fbpx La ciudad recibirá este año 50 millones de pesos menos de coparticipación – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La ciudad recibirá este año 50 millones de pesos menos de coparticipación

El coeficiente único de distribución (CUD) que se usa para calcular los fondos provinciales que recibirá cada distrito, presenta variaciones en un indicador que mide los servicios de salud e hizo disminuir el índice correspondiente a Tandil. Lunghi cuestionó que este parámetro va en detrimento de la atención primaria de la salud.

Municipalidad de Tandil

El Eco

Los fondos que la ciudad recibirá este año en concepto de coparticipación bajaron un 2,65  por ciento con respecto a 2019. De acuerdo a la Ley 10.559, las 135 municipalidades bonaerenses perciben  el 16,14 por ciento del total de ingresos que percibe la Provincia en concepto de impuestos sobre los Ingresos Brutos, Impuesto Inmobiliario, Impuesto a los Automotores, Impuesto de Sellos, Tasas Retributivas de Servicios y Coparticipación Federal de Impuestos.

Las partidas que se asignan a cada distrito se miden en base al Coeficiente Único de Distribución (CUD), según una serie de parámetros, históricamente discutidos por intendentes y legisladores. De tener el 1,09 del coeficiente el año pasado, Tandil pasó a registrar un 1,06 en la pulseada por los recursos provinciales de 2020. Cabe consignar que la tendencia en los últimos años ha sido decreciente.

La distribución del dinero 

Para la elaboración del presupuesto municipal 2020, se estimaron  recursos de la Provincia por un total de 1.956.648.287 de pesos. Con la baja del CUD, finalmente llegarían 50 millones de pesos menos de lo calculado inicialmente.

Este coeficiente se actualiza todos los años y la normativa vigente establece que se constituye a partir de un 58 por ciento que se relaciona con cuestiones demográficas, que a su vez se subdivide en tres ítems: población, capacidad tributaria inversa y superficie. Este parámetro  no registra en general grandes variaciones.

Lo que sí cambia mucho año a año es el 37 por ciento del reparto que se relaciona con los servicios de salud. Se trata de una suma de dinero que perciben los municipios en función de la producción de los establecimientos públicos municipales de salud. El índice se completa con un 5 por ciento  que corresponde a las funciones transferidas por la Provincia o la Nación.

La disminución del coeficiente se produjo en base a la baja  del  régimen de salud, que se estima en base a los establecimientos sin internación que hay en la ciudad, la cantidad de consultas, el egreso de pacientes, el número de pacientes por día, la cantidad de camas ocupadas y de camas  disponibles, etc.

El cuestionamiento a las mediciones 

El intendente Lunghi planteó al respecto que no comprende las mediciones efectuadas porque las estadísticas relevaron más movimiento en esa área que el año pasado. “Los intendentes venimos peleando desde siempre que no hay distribución de dinero para centros de salud sino para camas de internación. Cuando todos sabemos que lo más importante en salud es prevenir. Y para prevención no hay ningún porcentaje  de dinero, teniendo 14 centros de salud y un nivel de atención alto”, explicó el jefe comunal.

En efecto, las variables no son cualitativas, sino cuantitativas, y quizás una reducción en la cantidad de internaciones significa  una mejora en la atención primaria de la salud, pero en los números esto “castiga” al indicador y se traduce en menos dinero para las arcas comunales. De alguna manera, el coeficiente de distribución lo que pretende es girar un mayor caudal de fondos a aquellos distritos que menos recaudan y menores posibilidades tienen de generar sus propios recursos.

No obstante esto, el régimen de salud fomenta que los municipios ofrezcan servicios sanitarios de alta complejidad, lo que confronta con la política sanitaria nacional y provincial que adjudica a ese nivel del Estado un papel relevante en el ámbito de la prevención y la atención primaria.

“Siempre hay que mejorar y avanzar pero estoy conforme con la salud en Tandil, vamos a disponer de 1500 millones de pesos del presupuesto local pero no podemos poner más y precisamos ayuda provincial”, señaló el pediatra, quien afirmó que en el Sistema Integrado de Salud pública se atienden alrededor de tres mil derivaciones anuales de la zona.

“No se puede tener un Hospital de Niños en cada ciudad, lo que hay en otras localidades es una sala para estabilizar al paciente y trasladarlo 60, 70 kilómetros, y muchos vienen a Tandil. También hay necesidades que de a poco se irán cubriendo, no hay neurocirujano infantil y los pacientes se derivan a Mar del Plata, pero por suerte los casos son pocos. Para el  futuro centro de oncología pediátrica hay donaciones y un lugar armado con aparatología, pero no hay oncólogo infantil en la ciudad. Se necesita una densidad poblacional mucho mayor para cubrir todas las especialidades, pero está montado y algún día se cubrirá”, defendió.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario