Tandil recibirá 36 millones de pesos menos por año a raíz de la baja de impuestos en las tarifas

El Eco

Luego del anuncio de la gobernadora María Eugenia Vidal de reducir los impuestos provinciales de las tarifas de luz, gas y agua, funcionarios del Municipio se reunieron para analizar el impacto que eso tendrá en la ciudad y puntualizaron que Tandil recibirá 36 millones de pesos menos por año.

El secretario de Economía y Administración Daniel Binando afirmó que la medida “afecta los números del Municipio y con gran intensidad”.

En concreto, del 27,10 por ciento de impuestos provinciales que contiene la factura de luz, la reducción será del 15,7. De ese porcentaje, una parte fue eliminada por decreto y la otra, que corresponde a la Ley 11.769, que es el 6 por ciento que se transfería a los municipios para el pago de alumbrado público, fue enviado por la gobernadora a la Legislatura, porque debe ser sancionado por ley.

Binando puntualizó que “significan 3 millones de pesos por mes. Nosotros tenemos un gran consumo de energía eléctrica en alumbrado público y las bombas que sirven para impulsar el agua corriente”.

Indicó que entre alumbrado público y bombas de agua el Municipio gasta más de 7 millones de pesos de pago de electricidad por mes, de los cuales: 3 millones obtenían de la Provincia en base a la Ley 11.769 (que son los que se eliminarían tras el debate en la Legislatura), otros 3 millones a través de la tasa municipal correspondiente a la ordenanza 5.791 (de alumbrado público) y un millón de pesos adicionales que agregaba el Municipio de fondos de libre disponibilidad.

Ajuste presupuestario

Frente a este panorama, Binando planteó que “nosotros indudablemente vamos a tener que hacer un ajuste presupuestario, dialogar con los concejales porque es algo muy importante hoy la electricidad urbana. El alumbrado público no es cosa de ornato como era 20, 30 años atrás. Es una cuestión de seguridad, cada vez hemos puesto más luminarias, hay cambios tecnológicos”.

Consideró que la medida tendrá un “fuerte impacto”, pero justificó que “lo que ocurrió para atrás de tener tarifa regalada hoy lo estamos pagando”.

“El Municipio va a estar con esto, la Provincia también y me parece que el Estado nacional, el Presidente también tendría que disminuir el IVA porque la factura residencial tiene el 21 por ciento. No ocurre como el sector comercial o industrial que puede tomarse el crédito, el usuario residencial paga el 21 y creo que también sería una buena medida reducir el IVA. Entonces estaríamos los tres estados haciendo un esfuerzo”, manifestó.

Calidad de servicios

En tanto, sostuvo que “no nos olvidemos que cuando hay municipios ordenados como éste que sabemos realmente en qué se usan los fondos, es calidad de gestión y servicios que se dan. Por lo tanto, si no logramos ordenar o buscar otra fórmula, estaríamos quitándole servicios a la población”.

“Todo depende también de qué tipo de servicio quiere recibir la población. Si quiere mejores servicios y mayor calidad esto siempre tiene un valor de precio mayor”, afirmó.

En ese sentido, consideró que “es la discusión que nos vamos a tener que dar como sociedad, discutirlo con el Concejo Deliberante, ver la posibilidades de costos que tiene el Municipio. Veremos qué sucede en el debate en la Legislatura. Sabemos que estos ajustes va a haber que hacerlos de ahora en más”.

Si se aprueba en la Legislatura, evaluó que “vamos a tener que obtener recursos por 36 millones de pesos de otra fuente para seguir manteniendo el sistema de alumbrado público que tenemos en la actualidad”.

Alternativas

Recordó que obtener recursos a través de las facturas comenzó en la década del 80 porque la cobrabilidad a través de las tasas municipales en todo el país en general era muy baja. “Yo recuerdo que en 1985 no llegaba al 60 por ciento la gente que pagaba los impuestos. Entonces se empezó a  optar por cobrar con las facturas de servicios tipos de impuestos basados en el consumo de la energía”, indicó.

Y en ese contexto, señaló que “a partir de ahí se mantuvo  ya que el objeto de eso es tener una buena cobrabilidad porque cuando uno no tiene una buena cobrabilidad de las tasas, hay que aumentarlas, y realmente perjudica a quienes cumplen”.

Además, explicó que “cuando se creó la Ley Penal Tributaria se puso a los estados nacionales y provinciales pero se dejó afuera a los municipios, por lo tanto evadir tasas municipales no es un delito tan grave, por lo cual los municipios están más indefensos”

Por consiguiente, consideró que si no surgen “nuevas fuentes de financiamiento, que va a ser un tema de debate, indudablemente esto se va a tener que transferir a las tasas habituales, por ejemplo a la de servicios generales”.

Y aprovechó para aclarar que los dichos del edil Mauricio D´Alessandro acerca de que el concepto de alumbrado público se cobra dos veces, en la factura de luz y en la retributiva de servicios, son erróneos.

“Es un error tremendo, ni siquiera leyó bien la ordenanza fiscal, está bien claro cuáles son los conceptos de la tasa retributiva de servicios y no está el alumbrado público”, manifestó.

Los impuestos municipales

En cuanto a la sugerencia del presidente Mauricio Macri de que los municipios también eliminen impuestos, consideró que las tres tasas que aparecen en la factura de luz tienen una función “muy importante” y que si bien hay que debatirlo, planteó que “si se quitan recursos baja la calidad del servicios”.

“Por la calidad de los servicios que se prestan y la transparencia que hay en las tres tasas sería conveniente tratar de mantenerlos”, afirmó en diálogo con El Eco de Tandil.

Detalló que dos de las tasas (Ordenanza 2505 y 5791) tienen como destino el alumbrado público (una para la extensión de la red y la otra para mantenimiento). La otra tasa es para el FAS (Fondo de Ayuda Solidaria) el cual tiene por objeto subvencionar a las personas que no tienen obra social en la atención de tratamientos de alta complejidad. Y ejemplificó que tienen un convenio con la Clínica del Corazón donde van personas que no tienen cobertura social y se financia a través del FAS.

“Es un alivio”, dijo el presidente de la Cámara Empresaria

Respecto a la reducción de impuestos, el presidente de la Cámara Empresaria Agustín Usandizaga afirmó que “lo tomamos muy bien, nos parece que era una línea de trabajo que nosotros nos habíamos propuesto, queríamos que esto ocurriera”.

“Proponíamos algunas cosas intermedias sabiendo que el Estado tiene sus necesidades y hay que financiarlas pero finalmente la demanda se escuchó, hemos sido una de las voces así que estamos muy conformes, falta la instrumentación pero va en línea con el pedido”, sostuvo.

Y consideró que es un “alivio, va a impactar realmente en el bolsillo y en el costo de las empresas. Veremos cómo se instrumenta y veremos qué tan grande es el impacto pero creemos que sí lo va a ser”.

“En las próximas subas también va a ser un alivio así que es importante. Va a producir una baja en el corto plazo y una suba menor en el mediano plazo. Está bien que el Estado quite subsidios pero cada vez que saca un subsidio se escalan los impuestos en un valor absoluto y se paga mucho”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario