fbpx La oposición cuestionó la firma del convenio con Salud por la CUS aun sin conocer su continuidad – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La oposición cuestionó la firma del convenio con Salud por la CUS aun sin conocer su continuidad

Sigue la polémica por la rúbrica del acuerdo con la gestión saliente para la implementación de la estrategia de fortalecimiento del primer nivel de atención. La concejal del Frente de Todos, Guadalupe Gárriz, reforzó las objeciones y dijo que esperan los lineamientos del nuevo ministro. Sostuvo que responde más una “estrategia política que otra cosa” y sugirió que, por una cuestión de responsabilidad, debieron aguardar a la asunción de las nuevas autoridades.

El Eco

Sigue la controversia en torno al acuerdo firmado el 14 de noviembre pasado entre el intendente Miguel Lunghi y la exSecretaría de Salud de la Nación durante la gestión de Mauricio Macri para implementar la estrategia de salud familiar y comunitaria en el marco de la Cobertura Universal en Salud –CUS-.

La convalidación del convenio durante la última sesión de 2019 del Concejo Deliberante por mayoría –y con el voto doble del presidente del cuerpo, Juan Pablo Frolik- disparó críticas de la oposición, que planteó con firmeza sus objeciones ante un hecho que genera “más dudas que certezas”.

Bajo esa misma mirada, la concejal del Frente de Todos, Guadalupe Garriz, retomó algunas de las consideraciones ante la vigencia del programa para el cual la gestión anterior giró recursos para becas correspondientes a los meses de noviembre y diciembre.

De allí surgió el reclamo por parte del edil de Juntos por el Cambio, Luciano Grasso, y exintegrante del equipo de Rodolfo Rubinstein para que no se discontinúe la implementación de la estrategia por su importancia, independientemente del cambio de Gobierno.

“Tandil es el único municipio que adscribió a este convenio; no entendemos la premura si ahora piden la continuidad”, reclamó Gárriz, que alertó que este pedido “suena más como una estrategia política que otra cosa, con la gente comprometida para el trabajo en el medio”.

“Cómo vamos a sostener un convenio que se acaba de firmar si no tenemos garantías de continuidad”, cuestionó, y de allí hizo hincapié en la importancia de asegurarse previamente las condiciones y los lineamientos a implementar por el nuevo Gobierno, “por una cuestión de responsabilidad”.

Por eso, ante la advertencia que transmitió el exdirector nacional de Salud Mental de la administración de Cambiemos para que se cumpla con lo pautado, Gárriz consideró que forma parte de una “especulación” política que busca “dejar al gobierno entrante con ese compromiso”.

Y defendió que la administración que ingresa “se permite hacer un diagnóstico, estudiar la situación y hacer sus propios lineamientos”, y reclamó responsabilidad al Ejecutivo comunal “y esperar un mes a que se definan los lineamientos del Ministerio de Salud para ver si era viable o no”.

En definitiva, aseguró que el convenio sigue generando “más dudas que certezas” ante la ausencia de modificaciones y ahora con la expectativa para ver qué sucede a nivel ministerial.

De todos modos, y pese a lo expuesto, defendió que fortalecer el nivel de atención primaria de la salud es “imperioso, necesario y estamos a favor”.

Algunas consideraciones

Entre las consideraciones, no olvidó mencionar que la gestión de Mauricio Macri bajó el rango de ministerio a Secretaría de Salud y “desmanteló” diversos programas y líneas de acción como “la Dirección de Enfermedades por Vectores, los programas Argentina Sonríe (derogado en octubre de 2016), Qunita, Salud Sexual y Procreación Responsable (a fines de 2015 fueron canceladas todas las actividades de capacitación y gestión generadas por esta área), Remediar, el Banco Nacional de Drogas Oncológicas”.

También alertó que Tandil es el “único municipio” de la provincia de Buenos Aires que rubricó el convenio con la exSecretaría de Salud, que se concretó el pasado 14 de noviembre entre el intendente Miguel Lunghi y Adolfo Rubinstein.

Y contextualizó que, una vez que ingresó el expediente al Concejo Deliberante para su convalidación el pasado 10 de diciembre, “nos interiorizamos y estudiamos el tema”.

En función de eso, observaron en el bloque que “los 35 becarios están percibiendo la beca desde el día 1 de noviembre y que han percibido su remuneración correspondiente”, hecho que calificó de “alarmante” poniendo en énfasis en que “entonces se pueda prescindir del cuerpo legislativo para avalar y dar legitimidad a la propuesta”, cuestionó Gárriz en su posteo.

“Premura y urgencia”

En diálogo con El Eco de Tandil, la concejal se detuvo en la “premura y urgencia” que acompañó el tratamiento del expediente más aún ante la falta de información precisa frente al cambio de administración en el Estado nacional.

Ante este esquema, los concejales del Frente de Todos consideraron “poco atinado y responsable” avanzar con la convalidación de un convenio que se selló con la anterior gestión a poco del recambio de autoridades y ante la “ausencia de lineamientos o documento oficial del nuevo ministro de Salud de Nación sobre la continuidad o no de esta tan controversial Cobertura Universal de Salud”.

“No se sabe si esto va a continuar o no y nos sorprendió que ya estuviesen en actividad y cobrando”, advirtió Guadalupe Gárriz sobre el envío de recursos destinados para las 35 becas y más aún “pensando en la función del Legislativo que pretende que se convalide algo que ya está ejecutado”.

Renegó de la “escasa información” en torno a los detalles del convenio para implementar la estrategia en el primer nivel de atención de la salud mediante el fortalecimiento de los equipos interdisciplinarios y citó la falta de respuesta al reclamo efectuado por 50 profesionales de atención primaria.

“La carta fue presentada para solicitar información porque entienden que es necesario para la coordinación de acciones, nota que nunca fue respondida. Esas becas van directamente a aplicarse a los espacios a los que están que ya están funcionando generando equipos de trabajo que articulan con los ya existentes”, describió.

Gárriz sostuvo que esta actitud generó “mucho malestar”, que sumó la falta de certezas en la selección de los becarios frente a la existencia de las promotoras sociocomunitarias. “Esas personas no se enteraron de esa convocatoria”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario