fbpx Para Patricio Fernández “invertir y desarrollar en un país que se divide es imposible” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Para Patricio Fernández “invertir y desarrollar en un país que se divide es imposible”

El titular de Matelec analizó que los últimos meses fueron muy duros para el sector comercial. Se sintió decepcionado del gobierno nacional por no poder saldar la grieta. Destacó la importancia de la renovación en todos los ámbitos y pidió por mayor mantenimiento de la ciudad.

Patricio Fernández, titular de Matelec

El Eco

“Mirando Tandil, charlas de verano”, el ciclo de entrevista de análisis que excede a la coyuntura y que permite a los entrevistado tener otra perspectiva que escapa a lo cotidiano en la ciudad. Políticos, dirigentes sociales, empresarios y emprendedores, los protagonistas de los reportajes que pueden encontrar en forma audiovisual en www.eleco.com.ar o en www.youtube.com/elecodetandil . Hoy: Patricio Fernández, exPresidente de la Cámara Empresaria de Tandil y titular de Matelec,

¿Cómo es el balance de los últimos meses del sector?

El sector comercial estuvo muy castigado en 2018. No en forma pareja, no en todas las actividades, pero estuvieron castigadas en mayor o menor medida, y lo que se notó es que hasta mediados de año estuvo todo más o menos normal y luego empezó un caída fuerte. La parte cambiaria afectó mucho, a nuestro criterio personal, afectó la improvisación con lo que se sucedieron los hechos. Nadie esperaba una devaluación tan grande y todos pensábamos que los números macroeconómicos estaban un poco mejor de lo que realmente estaban. Se produjo una disminución de la actividad, actualmente está planchada, es lo que vemos nosotros. La economía funciona en base a expectativas y confianza, y lo que veo es que en todos los sectores, el industrial, el productivo, el comercial, las expectativas están muy bajas, esto está llevando a que prácticamente no haya presupuestos de inversión. No hay proyectos ambiciosos.

¿Qué fue lo que sucedió realmente?

La carga del gobierno anterior fue fuerte. Pero lo grave es que fue muy fuerte también para el gobierno que ingresó, no la conocía aparentemente. A mí lo que me sorprendió es que el gobierno que inició generaba expectativas en base a un gobierno de acuerdos y que iba a refundar todos los sectores, en realidad no pasó eso, no fue un gobierno de diálogo, entonces las expectativas se fueron bajando. El gobierno intentó mantener las mismas tendencias con las que se venía. No vi un cambio. No vi una desgravación impositiva a quien quiera invertir, no vi un incentivo para hacer cosas, todo lo contrario, basta ver que cuatro años después terminamos con la mayor cargo que hemos tenido fácil en 60 años. Las actividades han perdido rentabilidad porque se la lleva el Estado. Se la está llevando en un gasto que se podrá discutir, que hoy es una caja negra que no tiene fin y se está llevando la rentabilidad de nuestras empresas.

¿Y la ciudad cómo se encuentra ante este panorama?

Tandil tiene grandes virtudes y la primera es diversificación económica. El sector industrial no es de empuje pero tiene un sector productivo que puede llegar a empujar a pesar de venir de una sequía muy grande y de un proceso de retenciones, pero la verdad hay esperanzas de que se reinvierta algo con los valores que está tomando el commodity. El sector turismo empezó a caminar. Además Tandil tiene una comunidad que es bastante activa. Hay ingresos de los sectores públicos y se vuelcan a las actividades económicas. A la ciudad la veo mejor que a otras de su tipo en la Provincia. Considero que será líder de la región por éstas características que menciono. Y además por la Universidad del Centro que mantiene un espíritu joven y emprendedor increíble.

La fuente laboral también se vio afectada en la ciudad…

Tandil no tuvo despidos masivos salvo lo que sucedió con Metalúrgica Tandil. Creo que el compromiso que deberíamos tomar desde el sector empresario en este momento es tratar de mantener la fuente laboral. Hay varias razones. La primera es por el propio entusiasmo que se tiene como empresario en la actividad. Luego la mano de obra que uno tiene es la que se capacitó, que no es poco tiempo. Tercero hasta por un tema de sensibilidad social, deberíamos hacer esfuerzos para mantener las fuentes laborales, del mismo modo que los sectores del trabajo deberían hacerlo en mejorar su rendimiento y productividad para ayudar los dos sectores en el proceso.

¿Cómo ves el proceso electoral desde el punto de vista empresarial?

Será un año electoral, de enorme polarización y de aumento de la grieta. Desde el punto de vista personal no le doy ninguna expectativa a futuro, ya que el gobierno oficialista dirá que no habrá inversión por temor a que vuelva el gobierno anterior y lo mismo del otro lado, la verdad que nosotros seremos rehenes de una grieta que sólo busca el rédito electoral que tiene la misma, el votar a una persona porque no le gusta la otra. Esta es otra de mis grandes decepciones. Si desde el 2015 se hubiese empezado con un gobierno de acuerdo y diálogo tal vez la grieta se habría superado. Pensar en invertir y en desarrollar en un país que se divide es imposible.

Van a cumplirse 16 años de gestión, ¿en qué pensás que transformó Lunghi a la ciudad?

Hizo un cambio fuerte en Tandil. En Miguel [Lunghi] lo que veo como un gran mérito es que es un vecino de la ciudad y conocía las falencias de la misma y el pensamiendo de los vecinos. Hizo un cambio y pudo acompañar el cambio que hizo la ciudad. Muchas veces la sociedad fue la que hizo el cambio. Miguel pudo acompañar todo el desarrollo privado. Me refiero al sector turístico, el entender que los espacios públicos son valores de la ciudad y evidentemente produjo una transformación en la ciudad.

¿La idea de renovación es correcta?

En la Provincia se estableció que los mandatos no pueden durar más de ocho años, en consecuencia, hay un criterio de renovación. La posibilidad de nuevas dirigencias no son retrocesos, son apostar al futuro. Creo que hay un consenso general de que las renovaciones son positivas, que las renovaciones refrescan los mandatos y crean cosas nuevas. Hablar de renovación no significa eliminar todo lo anterior, ni negarlo. Significa levantar a lo anterior y darle una nueva energía para la nueva gestión. Yo personalmente soy partidario de las renovaciones. No lo hablo solo con Miguel, lo hablé también cuando fueron las renovaciones de los caudillos del conurbano, por ejemplo.

¿Deberán aparecer nuevas figuras?

Afortunadamente en Tandil la grieta no existe. En eso hay gran mérito del gobierno local y también de la oposición. Uno puede hablar con dirigentes del peronismo y del kirchnerismo y se está hablando con un ciudadano más, no hablan de la grieta, ni de ellos ni de nosotros. Eso es muy positivo. Creo que la presencia de alguien que por lo menos diga que quiere presentar una alternativa como lo de Marcos [Nicolini] es loable y es muy interesante. Le abre un nuevo panorama a la ciudad, más allá del resultado. Si hay un intendente nuevo, al nuevo intendente, y si sigue Miguel por el voto de la gente, también será un llamado de atención para decir que algo hay que renovar en la gestión porque si no se abren demasiados frentes.

¿Qué está necesitando Tandil?

Las dinámicas dependen de los momentos y circunstancias políticas. La del 2003 Tandil la acompañó perfectamente. Es muy difícil pensar en un dinámica individual en una ciudad independientemente del contexto. En Tandil se hizo mucho y se han inaugurado muchas cosas. Lo que siento a veces es que como no se tuviera el mantenimiento adecuado. Hay que pensar es continuar con el proceso de infraestructura pero mantener la ciudad con el mantenimiento que necesitamos los vecinos. Hasta de las cosas más simples. También hay que seguir trabajando en una red multisectorial que sirva de semillero para los nuevos tiempos que vienen. Ahora viene el proceso de decir ´cuidemos la casa, limpiemosla, arreglemosla, mantengamosla´. El 2019 no lo veo con grandes expectativas porque a nivel empresarial será de gran grieta. No veo por ninguno de los sectores saldar eso. En el aspecto local veo una comunidad dinámica y que seguirá trabajando. En un contexto como el actual, mantener lo que se hizo en Tandil no es poco.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario