trabajan y los que dan trabajo”. Mientras acuerda una cita con Kicillof para los próximos días, afirmó que vendrá a Tandil antes del 27 de octubre.

El Eco

Rogelio Iparraguirre, candidato a intendente del Frente de Todos, transmitió su preocupación por la situación del sistema productivo y de los trabajadores de Tandil en la reunión que encabezó Axel Kicillof junto a los referentes de la fuerza política que competirán en las elecciones del 27 de octubre en los 135 distritos bonaerenses. En su intervención, el actual concejal delineó la problemática que atraviesa el sector productivo local y el “abandono” de la gestión de Miguel Lunghi de “los trabajadores y los que dan trabajo”.

El candidato Kicillof, que venció ampliamente a María Eugenia Vidal, se comprometió a visitar Tandil en el marco de una nueva recorrida por la provincia. El objetivo de los integrantes de la lista local es que pueda establecer contactos con empresarios del agro y la industria, además de comerciantes, para evaluar las propuestas, como así también realizar un acto para que los vecinos puedan escuchar al dirigente. Antes, Iparraguirre se reunirá con el exministro de Economía, en una cita que podría concretarse cerca del fin de semana venidero.

 

Los resultados

 

El encuentro comenzó cerca de las 16.30, en el polideportivo municipal Delfo Cabrera de Avellaneda, con la participación de los candidatos a intendente del Frente de Todos. Se realizaron dos rondas, en las que los dirigentes de las secciones electorales efectuaron un diagnóstico del desempeño en las PASO y de las principales problemáticas que afrontan las localidades.

En principio, repasaron la elección “desde una mirada política, de lo que se decía de nosotros y las perspectivas con las que arrancamos por el final del verano, y luego un análisis del resultado, distrito por distrito, los crecimientos en cada uno”, adelantó Iparraguirre.

El candidato local, quien participó junto a su par de Rauch Marisol Jodor, consideró que “más allá de la alegría que tenemos en Tandil y las perspectivas que el resultado de las PASO nos dio de cara a la elección general de octubre, en la que vamos a salir a construir un triunfo, es muy bueno ver el plano general de la provincia para entender que no somos una excepción sino que, por el contrario, hay casi una regla general de mucho crecimiento en el común de los distritos de la provincia, de la manera que se ha volcado el electorado hacia el Frente de Todos, que claramente lo que refleja es un estado de situación económico y social del país que, obviamente, no escapa a la provincia de Buenos Aires”.

Desde lo personal, marcó como una de las sorpresas la elección que realizó su amigo Amaro Sarlo en Saladillo, quien obtuvo 41 puntos, “en la mejor elección de la historia del peronismo en esa ciudad. Se encamina a octubre a ganar, a ser el próximo intendente. Fue uno de los resultados que más llamó la atención de todos”.

También destacó el caso de Mercedes, donde el actual intendente Juan Ustarroz, “la tenía difícil” según las encuestas y “tuvo un resultado absolutamente contundente”.

En resumen, analizó que “en los municipios donde no somos gobierno hace muchísimos años se acortó a tal punto la brecha, en muchos casos, que se sale a competir para ganar en octubre. En los que habíamos perdido en 2015, salvo una o dos excepciones, vamos a recuperar todos los municipios, y se consolidan los municipios donde gobernábamos”.

 

Los desafíos

 

En segundo término, se abordaron los desafíos de la provincia a partir de la gestión de Cambiemos. “María Eugenia Vidal deja una provincia con un endeudamiento en dólares equivalente al 93 por ciento del PBI de la provincia. Son datos duros, información. Nunca en la historia de la provincia de Buenos Aires había tenido semejante nivel de endeudamiento”, señaló Iparraguirre.

Entre otros aspectos, reseñó que “es la primera gestión en la historia que termina su mandato con menos escuelas y jardines de infantes que los que tenía cuando empezó. Es decir, no sólo no cumplieron con la promesa de los 3 mil jardines sino que se van de la gobernación con menos jardines. Lo mismo con el caso de las escuelas”.

Otro de los temas que trataron fue la situación de la salud pública y el estado de los hospitales provinciales, donde “hay un abandono y un deterioro fenomenal”.

Sin embargo, el candidato local enfatizó que “al igual que en Tandil, hay un abandono muy notorio de la gente que trabaja y de los que dan trabajo, que se encuentran absolutamente solos” y describió que “en el resto de la provincia ocurre lo mismo que en Tandil, donde la industria y los sectores de la producción fueron abandonados a su suerte”, lo que se traduce en “mayor preocupación” por la situación generalizada.

En su intervención ante Kicillof y sus pares, Iparraguirre hizo hincapié en la realidad del sector productivo serrano, y cuestionó que en los últimos años, “Lunghi nos tiene acostumbrados a patear la pelota” a la Provincia y la Nación. “Nada de lo que nos pasa a los tandilenses es culpa de él, con lo cual nos deberíamos hacer la pregunta de qué es lo que como vecinos y contribuyentes sí se le puede exigir al Intendente si nada de lo que pasa es responsabilidad suya”, evaluó.

En ese sentido, indicó que la crisis de la producción fue la “norma general” al escuchar a los candidatos de los 135 distritos y de vuelta en el plano local, trazó que existe un “abandono” de la gestión, donde los titulares y trabajadores de las pymes “no les conocen las caras a los funcionarios. En los últimos 4 años, incansablemente, he ido a fábricas, tambos, comercios, a lugares donde emprendieron distintos tipos de negocios, y pregunté qué tipo de soluciones o paliativos les han ofrecido los funcionarios municipales, y la respuesta es que no les conocen las caras”.

En el mitin de Avellaneda, el tandilense planteó que “tenemos un Intendente que tiene una concepción de la administración municipal que es propia de mediados del siglo pasado, cuando los intendentes tenían como responsabilidad frente a los vecinos el alumbrado, barrido y limpieza, mantener abiertas las puertas del sistema de salud, pagar los salarios de los trabajadores municipales todos los meses, bachear, asfaltar, iluminar y no mucho más. Hoy, en el siglo XXI, los intendentes están en la primera fila con cualquiera de los problemas. No están mirando primero si tengo la responsabilidad primaria o no, están adelante”.

Tras citar el caso de Junín, donde el intendente que es del sello Cambiemos se puso al frente de las gestiones para la vuelta del tren, como contrapartida, criticó que “tenemos un municipio que le corre el cuerpo a los problemas de nuestros vecinos porque está mirando a la gestión con ojos del siglo XX y Tandil tiene que ser mirado con ojos del siglo XXI. Tenemos nuevos problemas que requieren de nuevas soluciones. Es imposible que haya nuevas soluciones con los equipos de antes”.

En “sintonía” con la provincia

Tras repasar los detalles del encuentro, Rogelio Iparraguirre elogió al candidato a gobernador de su espacio Axel Kicillof y lo describió como “un cuadro político fenomenal. La provincia de Buenos Aires si hay algo que necesita es gestión, tiene que haber hombres y mujeres capacitados, formados y entregados a la gestión”.

En cuanto las propuestas, explicó que “fue muy cauto con respecto a que no podemos cometer la imprudencia y la irresponsabilidad que cometieron Macri y Vidal hace 4 años, prometiendo el oro y el moro y luego haciendo exactamente lo contrario” y volvió a referirse al “nivel de endeudamiento muy preocupante”.

Como conclusión, vaticinó que “va a haber que establecer una sintonía muy fina entre los distintos niveles de gobierno, la Nación, la Provincia y los municipios, para ir atacando los problemas que aquejan a cada uno de los distritos, a sabiendas de las dificultades que va a tener la provincia”.

En esa línea, apostó por el trabajo y el agregado de valor, en zonas como Tandil al sector agropecuario e indicó que la provincia genera el 9 por ciento del biodisel que se produce en la Argentina, aunque detenta el 32 por ciento del territorio cultivable. “Hay ahí un desafío pendiente enorme”, dijo Iparraguirre.

Entonces, citó el caso de un empresario local que “hace años que viene tirando solo” para avanzar en la instalación de un polo oleaginoso industrial. “Con la cuarta parte del grano de soja que sale de Tandil se puede agregar hasta un 300 por ciento de valor que produce ese grano fabricando aceites, harinas, margarinas de soja. Hay que pensar en eso y hay que emprenderlo, pero hay que hacerlo de la mano con una gestión provincial que esté en la misma sintonía, es decir, que esté haciendo su apuesta central hacia la producción y el trabajo, y no a la especulación financiera y los servicios que es lo que hizo el gobierno de María Eugenia Vidal”.

“Nuestro pueblo ha quedado inmovilizado”

En cuanto al devenir de la campaña que ya comenzó, Rogelio Iparraguirre refirió que Axel Kicillof pidió que transmitan a los vecinos esperanza, teniendo en cuenta que “nuestro pueblo ha quedado inmovilizado” entre el resultado de las PASO y la “debacle económica” que se produjo en las 48 horas posteriores.

“Tenemos que romper esa inercia, esa inmovilidad y salir a la calle a establecer todos los diálogos necesarios, mano a mano, cara a cara, con cada uno de nuestros vecinos, para discutir, interpretar, interpelar y sobre todo, construir una visión de conjunto, de que hay un futuro posible en la provincia de Buenos Aires, de que hay un futuro posible y distinto en Tandil, que vale la pena y merecemos darnos una nueva oportunidad”, replicó sobre el llamado del candidato a gobernador.

En ese sentido, reseñó que hubo menciones a la campaña del “miedo”, donde el oficialismo culpó a los votantes que no apoyaron el modelo de Cambiemos por la reacción de los mercados.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • Qué gran título!!! Iparraguirre “llevó la realidad”, es decir, el cronista ya da por sentado que la opinión de Iparraguirre (que tiene todo su derecho a darla, claro), ya es “LA” realidad. Bieeen, maestría, un Pulitzer por allí, por favor.

Deja un comentario