Recrudeció el conflicto de los enfermeros y se proyecta un paro para la próxima semana

Asamblea Roberto Martínez Lastra, secretario general, junto a Cecilia Soto, David Marconi y Lisandro Martínez Mendieta, junto a otros integrantes del gremio llevaron adelante la reunión programada con los enfermeros en el salón de usos múltiples del Hospital de Niños “Debilio Blanco Villegas”. Sobre el cese de actividades que se produciría la semana venidera exigiendo la recomposición salarial mencionada, Marconi indicó que “lamentablemente era el panorama que nosotros preveíamos luego de la poca predisposición en la negociación por parte del Departamento Ejecutivo”. Detalló que “además se violó la ley de negociación colectiva que es la ley madre que tenemos los trabajadores municipales en la provincia de Buenos Aires, donde claramente con prácticas desleales intentaron una negociación fuera del gremio y en medio de la conciliación. Con este panorama sumado a algunas declaraciones con respecto a cómo trabajan o la diferenciación de la calidad de los compañeros, el espíritu de los trabajadores, con quienes estamos en permanente contacto, no iba a ser el mejor”. Comentó que “estuvimos realizando la asamblea llevándole a los enfermeros lo último que se dialogó con el Ejecutivo y viendo cómo seguir. Los compañeros quieren seguir con el reclamo y luego de discutir la estrategia se definió continuar con la medida de fuerza”. Paro El dirigente gremial sostuvo sobre lo que viene que “directamente se resolvió ir a un paro, por lo que pensamos que la negociación viene para largo, salvo que el Ejecutivo quiera establecer realmente un diálogo productivo”. Detalló que “este viernes -por hoy- vamos a llevar adelante una nueva asamblea donde se va a definir prioritariamente y con toda la responsabilidad que eso significa cómo se van a garantizar las guardias mínimas, los servicios mínimos para los internados y a partir de resolver esa situación definir qué día se lleva a cabo la medida de fuerza”. Conflicto Remarcó que “el 18 de septiembre arrancamos con las protestas, llegamos a una medida de fuerza, pasaron dos semanas, hubo dos medidas parciales más, dos semanas más, hubo un paro por 24 horas en donde en el medio hubo un diálogo. Después vino todo el largo mes de conciliación donde no hubo avances. Fuimos a una reunión y se presentó la misma propuesta que al principio, por lo que resulta difícil destrabar el conflicto”. Por último Marconi reconoció que “va a ser un fin de año difícil y nosotros que representamos a los trabajadores tenemos que estar a la altura de las circunstancias y somos consecuentes con lo que pensamos en las acciones. El reclamo de los enfermeros está sin resolución y está programado el pedido del bono para los trabajadores y el porcentaje lógico y mínimo para el 2018, ateniéndonos no solo a la pérdida del poder adquisitivo en cuanto a la inflación, sino también a la devaluación de los salarios que cobramos los trabajadores municipales que somos unos de los más afectados. Esto sin olvidar la discusión que llevamos hace dos años del convenio colectivo de trabajo, que se ha avanzado, pero no nos engañamos, ese avance ha sido en algunas cuestiones más de formalidad dentro del convenio. Hoy estamos estancados porque desde la otra parte se está discutiendo la ley, algo que ya está establecido, y no podemos permitir que nos quieran hacer dar un paso atrás en ese sentido”. ]]>

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario