fbpx La fuerte presión fiscal ahoga el pulso de las pymes locales, que no escapan a la crisis – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La fuerte presión fiscal ahoga el pulso de las pymes locales, que no escapan a la crisis

Las grandes cargas impositivas, que se inscriben dentro de un contexto de recesión, complican el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas también a nivel local. Las tasas crediticias siderales y la escasa rentabilidad de un perfil productivo que tiende a la reprimarización de la economía, entre las variables que más perjudican al sector.

El Eco

La coyuntura económica nacional también repercute en Tandil, como ha sido demostrado a través de datos estadísticos y diferentes relevamientos relacionados a diversos indicadores económicos. En este contexto, la presión fiscal es uno de los principales focos que atentan contra el crecimiento y sostenimiento de las pymes, un sector muy vapuleado por la crisis.

Gustavo Dacovich, titular de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas de Tandil (Apymet) brindó su punto de vista sobre el complejo escenario que se cierne sobre el rubro, sin miras de que repunte en el futuro próximo.

“Hay que promover la producción, salir al mundo, poner objetivos claros y buscar un protagonismo que hoy no tenemos con productos elaborados”, expuso.

Estos horizontes se alejan del perfil productivo actual, tendiente a  una reprimarización de la economía,  que  juega en contra de una real expansión del sector productivo que ya no manufactura materias primas.

“Habría que producir manufacturas, incluir mano de obra, aliviar el tema de las cargas sociales que son inviables y pasan a ser un costo más”, consideró.

De acuerdo a su análisis, el estado “asfixiado” encuentra en los frondosos gravámenes impositivos que perjudican al sector, una alternativa de recaudación para solventar sus onerosos gastos estructurales. “Por una cuestión de ideología, de política, porque no les conviene o por comodidad no van a achicar el estado. Se produce menos y el estado gasta igual o más”, analizó, y advirtió que la presión tributaria va a seguir igual.

“No conviene producir” 

En el panorama desplegado por Dacovich, el sector financiero  actúa, de algún modo, en detrimento de la producción, teniendo en cuenta que es el único que ha experimentado un crecimiento y que el mayor caudal de fondos no se invierte sino que ingresa a circular en el sistema de finanzas.

“Hoy por hoy no conviene producir. Es una decisión política, no la compartimos pero es así, las reglas del juego la pusieron para ese lado, que es muy distinto  a lo que dijeron en campaña que iban a promover las Pymes”, señaló.

De acuerdo a un informe de la Cámara Empresaria de Tandil y la Facultad de Ciencias Económicas de la Unicen, el sector financiero, analizado a partir de las estadísticas de depósitos y préstamos bancarios, elaboradas a través de los datos del Banco Central, expone que en el último trimestre de 2018 los montos depositados crecieron un 45 por ciento interanual, acompañando el aumento del nivel general de precios observados en el periodo. Similares comportamientos se registraron en Nación y Provincia.

Los préstamos otorgados por entidades financieras de la localidad, por su parte, evidencian un crecimiento interanual  del 0,1 por ciento, que se traduce en una marcada contracción en términos reales. La variable relevante a la hora de tomar decisiones de ahorro es la tasa de interés real.

Créditos inaccesibles

Si bien detalló que no hubo  un cierre masivo de Pymes en la localidad, ni reducciones de personal significativas, como se ha registrado en otras áreas de la actividad económica, afirmó que de todas maneras eso no significa que la situación sea buena y que no hayan existido cambios en los emprendimientos.  Uno de los mayores escollos que hallan los pequeños empresarios es la imposibilidad de acceder a créditos para invertir en herramientas e insumos, debido a las siderales tasas de interés que implica la toma de un préstamo de esta índole.

“Las pequeñas industrias  están endeudadas, hoy no existe que se pueda tomar un crédito de capital de trabajo  para invertir en insumos, para producir más o sobrellevar la crisis, porque no se puede competir con las tasas financieras”, aseveró.

“La presión fiscal es inmensa y no hay financiamiento, las tasas son imposibles de afrontar, nadie puede sacar un crédito para comprar una máquina para producir a un 70 por ciento anual”, sostuvo.

Para el referente empresarial, no hay número que compare colocar el dinero en plazo fijo y este es un factor que perjudica la rentabilidad de los sectores productivos, cuyos indicadores de actividad  se reducen.

Al respecto fue categórico: “Necesitamos más  ingresos en la economía, dejar de producir bienes primarios y pasar a manufacturar”.

Comprá Pyme

Por otro lado, ante los magros resultados, el Ejecutivo provincial decidió trasladar el control del programa “Comprá Pyme” a los municipios.

El programa fue lanzado a principios de junio del año pasado, relanzado en noviembre junto con otras medidas destinadas al sector anunciadas por Vidal y luego reciclado para enfocarse en el rubro textil, algo que también fue anunciado, ya este año, por la mandataria bonaerense y el ministro Tizado.

Según se exhibe  en una disposición publicada el 14 de mayo en el Boletín Oficial, la Provincia aprobó el modelo de convenio para ser suscripto con las “dependencias municipales competentes”, para que las mismas controlen la “implementación y ejecución” de este programa.

Hasta el momento no se ha instrumentado en la comuna, pero la pronta visita de  la directora provincial de Comercio, Sabrina Solnicki, podría arrojar precisiones sobre el asunto.

“Se estima necesario encomendar a dependencias municipales que cuenten con la infraestructura necesaria, la tarea de inspeccionar y constatar el nivel de cumplimiento del programa en los comercios adheridos al mismo y radicados en su jurisdicción”, enfatiza la disposición firmada por Solnicki.

Acerca de esta novedad, Dacovich informó que el programa nunca se aplicó en Tandil (previo al traspaso) por una cuestión burocrática,  según le dieron a entender, pero aguardarán las novedades que surjan a partir de este

“Es una buena forma de promocionar que compren productos locales, aunque hasta ahora no ha estado en vigencia. Todo lo que sea facilitar la venta siempre es beneficioso para todos, tanto para el comprador como para la industria porque se estimula la producción”, concluyó.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario